Saltar al contenido
Prodecoracion

La cama plegable más funcional de Conforama

cama plegable conforama

¿Te sientes mal cada vez que tienes invitados y si se tienen que quedar duermen en el sofá?

Pues ya no tendrás nunca más ese problema, porque con una cama plegable siempre tendrás un espacio cómodo para tus visitas.

Puff cama plegable ideal para ocasiones inesperadas!

cama plegable conforama

Modelo Guest

¿Qué te parecería tener un mueble cama plegable de Conforama en una habitación?

Esta es una de las mejores camas plegables de Conforama, porque cuando está plegada la puedes dejar apoyada en una pared y que no ocupe de espacio. En todo momento la tendrás lista.

Su mismo nombre ya es garantía de que es ideal para invitados. Una vez abierta, se convierte en una cama de 80 cm de ancho y 204,5 de fondo.

El grosos del colchón es de 9 cm y este se adapta perfectamente a la forma del cuerpo de la persona que se tumba en él. Relleno de espuma de alta densidad y estabilidad.

Con un precio muy interesante, querrás tenerla de tu lado si recibes muchas visitas.

Puff cama plegable Conforama

Modelo Regatta

¿No te ves capaz de mandar a tus visitas a dormir sobre un puff? Eso es porque todavía no has no has visto el modelo Regatta.

Se trata de un puff cama plegable de Conforama que garantiza el perfecto descanso de las visitas que se tengan que quedar a pasar la noche, sin perder comodidad ni trastocar demasiado la decoración del hogar.

Se puede convertir, en tan solo unos segundos, en una cama de 63×185 cm. Su estampado inspirado en los motivos náuticos hace que sea muy llamativo y su relleno es el mejor para descansar tras un largo viaje.

mueble cama plegable Conforama

Modelo One

¿Prefieres tener una cama plegable de Conforama que puedas aprovechar en el día a día? Algo tan sencillo como un sillón puede ser lo que necesitas.

El modelo One es un sillón cama plegable que puedes usar durante el día como un sillón convencional y por la noche convertirlo en una cama para acoger a esos invitados de última hora.

Sin realizar apenas esfuerzo, se convertirá en una cama de 100×190 cm. El color negro que recubre su tejido hace que no sobresalga demasiado sobre el resto de elementos de un salón.

Además, debido a su diseño sencillo se puede incorporar a cualquier estancia. Puede estar en la habitación de un niño para acoger primos o amigos, en el salón o en un despacho para cuando necesites desconectar un poco del trabajo.

Si vas a comprar una cama plegable y quieres que sea práctica, echa un vistazo a este modelo.