Saltar al contenido
Prodecoracion

Las mejores ideas para la decoración de salones

salones

¿Estás teniendo problemas para decorar el salón de tu casa? El salón es la segunda habitación de la casa en la que más tiempo pasa una persona, después del dormitorio.

Por ello, tienes que crear un entorno agradable, para ti y tu familia. Te vamos a aconsejar una serie de ideas para la decoración de salones que te encantarán.

¿Cuáles son los mejores colores para decorar el salón?

La elección de los colores para pintar el salón puede ser muy íntimo. No obstante, existe una serie de colores que casan muy buen con estos, según el tamaño. ¿Te gustaría conocerlos?



colores para decorar el salón

Si el salón es pequeño, lo mejor es…

Cuando el salón es pequeño, lo mejor es ir a por colores que tiendan a ampliar el espacio. Lo más común sería apostar por el color blanco, pero tender siempre hacía lo mismo sería muy soso, ¿verdad?

Así pues, ¿por qué no probar con el color azul marino? A pesar de ser un tono oscuro, si se combina con muebles en tonos claros, aportará mucho a la habitación.

Otra opción sería mezclar el azul con un poco de verde, como por ejemplo el verde turquesa. Utilizando varios tonos en las paredes se conseguirá dar la sensación de que el salón es más grande de lo que parece.

Los colores cálidos como el rojo también ayudan a ampliar el tamaño de la sala, además de cargarla de energía. Quizás sea demasiado vivo, pero un tono cereza o burdeos aportará mucho a la estancia.

¿O por qué no pintar la habitación de dos colores? En las pinturas para salones de las tiendas encontrarás muchos, pero los que mejor pegan son el gris con el blanco.

Puedes, o bien pintar un par de paredes de blanco y otras de gris, o todo de blanco con el techo gris. O, si es un gris muy claro, toda la estancia de ese color.

¿Qué no te gustan los salones grises? Eso es porque no lo has probado. Para los que son pequeños, siempre será la mejor opción.

Por último, y es una apuesta muy común, están los colores “tierra”. Si estos son muy claros, como un amarillo o un marrón, dará mucho carácter a la estancia, al mismo tiempo que la hará parecer más grande.

¿Y si el salón es muy grande?

El caso cambia un poco cuando estamos hablando de salones de gran tamaño. En este caso, apostar por colores muy claros puede ser un error, ya que harán que el espacio parezca tan grande que puede ser hasta agobiante.

En estos casos, es mejor recurrir a pintura para salones en tonos más oscuros. El azul marino, un verde esmeralda o colores fuertes como el amarillo o el naranja. También podrías recurrir al violeta o el magenta.

Lo importante es que el espacio quede bien claro. Claro que, si pintas de un tono muy claro, para evitar esa sensación de “amplitud” tendrás que apostar por muebles en tonos más oscuros.

Así que tenlo muy presente a la hora de escoger los colores de pintura en salones. ¿Quizás seguir la tradición de los salones en gris? No, no es buena idea de que sea totalmente gris. Tampoco es buena pensar en salones blancos cuando hablamos de un salón de grande.

Mejor prueba a combinar dos colores diferentes, pintando un color fuerte para la zona del sofá que relaje, como un tono azulado, y algo más vivo para la zona del televisor, como un rojo o un naranja.

Sofá o chaise longue, ¿qué es mejor para la decoración del salón?

Mucho cuidado con esto. En ocasiones, los ojos nos juegan una mala pasada con el espacio, y se acaba cometiendo un tremendo error al comprar el tipo de sofá.

En el diseño de salones hay que tener muy claro el espacio del que se dispone antes de elegir una pieza u otra.



decoración del salón

¿Qué tipos de sofás hay?

Antes de nada, hablemos de las posibilidades que tienes para la decoración del salón. Las cuáles son:

  • Tresillo: Se trata de una composición de un sofá biplaza, o triplaza con dos butacas. Las butacas se suelen poner a cada lado del sofá.
  • Sofá + sillón: algo muy común es comprar un sofá junto con uno o dos sillones. Estos suelen estar frente al sofá o a sus costados, para que pueda fluir la conversación entre los invitados.
  • Sofá: ¿Por qué no solo un sofá? Si sois pocos en casa, ¿no sería mejor un sofá de dos o tres plazas? Puede tener sistema de relax o ser un sofá que se convierta en cama.
  • Sofá rinconero: Un sofá que se pone en una esquina, pudiendo ser de dos o tres plazas.
  • Chaise longue: Quizás la opción más utilizada: el sofá con chaise longue. Un diseño elegante y con diseños atractivos.
  • Sofá 2+3: Otra opción es apostar por tener un sofá de tres plazas y otro de dos. Algo muy común en la decoración de salones grandes.

¿Qué es mejor para el salón?

En realidad, podríamos decir que a la hora de escoger el tipo de sofá que va a ir en el salón ya depende del gusto personal de cada persona. Ahora, sino quieres cometer errores, tendrás que seguir una serie de pautas:

Cuando el salón es muy grande, siempre será mejor algo de gran tamaño como la chaise longue. Ahora, si sois pocos en casa, o soléis recibir pocas visitas, ¿por qué no un sofá de tres plazas con otro de dos?

¿O un sofá con dos sillones o butacas? La chaise longue podríamos decir que está reservada para hacer fluir la relación con la familia, pero cuando sois pocos, los otros muebles tienen el mismo efecto.



decoracion salon

Otra opción sería únicamente recurrir a los sillones. Algo, quizás, menos común. Pero si el salón es más profundo que ancho, para delimitar la zona de entretenimiento de la que puede ser de comer (en el caso que tengas la mesa de comedor en el salón), es la mejor opción.

Con los salones pequeños no hay duda: lo mejor es ir a por sofás de dos o tres plazas.

Aunque la idea de una chaise longue encante, estas son muy grandes y ocuparán un espacio muy valioso. Puedes comprar un sofá con asientos deslizantes y reposapiés, o con unos puff, para así relajarte.

En cuánto al tipo de tela o color, todo dependerá de tu gusto y del color de las paredes.

Sofás de cuero, tela o polipiel… Cada uno tiene un gusto particular sobre qué tipo de tejido le gusta más al tacto. En cambio, con el color, si escogiste un tono muy claro, el sofá tendrá que ser más oscuro.

Por el contrario, si la pintura del salón es muy oscura, el sofá tiene que tener un tono crema o muy pálidos, para diferenciarse del resto.

¿Dónde poner el sofá?

Generalmente, el sofá se encuentra pegado a la pared. Ahora, esto no quiere decir que sea lo correcto, ya que muchas personas optan por tenerlo separado de esta.

¿Qué es lo correcto? Todo depende como vayas a tener el resto de elementos de la sala. Según el Feng Shui, la energía debe fluir correctamente entre cada una de las piezas, generando un círculo perfecto.

Si el salón es muy ancho, y por la distancia tienes que poner el sofá cerca del mueble del televisor, entonces, intenta que el mueble siguiente esté a la par con el sofá antes de dar la vuelta al círculo, para que así fluya bien la energía por toda la estancia.

Escogiendo el mueble para el televisor, ¿cuál es mejor para decorar el salón?

¿Tienes ya claros cuáles son los mejores colores para salones? ¿Y los tipos de sofás? Ahora hablemos de cuáles son los mejores muebles de televisión para el salón.



mueble tv salón

¿Grande o modular? ¿Qué es mejor?

Ver la televisión es una de las actividades más comunes en el salón. Y, también, en la que mayor parte del presupuesto se invierte, pues los muebles para salón no suelen ser nada baratos. Lo primero de todo es pensar en el tamaño del salón.

Si este es pequeño, no te va a quedar más opción que pensar en comprar un mueble que vaya por módulo, y que se componga por un mueble para TV, una librería/estantería y una vitrina.

El espacio por encima de la televisión no tiene porque tener cajoneras, sino que puedes poner unas baldas, y así no parecerá que estés abusando en la decoración de interiores de salones.

O bien podrías simplemente optar por un mueble de TV individual y comprar otros muebles aparte de otras líneas, eso ya es a tu gusto personal.

La cosa cambia bastante cuando hablamos de un salón grande. En estos casos, y lo habrás visto mucho en las ideas de decoración de un salón en las revistas, es recurrir a un mueble grande.

Un mueble de una sola pieza, que se compone por una vitrina, muchos espacios para libros y un gran espacio para la televisión, con unos huecos para el equipo multimedia. Interesante, bonita, pero una opción muy cara que no todo el mundo se puede permitir.

Dado que la pared de este salón es tan grande, es más recomendable jugar con diferentes piezas modulares. Hoy en día, las tiendas ofrecen muchas opciones de diferentes piezas para salón que se pueden comprar en conjunto o por separado.

En la decoración de salones grandes, hay muchos muebles que se pueden poner. Por ejemplo, puedes comprar un mueble para TV, junto con cuatro vitrinas o estanterías y por encima poner varias cajoneras, o baldas muy largas. Así, aprovecharás mejor la pared, dejando libre para más muebles en un futuro.

El color de estos siempre dependerá del color de la pared. ¿Qué es oscura? Colores claros. ¿Qué es muy claro? Entonces combina tonos oscuros con claros para crear un buen efecto.

Como el negro con el color pino. Esto último, sobre todo, se aplica para los salones en blanco.

¿Solo muebles en frente del sofá o también alrededor?

No siempre tienes porque tener todos los muebles frente al sofá.

Al lado de este también puedes poner algunos, siempre y cuando no sean mucho más altos que el sofá, ya que esto crea una falsa sensación de “inferioridad”, al estar sentado a su lado.

Una pequeña estantería, en la que poner una lámpara de mesa, o bien una estantería larga, de altura media, en la que exponer la colección de películas. Así las tendrás a mano al lado de donde estás sentado.

Decoración con mesas de centro, ¿es necesario?

Aquellos que quieran tener salones bonitos en sus casas nunca deben dejar de lado uno de los elementos imprescindibles de este: las mesas de centro. Juegan un papel muy importante a la hora de decorar salones, al mismo tiempo que tienen su función.




como decorar un salon

Muchos estilos según tu gusto

La gran ventaja que hay hoy en día a la hora de escoger una mesa centro, es que en las tiendas hay de todos los estilos; modernos, vintage, industrial…

Según el tipo de decoración que estés aplicando a tu salón, podrás elegir uno u otro. O bien combinar ambos estilos, según te guste.

Siempre útil

Poner una mesa de centro no solo sirve para crear salones con estilo. También cumplen una función muy importante.

Es un espacio de almacenaje extra en el que puedes dejar el mando del televisor, las revistas que tanto te gusta leer o un libro cuando se te ha cansado la vista y necesitas descansarla un poco.

En ocasiones, estas tienen una zona inferior, abierta o cerrada con puerta. Pero las que están ahora de moda son las que se pueden elevar.

En su interior cuentan con espacio de almacenaje extra, estupendo para escoger las cosas que no quieras que tu mascota te robe, y pudiendo usar la bandeja para comer desde el sofá.

También se han puesto muy de moda las mesas de centro con módulos. Un tipo de mesa que a simple vista parece una, pero se separa en hasta tres mesas de diferentes tamaños.

Viene estupendo cuando se va a ver una película con la familia o al tener visita, porque cada uno tendrá su espacio para sus cosas.

¿Con o sin cristal?

Hasta no hace mucho, parecía ser que el que una mesa de centro tuviera cristal era como una norma no escrita. Hoy en día, sin embargo, puedes prescindir de este.

Según el tipo de estilo de decoración que te guste, verás que como algunos prescinden por completo del cristal, como el estilo modernista o el árabe. Aún así, tú puedes tener una mesa de centro con cristal, ya que aporta mucho al hogar.

Otros elementos para la decoración del salón

¿Te crees que ya has acabado? ¡Ni mucho menos! Aún quedan muchos elementos que ver para la decoración de tu salón.



elementos para la decoración del salón

¿Con o sin alfombra?

Decorar el salón con alfombras es una forma de darle un poco de personalidad al salón. Ahora, ¿cuál es la mejor opción? Hay quien directamente decide enmoquetar todo el salón, pero no es una solución práctica a largo plazo.

La alfombra es mejor dejarla en la zona de mayor actividad, donde está el sofá y la mesa de centro.

Esta tiene que ser de un material resistente, que no sea fácil de marcar al pisar o poner las patas de la mesa, como el vinilo. Si el salón es grande, un tono oscuro viene bien, ahora si es pequeño mejor apostar por colores claros.

Intenta que la alfombra sea lo suficientemente grande para cubrir la zona de más actividad del salón. Si vas a ponerla bajo el sofá, no hace falta que llegue hasta la pared.

Tiene que cubrir toda la mesa de centro y un poco más, para crear un buen efecto bajo esta.

Cojines, ¿tan necesarios son?

Nunca subestimes el poder de los cojines. Son muy comunes en las ideas para decorar un salón de las revistas. Y no es para menos, ya que cumplen una función visual muy importante.

Para empezar, aporta personalidad al sofá al mismo tiempo que añade un poco de glamour a la estancia. Generalmente, muchos sofás vienen con cojines a juegos.

Desgraciadamente, que sean del mismo tipo de tela no es agradable a la vista. Así pues, apuesta por cojines de otros tonos o con un patrón en el dibujo que se distinga bien.

Si el sofá es muy grande, porque es una chaise longue, ten entre tres y cinco cojines, que pueden ser diferentes entre si o estar relacionados por un color.

En cambio, si es pequeño, con uno en cada esquina tendrás más que suficiente.

Las cortinas, ¡no cometas un tremendo error!

¿Quieres algunas sugerencias para las cortinas? Como no, a fin de cuentas en las ideas para salones es de lo más consultado.

El tipo de cortina que vas a tener en el salón, dependerá de estos factores; la cantidad de luz que entra en la habitación, el tipo de ventana y el tamaño de la misma.

Si el salón es muy luminoso, te interesará tener unas cortinas que sean muy gruesas junto con otras más transparentes.



Cortinas para decorar salón

Así, durante las horas de sol podrás impedir que entre mucha luz a tu dormitorio, y cuando este se vaya yendo, pero que siga siendo fuerte, tendrás suficiente con las otras.

Los colores en tono violeta o rosado oscuro son perfectas para las cortinas gruesas. En cambio, si hablamos para las cortinas más finas, apuesta siempre por colores claros como el blanco.

Salvo que todo tu salón sea blanco, en cuyo caso apuesta por un tono más oscuro.

Si tu salón da al balcón o la terraza, es mejor las cortinas que lleguen hasta el suelo. En cambio, si son ventanas, puedes jugar un poco con ambos tipos de cortinas.

O bien puedes poner unas cortinas que solo cubran la zona de la ventana (algo perfecto en salones pequeños) o que lleguen hasta el suelo. No obstante, esta última es una opción algo más cara.

¿Qué elementos usar en la decoración del salón?

Siempre es bueno recurrir a algún cuadro para decorar un salón. Es una idea llamativa e interesante. Pero si el salón es pequeño, estos pueden agobiar en el espacio, así que mejor prescinde de ellos en este caso.

Si el salón es enorme, entonces apuesta por cuadros grandes. O por telares con motivos florales o de ilustraciones japonesas. Según el feng shui, estos últimos ayudan a aportar armonía al salón.

Los objetos decorativos como jarrones, la vajilla o vasos también pueden estar por el salón. De hecho, aportarán mucha personalidad al mismo.

Pero solo son recomendables si tienes vajilla o un mueble de gran tamaño. Además, tendrás que pensar en el riesgo que puedan suponer si tienes alguna mascota en casa, sobre todo con los gatos.

Decoración de un salón comedor, ¿qué hacer?

No todo el mundo puede darse el privilegio de convertir toda una habitación en un comedor. Así pues, lo más común es tener lo que se conoce como salón-comedor. Pero, ¿qué hacer para que ambas partes estén en armonía?



Decoración de un salón comedor

La mesa de comedor, siempre cerca de la zona con más luz

Esto no es discutible. La mesa de comedor siempre tiene que estar cerca de las ventanas, ya que es la zona con más luz.

Aunque puede que aún así no tengas mucha luz a la hora de comer, así que puedes o bien poner una lámpara de techo sobre la mesa de comer o una lámpara de pie grande para iluminar esa zona.

Entre otras cosas, esto sirve para crear un entorno acogedor en el que comer. Haciendo más agradable estar en el salón comedor.

¿Cuál es el mejor tamaño para la mesa?

A la hora de trabajar en la decoración de un salón comedor, lo mejor es pensar en el tamaño del mismo para escoger la mesa.

Si el salón es muy pequeño, no vas a comprar una mesa que robe mucho espacio. Y si es grande, no comprarás una pequeña que haga parecer que ese espacio está desaprovechado.

Así pues, cuando tengas un salón comedor pequeño, compra una mesa cuadrada, o redonda, que sea extensible. De este modo, tendrás espacio extra al recibir un invitado inesperado.

Por otra parte, en el caso de que sea muy grande, puedes comprar una alargada, que también se pueda abrir. Así aprovecharás al máximo el espacio.

Por las sillas no te preocupes, ya que se venden muchos tipos de sillas que se pueden apilar y que podrás tener a un lado del salón, sin que resulten molestas.

Decorar el salón comedor con una buena mesa no es difícil, si sabes que tienes que buscar.

¿Con o sin cristal?

Esto ya va a ser parte de tu gusto personal. Ahora, deberás entender que casi todas las mesas de cristal son fijas y no pueden abrirse, lo que limita mucho tus opciones a la hora de tener invitados.

Para estar sobre seguro, es mejor una mesa de madera que pueda abrirse. Ahora, si crees que no vas a recibir muchas visitas, y te gusta el efecto que crea una mesa de cristal templado, entonces ve a por lo seguro.

¿Cuál es la mejor forma de distribuir los muebles en la decoración del salón?

¿Sabías que existen diversas formas de distribuir los muebles del salón? Cada persona usa un método u otro, según su estilo personal. Los más comunes son:



muebles en la decoración del salón

Según el feng shui

Tal y como se ha dicho con anterioridad, el Feng Shui propone que la distribución de los muebles deje fluir la energía, conectándolos entre sí.

Esto es, que se forme un círculo perfecto entre los muebles. Así pues, el sofá debe conectar con otro mueble, este con otro y así sucesivamente hasta volver al sofá.

Tomando este punto como referencia, podríamos decir que los muebles tienen que estar distribuidos como si fueran un cuadrado perfecto, generando un círculo, aunque a simple vista no lo parezca.

Ponerlos en L

Para los que quieran salones con estilo, la distribución en L es la más habitual. Los sillones se ponen en forma de L, dejando espacio para otros muebles con mucho hueco libre.

Así se puede colocar una mesita de centro o cualquier otro tipo de mueble sin que resulte molesto al moverse por la habitación.

Usar los sofás para dividir espacios

Pongamos que tienes un salón comedor, o que la zona de las ventanas del salón la quieres aprovechar para tener un espacio de lectura. ¿Cómo dividir las zonas? En estos casos, es mejor recurrir a los sofás.

Un sofá largo se convierte en la línea invisible que dividirá ambos espacios. Así, en una sola zona tendrás dos espacios perfectamente separados, siendo bastante agradable a la vista y creando un fuerte efecto visual.

Todo pegado a las paredes

Bien puedes recurrir al sistema tradicional de tenerlo todo bien pegado a la pared. Algo común, sobre todo, en los salones pequeños.

Así generas un camino invisible que te permitirá moverte por el salón sin chocarte con el resto de muebles.

Los errores que no debes cometer en la decoración del salón

¿Crees que no vas a cometer errores a la hora de intentar decorar el salón? No te equivoques, porque los cometerás. La decoración es un arte que requiere práctica y seguramente falles mucho.

Así que, si quieres ir ya con la lección aprendida, toma nota:

Distancia justa entre muebles

La distancia que haya entre los muebles debe ser la justa para garantizar tu comodidad. Por ejemplo, la mesa de centro tiene que estar a 40 cm de distancia del sofá, para poder estirar los pies con comodidad.

Así mismo, la distancia entre el sofá y el televisor debe ser entre 100-120 cm. Todo dependerá de tu visión, por supuesto, pero es la distancia recomendada en un salón estándar. Intenta cumplirlo, para evitar tener que forzar mucho la vista o que estés demasiado cerca.



Decoración de salones

No compres demasiados muebles

Tanto para salones pequeños como grandes no hay que cometer el error de comprar demasiados muebles. Que haya muchos sobrecargará el ambiente, haciéndolo bastante incómodo.

Comienza con unos pocos, y si ves que aún puede quedar bien otro, cómpralo. Pero deja espacios libres, para dar sensación de amplitud.

La iluminación es importante

Al ser una de las habitaciones de la casa en la que más tiempo vas a pasar, sabrás lo importante que es que haya buena iluminación. Sino es posible con luz natural, entonces recurre a la artificial.

Para la noche, sobre todo, ten una lámpara de pie, con una luz tenue, junto con una lámpara de techo que esté justo encima de la zona de “entretenimiento”.

Así, cuando tengas visita, será mucho más cómodo. Si es un salón-comedor, es recomendable tener otra luz en la zona donde comas, justo encima.

Esta puede ser una lámpara colgante o de pie, según tu gusto personal. Pero que deje bien iluminada esa zona.

No abuses de los cuadros

Recuerda, si el salón es muy grande no pasa nada por tener varios cuadros en él. A fin de cuentas, las paredes son grandes y podrás poner varios pequeños o algunos grandes de las ilustraciones que más te gusten.

Ahora, la cosa cambia bastante cuando es un salón pequeño. En este caso pon solo un par de cuadros o uno grande, pero nunca pases de ahí.

Acabarás convirtiendo tu espacio de relajación en un lugar muy agobiante para ti y tu familia si abusas demasiado de este elemento decorativo.

Nunca pongas una balda encima del sofá

Las baldas siempre tienen que estar en la pared donde se encuentre el televisor, ¡nunca sobre el sofá! En ocasiones se comete el error de ponerlas ahí y puede ser muy peligroso.

Especialmente si se tienen animales felinos que se suben por cualquier parte. ¡Mucho ojo con esto!

Algunas fotos de salones para coger ideas

¿Todavía tienes algunas dudas? Seguro que ver algunas imágenes de salones te ayuda a ganar algunas ideas. ¡Echa un vistazo a todas estas propuestas! Seguro que alguna acaba quedando bien con tu salón.