Saltar al contenido
Prodecoracion

Las mejores ideas para decorar baños de ensueño

Las mejores ideas para construir el baño de tus sueños

¿Sabías que el baño se reforma casi tanto como una cocina? De hecho, la media se estima en un periodo de cada 15 años. No solo porque vayan apareciendo nuevos modelos y más llamativos, más bien porque aparecen nuevas formas de aprovechar al máximo el espacio.

Pero los cuartos de baño no son fáciles de aprovechar al máximo, pues juegan muchos elementos decisivos en la toma de decisiones.

Ideas y diseños para la decoración de cuartos de baño





¿Qué hacer con los baños pequeños?

Comencemos hablando de los baños pequeños. Generalmente, estos son los más comunes en los pisos con una antigüedad superior a los 35 años. Y, en muchas ocasiones, son el único que hay para una familia, por lo que hay que saber como decorar el baño para aprovecharlo al máximo. Estas son unas nociones básicas:

Azulejos y baldosas de colores claros

Dado que el baño va a estar cargado con una gran cantidad de elementos (ducha, lavabo, inodoro…) no hay que hacer que parezca más pequeño escogiendo mal el tipo de azulejo y suelo que vas a poner.

Lo ideal es que ambos elementos sean de un tono muy claro, como el blanco. De hecho, en los diseños de baños es lo más común utilizar este color. ¿El motivo de elegir un color claro? Da más sensación de amplitud, no pareciendo que el baño es más pequeño de lo que realmente es.

Lo mismo sucede para el suelo. Escoger un color claro da la sensación de amplitud, de que el espacio es más grande de lo que parece. De este modo, aunque el baño sea pequeño se puede disfrutar al máximo de él.

Los elementos del baño, juega con colores claros

Lo mismo sucede a la hora de comprar los elementos del baño. Es mejor comprar una bañera, el inodoro y el lavabo en colores claros. Este último puede tener algunos motivos de madera, lo que le dará un poco más de estilo y elegancia.

En el caso de decidir poner únicamente una ducha, el plato de ducha no tiene porque ser en color blanco. Puedes escoger un color oscuro. Pero para que cuando esté instalada la mampara no parezca que todo está comprimido, entonces ponla de cristal. De este modo, creas una agradable sensación cada vez que entras en él.

Si hablamos del lavabo, este debería ser flotante. Los lavabos con pie cuentan con modelos muy sencillos, pero para ganar algo de espacio de almacenamiento, los que se sujetan a la pared son mejores. Te dan un lugar en el que guardar las toallas y los enseres del año, ocupando el mínimo espacio posible.

No hay que poner demasiados accesorios

Teniendo un baño pequeño, ¿vas a cargarlo con accesorios que seguramente no necesites? Esto solo hará que el espacio te resulte agobiante y no quieras entrar en él.

Con un par de barras o anillas para unas toallas de mano o al salir de la ducha, un armario auxiliar sobre el inodoro y unas baldas en la zona de la ducha, tendrás más que suficiente para tener el espacio de almacenaje que necesitas para medicamentos, objetos de primeros auxilios y tus objetos de higiene personal.

¿Cuál es la correcta distribución para un baño pequeño?

La distribución de los elementos de un baño siempre variarán en base a la forma de este. Si tienes que realizar la decoración de varios baños pequeños, analiza bien como es la forma de estos.

Por ejemplo, los baños que son más profundos que anchos, te ayudan a ganar algo de espacio organizando correctamente cada elemento de este. Al fondo la bañera (aunque siempre será mejor un plato de ducha), con el lavabo en la pared contraria a la puerta y el inodoro cerca de la bañera.

En cambio, si es una estancia más ancha que profunda, coloca la zona de ducha/bañera en la esquina de la pared, dejando en medio el lavabo, en frente de este, con una distancia prudente para poder pasar, el inodoro y algún mueble auxiliar para almacenar objetos. Si es muy ancho, puedes delimitar con un muro la zona del inodoro.

Baños grandes, no hay que cargarlos demasiado





Ahora veamos el caso contrario, ¿qué sucede con los baños grandes? Aunque tengas un tamaño considerable en el baño, no tienes que cargarlo con demasiados muebles. Podrías convertirlo en un baño incómodo y poco agradable en el que estar. Aquí es mejor acudir a los baños de diseño. ¿Quieres unas nociones básicas sobre lo que puedes hacer?

Juega mucho con los colores

Lo bueno de los baños grandes es que tienes más libertad a la hora de escoger los azulejos o las baldosas del suelo. Se puede usar el mismo procedimiento y buscar colores claros, lo que hará que el baño parezca más grande, pero, ¿por qué no probar con tonos más oscuros?

No, no te crearán una sensación de agobio. Todo lo contrario, los colores oscuros en los baños grandes son lo mejor. Sino te gustan los colores oscuros para los azulejos o el suelo, siempre puedes probar a usarlos en los muebles.

Bañera, ducha ¿o ambas?

Se ha puesto de moda una tendencia en las casas que tienen baños grandes, y es instalar y bañera y ducha. Pero no el que una bañera tenga una alcachofa de ducha. No, sino tener una bañera con su grifería y una zona de ducha aparte.

Esto es posible en los baños que son muy grandes. Por un lado resulta hasta práctico en el caso de que haya muchas personas en la casa. Pero, ¿no perderás un espacio muy valioso que puedes usar para otros elementos? Se pueden crear baños con encanto sin tener que recurrir a esto, que estropearía un poco la estética de tu preciado baño.

El mobiliario, mejor del mismo color

No te preocupes. Si has visto que un mueble de lavabo tiene cajones de roble, no tienes porque comprar un mueble auxiliar del mismo color. Pero intenta que sean lo más parecido posible.

En el baño sucede lo mismo que con estancias como el salón o el dormitorio, para crear una buena energía los colores tienen que ser parecidos. Intenta que el color de las baldosas y el mobiliario fluya a la perfección, siendo tan parecidos como sea posible. De este modo, decorar el baño te resultará una experiencia muy agradable.

¿Qué tipo de suelos hay para baños?

¿Te ha quedado un poco claro las ideas para baños básicas que te hemos explicado? Bien, porque ahora vamos a hablar de los tipos de suelos que encontrarás en el mercado para baños.

Elegir el suelo no es algo que vayas a hacer de un día para otro. Recuerda que el tamaño de tu baño es importante, así como el dinero que estés dispuesto a gastarte en esta punto, pues en las reformas de baño una importante parte de este se va en el suelo.

Los tipos de suelo para baños que hay son:

  • Cerámicos: Los más populares actualmente, dado que hay una amplia variedad de calidad, diseño y diferentes combinaciones con el revestimiento de las paredes. Son resistentes al desgaste y la humedad, además de ser fáciles de instalar y mantener. Pero tienen una pega: son muy baratos y débiles.
  • Piedra natural: ¿Qué puede haber mejor que crear una falsa sensación de estar rodeado de piedra natural? Con los suelos de piedra natural es posible. Desgraciadamente, no resisten bien la humedad, a pesar de los tratamientos de impermeabilización. Pero son muy resistentes.
  • Madera laminada: En el baño no vas a tener parqué ni un suelo de madera. Pero, ¿por qué no uno de madera laminada? En el diseño de baños de los últimos años se llevan empleando este tipo de suelos, y son muy útiles. Aportan una agradable sensación a la vista, así como un importante valor decorativo.
  • Mármol: el mármol, o de gratino, dan muy buen resultado a la hora de elegir un suelo para el baño. Claro que son algo más caros y difíciles de instalar. No obstante, para crear un espacio agradable no hay nada mejor.

Muchas veces, el mismo tipo de suelo puede ser empleado como azulejo para el cuarto de baño, pero es algo que tiene que ser consultado con el fabricante. De este modo se logra crear armonía entre suelo y pared. Pero, lo más recomendable, es que sean distintos pero con una tonalidad parecida.

¿Qué tipo de azulejos para baño hay en el mercado?





En las tiendas encontrarás tantos tipos de azulejos que no te resultará nada fácil decidir. Pero sabiendo los tipos que hay en el mercado, más o menos podrás hacerte una idea de cuál es mejor para decorar los baños de tu casa.

  • Cerámica: Son los más usados. El mantenimiento es sencillo, resultan ser bastante económicos, pero no suelen tener muy buena calidad. Es una opción para ahorrar algo de dinero y poder invertir en otra parte del baño.
  • Porcelana: Muy parecidos a los cerámicos, ya que son fáciles de mantener y cuidar. No obstante, su precio es algo más elevado. Pero son de mayor calidad, porque lo queda compensado.
  • Vidrio: Este tipo de azulejos destacan por su calidad, ayudando a darle al baño un estilo único y personal. Fáciles de limpiar y mantener, pero su precio es bastante elevado como sucede con los de porcelana.
  • Piedra: ¿Crear una sensación rústica en el baño? Con los azulejos de piedra es posible. Pero es un material bastante caro, y se estropean antes porque no soportan tanto la humedad. Se puedes impermeabilizar, pero es muy costoso.

Cuando se ponen azulejos en el baño, no hace falta que todas las zonas de este tengan el mismo. Puedes jugar con varias combinaciones. Por ejemplo, la zona de la ducha puede tener un tipo de azulejo diferente, delimitando así la zona de esta. O bien puedes poner desde el suelo hasta la mitad del baño un tipo de azulejo y luego otro diferente. Al realizar un diseño de baño con ducha, es lo que suelen recomendar los decoradores, pues crea un entorno más acogedor.

Espejo de baño, elígelo con cuidado

En la decoración de baños también es bueno decidir con calma el tipo de espejo que vas a instalar. Es una parte fundamental de los cuartos de baño, y por ello hay que saber muy bien que encontrarás en las tiendas:

Espejo con vitrina

Este tipo de espejos, también conocidos como camerino, es un espejo que cuenta con algo de almacenaje extra en una esquina, ambas o el espejo está incrustado en la puerta de un armario auxiliar.

Es bastante útil para los baños pequeños, ya que maximiza el espacio de almacenamiento que tendrás en la estancia. Sin embargo, puede ser peligroso tener algo que los niños podrían coger sin que te dieras cuenta.

Espejo con balda

¿Y si en lugar de contar con un armario tuviera simplemente una balda? Para los que tienen un cuarto de baño pequeño, pero también sirven para grandes, es una buena opción. Una balda en la parte inferior para poner las cosas del día a día.

Espejos con iluminación

Si vas a afeitarte, peinarte o pintarte, ¿acaso la luz del techo te va a servir de algo? Lo mejor es una luz más directa. Y para ello, son mejores los espejos con luz. El rango se expande de una manera fantástica. Los que tienen iluminación LED son perfectos, pues no molestan a la vista y te permiten ver a la perfección como te estás arreglando. Para personas que se acicalan a diario para tener un aspecto fabuloso son perfectos.

Espejos con brazo extensible

Y si en lugar de tener un espejo grande, ¿tienes uno pequeño con un brazo extensible? Estos espejos son perfectos para las tareas de afeitado, maquillaje o de acicalamiento. Son pequeños y fáciles de instalar. Ideales para los baños pequeños. También pueden ser un espejo extra en los baños grandes.

Espejo de mesa

¿Con un espejo grande no tienes suficiente? Si tienes bastante espacio en el lavabo, puedes recurrir a los espejos de mesa. Aumenta el tamaño de la zona que quieras afeitar, depilar o maquillar.

Cuerpo entero




Los espejos de cuerpo entero los habrás visto muy poco en los baños. De hecho, cuando buscas opciones de como decorar el cuarto de baño, rara vez recomiendan poner uno. Ahora, si el baño es independiente y está en la habitación, ¿por qué no? Así podrás ver por las mañanas si estás listo para ir a trabajar.

Espejos con marcos

Para los que a la hora de decorar el cuarto de baño quieren tener uno de diseño, nada como los espejos con marcos. Los hay más minimalistas a con adornos. Metal o madera, todo lo que se pueda soñar. Pero lo más común son los espejos sin marco, especialmente porque son más baratos y fáciles de adaptar a cualquier tipo de baño.

Espejos venecianos

Para los baños más modernos, los espejos venecianos son un gran añadido. Cuentan con un patrón grabado que crean un diseño romántico y estiloso. Ideal para cuartos de baño tradicionales y época.

Ahora ya sabes los tipos de espejos que hay en el mercado. ¿Quieres también algunos últimos consejos para no elegir mal?

  • Altura a la de tus ojos: El espejo no tiene que estar demasiado alto ni tampoco demasiado bajo. Debe haber unos pocos cm de diferencia con el lavabo y el centro de este encontrarse a la altura de tus ojos. De este modo podrás verte a la perfección en él.
  • Mide bien: Te sorprendería la cantidad de veces que alguien ha comprado un espejo que ha resultado ser demasiado grande o demasiado pequeño para su cuarto de baño. Mide las dimensiones de las que dispones sobre el lavabo antes de ir a comprarlo a la tienda, o podrías llevarte luego una horrible sorpresa.
  • ¿Importa la forma?: Cuadrados, rectangulares, rotos, ovalados, circulados… en las tiendas encontrarás espejos de todas las formas. Cada tipo está pensado para un tipo de decoración, pero si quieres algo más sencillo, lo mejor son los rectangulares o cuadrados.

Elegir el tipo de lavabo para el baño, ¿tanto importa?

El lavabo es una de las piezas clave de todo cuarto de baño. Y por ello hay que elegirlo con sumo cuidado. ¿Conoces los tipos que hay?

Para muebles

Estos son aquellos que requieren de una encimera y se dividen en:

  • Encastrados: Se colocan encajados en la encimera, por lo que requieren de bastante hueco. No son caros, pero en baños pequeños pueden delimitar mucho el espacio.
  • Bajo encimera: El lavabo queda enrasado bajo la encimera, remetido ligeramente. Suele ser la opción más común en los cuartos de baño.
  • Sobreponer: Son un estilo de lavabo moderno, que se apoyan en la encimera del mueble de baño. Son perfectos para los cuartos de baño más modernos.
  • Integral: En los que la encimera lleva un lavabo incorporado. Junto con los encastrados, son los más comunes.

Sin mueble

Son los que no tienen ningún tipo de mueble, siendo más sencillos e ideales para los baños de pequeño tamaño.

  • Pedestal: Cuentan con un pie de apoyo, exento de mueble y encimera. Sencillo, y perfecto para los baños pequeños o en los que no haga falta tener otro mueble con espacio de almacenaje.
  • Suspendido: También se los conoce como lavabos murales y son muy comunes al decorar el cuarto de baño. Dejan un espacio perfecto bajo este en el que poner un pequeño mueble auxiliar.

Estos serían los tipos de lavabo según su forma, ahora, ¿de qué material se fabrican? Los más comunes son los de cerámica y porcelana, que son resistentes al rayado y bastante duraderos, además de ser muy baratos.

Los de cristal templado tienen una alta resistencia al calor y cambios de temperatura. Actualmente son muy seguros en caso de rotura y no absorben el agua. Además, hay una amplia variedad de colores en las tiendas.

La resina acrílica, que se fabrica con material sintético de gran calidad, tiene una gran resistencia a la degradación, ofreciendo además un tacto cálido. Por último estarían los de piedra, fabricados con mármol o pizarra. Requieren de mayor limpieza y son mucho más caros que los anteriores.




Por último, ¿qué necesitas tener en cuenta a la hora de escoger el lavabo para tu baño?

  • Lo primero es la practicidad. Esto tiene que ser prioritario, pues será una parte frecuentemente usada por los miembros de la familia.
  • La profundidad es importante, para que sea cómodo lavarse las manos evitando las salpicadura del agua.
  • El tamaño debe ser el adecuado. Si compras un lavabo muy grande, podrías quitarle un espacio muy valioso a tu baño.
  • Los materiales tienen que ser duraderos y de primera calidad.

Si tienes un baño pequeño, piensa en apostar por uno que se cuelgue de la pared y te deje espacio en la parte inferior para poner algún mueble auxiliar.

¿Dos o un seno?

Durante más de un siglo familias numerosas se las han apañado con un único seno. Pero, ahora la gente está apostando por instalar lavabos de dos senos. Así pues, a la hora de reformar un baño, ¿qué hacer?

Lo primero de todo es preguntarte; ¿de verdad que necesitas dos senos? El horario de los que vivís en casa será diferente, supondrá un importante gasto de agua y podríais molestaros al intentar prepararos por la mañana. Puedes estudiar la posibilidad para un baño grande, pero recuerda que es algo más costoso.

¿Es necesario poner un bidet en el baño?

Te habrás dado cuenta que en muchos baños se ha empezado a prescindir del que hasta no hace mucho era un elemento fundamental: el bidet.

Ciertamente, es un elemento que puede resultar útil para la limpieza de las partes íntimas. Pero en los baños de hoy en día no es necesario tener uno porque hay muchas alternativas para la limpieza, como los inodoros con chorro o accesorios para la bañera que ayudan a la limpieza de esas zonas.

Realmente hoy en día no te vas a tener que gastar mucho dinero para tener uno. Si el baño es pequeño, ni te plantees tener un bidet. En cambio, si es grande y crees que pueda encajar en el diseño, ¿por qué no?

¿Tan importante es la forma del inodoro?

¿Crees que tomarse un tiempo eligiendo un tipo de inodoro u otro no es importante? En los cuartos de baño es algo que se utiliza a diario, pero también que ocupa un espacio. Por ello vas a tener que pensar muy bien en qué tipo de inodoro vas a poner en tu cuarto de baño.

Para los que están intentando crear un cuarto de baño moderno, los que se cuelgan de la pared son últimamente la elección preferido. Estos cuentan con un sistema de cisterna que va escondido en la pared, por lo que no hacen feo a la hora de hablar de decoración. Pero los tradicionales siguen siendo los más utilizados.

No es para menos, puesto que los diseño sencillos de estos los hacen perfectos para cualquier tipo de baño. Tengas uno pequeño o grande, un inodoro tradicional es lo mejor. Los que contaban con cisterna con cadena ya apenas se utilizan. No obstante, para los que quieren darle un toque clásico a su cuarto de baño siguen apostando por este tipo de inodoros.

Bañera o ducha en el baño… ¡la eterna batalla!

Antes hemos hablado de que según el tamaño del baño es mejor poner una opción u otra. Pero, ahora hablemos cuál de las dos opciones es mejor.

Realmente, la ducha siempre será la mejor opción, tanto si se tiene un cuarto de baño pequeño como grande. Primero de todo porque se ahorra más agua con una ducha que al llenar una bañera. Son más fáciles de mantener y si hay una averigua no suponen un gasto tan grande. Bien es cierto que es una opción más cara, especialmente a la hora de instalar la mampara. Pero a la larga es una inversión más segura.

Las bañeras tienen como ventaja que permiten relajarse con un poco de agua caliente y unas sales minerales. Perfecto, ¿cierto? Pero es un desgaste de agua increíble que luego acabarás notando en tu bolsillo. Mucha gente las mantiene por los niños, especialmente cuando son pequeños y hay que limpiarlos. Pero hoy en día hay muchos modelos de bañeras portátiles para bebés, por lo que no hay que pensar tanto en tener una cuando se tengan hijos.

Siempre se puede optar por tener ambas opciones. No obstante, la superficie de una bañera resulta mucho más resbaladiza y peligrosa que un plato de ducha, por lo que hay que poner alguna alfombra o pequeñas piezas para que no sea tan resbaladizo.

¿Y los demás accesorios para el baño?

Aparte de los accesorios para decorar el baño que encontrarás en las tiendas, existen unos cuantos que te pueden resultar útiles para hacer tu cuarto de baño más funcional.

Primero de todo las barras para toallas. Bien sea en modo de barra o de anillas, son un elemento indispensable en todo cuarto de baño. Con tener una cerca de la ducha/bañera y otra del lavabo bastará. En el caso de tener un bidet puedes colocar una para tener una toalla íntima para ese momento.

Pero aquí lo más importante son los muebles auxiliares. Los armarios colgantes suelen ser la mejor opción, ya siempre te quedará un espacio libre en la pared para uno. En él puedes guardar los productos de maquillaje, medicamentos o los enseres de higiene personal.

No obstante, si resulta que en la pared no tienes mucho espacio, siempre puedes comprar alguna cajonera de baño. No te preocupes porque estas vayan a estropear el diseño de tu baño, ya que hay todo tipo de modelos en el mercado. Además, no suponen mucho gasto, pues son muy baratas.

Decorando el baño, ¿qué poner?

Una vez tienes claro todo el mobiliario de tu baño, ¿por qué no decorarlo un poco más con algún elemento decorativo? Como por ejemplo cuadros.

Igual crees que un cuadro no es un elemento que tu baño necesite. Es cierto, no es obligatorio poner cuadros para decorar el baño. Pero, del mismo modo que sirven para crear un ambiente acogedor en un salón o pasillo, también lo hacen en el sanitario. Por ello, deberías plantearte esta opción decorativa.

El marco y el cristal tienen que ser de un material que resista la humedad, y si el marco es de acero que este no se vaya a oxidar. En lo referente a la imagen, una planta, un campo o unas montañas pueden ser muy agradables. Si está ubicado en una zona que puedas verlo desde la bañera mucho mejor, porque te ayudará a relajarte mientras disfrutas de un buen baño de agua caliente.

Ahora, si hablamos de como decorar el baño con plantas, la cosa ya requiere ponerse un poco más serio. Hay que elegir la planta perfecta para tu baño. Las plantas para baño que se suelen usar son:

  • Bambú: Una planta que crece sin problemas en zonas que no haya muchas ventanas, y ayuda a traer al baño la energía adecuada según el feng shui. Tiene que estar ubicada en el lavabo, reflejándose en el espejo.
  • Peace Lily: De las mejores plantas para el baño, pues cuenta con una bonita flor blanca que crece con unos pocos cuidados. Purifica las energías y es muy hermosa. Lo malo es que requerirá de un jarrón algo más grande.
  • Potus: Un gran amigo de la oscuridad, y que resiste la luz en el caso de que el baño tenga mucha iluminación. No requiere de una maceta y se puede colocar en cualquier tipo de recipiente.
  • Helecho: Puede crecer con poca luz, lo que los hace perfectos para baños. El tono verde que aportan al baño da la sensación de limpieza, haciéndolos ideales para esta estancia.
  • Orquídea: Una flor tan exótica como la orquídea es perfecta para un cuarto de baño. Cierto es que requiere de muchos cuidados, pero dado que es una planta selvática, está acostumbrada a la humedad y le viene muy bien.

La mejor ubicación para una planta de baño siempre será el lavabo. Ahora, si tienes un baño grande, siempre puedes poner un jarrón con unas flores para decorar. ¡Las posibilidades son infinitas!

¿Algunas recomendaciones de decoración de baños?

¿Eres de los que se inspiran mejor si ven imágenes de baños? Muy bien, pues en ese caso te traemos una completa galería de fotos de baños para que puedas inspirarte para diseñar el tuyo.