Saltar al contenido
Prodecoracion

Textil

Has pintado las paredes, cambiado el suelo, comprado los muebles… pero, ¿qué te falta? ¡Claramente los accesorios de textil! El textil para el hogar es sumamente importante, porque complementa el resto de elementos que hay en la estancia.

Es más, aporta mucho carácter a la estancia, con unos accesorios llamativos, bonitos y que a la vez que decoran pueden ser de utilidad para el día a día.

No hay que olvidarse del textil en ninguna zona

Casa y textil van de la mano. Y si no nos crees, deberías ponerte a mirar imágenes de decoración. Verás lo importante que es la industria textil para el hogar.

Alfombras, cojines, manteles, sábanas… todas estas piezas que son meros accesorios decorativos tienen una función muy importante en la decoración de cada sala.

Si eliminas todos estos elementos de la decoración de una sala, ¿no parece que esta quede desnuda? El sector textil para el hogar ha crecido mucho en los últimos años, porque la gente cada vez es más consciente de la importancia de tener estos elementos en la casa.

La alfombra, una de las piezas claves

Una de las piezas clave de toda decoración son las alfombras. Estas sirven para adornar el suelo, pero también cumplen alguna que otra función, aunque no lo parezca.

Por ejemplo, calentar los pies en invierno, separar los espacios o, solamente puede cumplir una función decorativa.

La alfombra debe tener el tamaño adecuado

Lo primero que uno debe saber a la hora de comprar una alfombra es que esta tiene que tener el tamaño adecuado, en base al espacio en el que se va a poner.

Pongamos como ejemplo el salón. La alfombra suele ponerse en el espacio que hay en la zona del sofá y la mesa de centro. Esta puede llegar hasta el fondo o comenzar desde las patas del sofá.

Si es para comedor, es recomendable que sea más grande que la mesa, y que aún cubra un poco más para cuando la gente quiera levantarse y mueva la silla, porque si no podrían caerse.

En los dormitorios por norma general se suele utilizar una alfombra más pequeña, para cada lado de la cama. No obstante, cada vez son más los que compran textil para el hogar de gran tamaño para este espacio, que cubra toda la zona.

Y aunque te cueste de creer, también los hay que deciden cubrir todo el pasillo con alfombras, en lugar de recurrir a la mopa que es algo más sucio. Construyen todo un camino con diferentes tipos de alfombras.

Elegir siempre el mejor material

Hay que tener mucho cuidado cuando se compra una alfombra, pues no toda textura textil está preparada para someterse a determinadas situaciones.

Por ejemplo, el material sintético no es bueno para ponerlo en el comedor porque cuesta luego limpiarlo, y el algodón no es bueno para alfombras que van a estar en el exterior, pues absorben mucho la humedad.

Lo mejor es recurrir al vinilo, puesto que es un material que se limpia fácilmente.  Si quieres un material textil barato, es el mejor. No se estropea con el sol, no acumula la humedad y se limpia con fregona.

Los cojines, el alma de una habitación

Aparte de las alfombras hay otros objetos de decoración textil que nunca deben faltar en una habitación. Y esos son los cojines.

Diferentes estampados, tipos y tamaños

Lo bueno de los cojines es que pueden ser un objeto que se utilice a diario o bien que simplemente sirva para decorar. De hecho, busca imágenes de decoración de dormitorios y verás cómo en algunos tipos de decoración, como la árabe, se utilizan hasta una docena en este espacio.

No, no hace falta que pongas tantos en tu dormitorio. Pero te vendrá bien tener un par, con un estampado bonito. Los tipos de estampación textil son variados, desde ilustraciones, moteados, rayas, figuras geométricas…

Esto te abre todo un mundo de posibilidades. Por no hablar de la diferencia de tamaños. Podrías comprar un cojín un poco más largo que el resto y sobre este poner dos pequeños. Así quedarán de lujo sobre la cama o el sofá.

El material es importante

Igual que sucede con las alfombras, es importante informarte bien sobre los tipos de tejido textil son mejores para cada zona de la casa.

Por ejemplo, el poliéster y algodón no podrás ponerlos en el exterior, pues al contacto con el sol o la humedad se estropean fácilmente. ¿El terciopelo? Pueden quedar bien en el dormitorio, pero no tanto en un salón.

En lo que se refiere al relleno, esto ya va a depender de tu gusto personal. Deberías comprar una funda con un diseño textil que te guste y el relleno comprarlo a aparte. Según el uso que le vayas a dar está claro que te interesará más uno que otro.

Las cortinas, tus mejores aliadas

Si has leído alguno de nuestros artículos de decoración verás que insistimos una y otra vez en la importancia del uso de cortinas para controlar la entrada de luz.

La luz natural es importante, pero no te debe cegar

Esto es así. Es importante conseguir que una habitación tenga tanta luz natural como sea posible. No obstante, esta no tiene que ser tanto como para dejarte ciego o resultar molesto mientras intentas ver el televisor o leer un libro.

Para eso es para lo que se recurre a la fabricación de lencería para el hogar textil. Las cortinas impedirán que entre demasiada luz en la estancia.

Tienes varios tipos, desde finas a más gruesas. Lo mejor es combinar ambas, y así podrás controlar bien la luz de la habitación.

Una inversión por un producto de calidad

Si hay un tipo de textil en el que haya que invertir un poco más, es en las cortinas. Algunos tipos pueden ser muy baratos, sin embargo, si quieres textil para el hogar de calidad, tendrás que gastarte un poco.

El color, el estampado, los bordeados… todo influirá en el precio final que tenga el producto. Será mejor que tomes medidas para que no te quedes corto o te pases de tamaño.

Otros textiles para el hogar

Hay otros tipos de textiles para el hogar que te interesará conocer. Por ejemplo, los manteles. Aunque muchos recurren al plástico, este no es bonito y estropeará la decoración de tu casa.

En la confección de textil para el hogar hay manteles hechos a mano de una calidad sublime. Al tacto son suaves, tienen unos diseños preciosos y su precio no es tan caro como parece.

Usualmente usados para la mesa del comedor, también lo puedes emplear en la mesa de centro, la de la cocina o en la mesa que tengas en el balcón o jardín. Adornará mucho y hará que parezca un espacio precioso.

Aunque el textil para el hogar puede ser barato, hay otros tipos de textiles que pueden tener un precio un poco más elevado. Por ejemplo, las fundas nórdicas. Ese elemento que se suele utilizar en invierno pero que luego se guarda en invierno.

Sin embargo, ¿por qué? Si se compra textil para el hogar con calidad, se puede utilizar todo el año. Hay quien una vez finalizado el invierno solo retira el nórdico y deja la funda, para poder taparse por si refresca un poco por las noches.

Los dibujos y estampados son variados, acorde a los gustos de cada persona. No tienen por qué ser apagados y sosos. Aunque, si sabes dónde comprar pintura textil, podrías cambiar el color a tu gusto. Aunque esto ya es algo un poco más caro.

Compra con nosotros tu lencería textil

Te habrás dado cuenta que en las tiendas de textil para el hogar puedes encontrar todo tipo de accesorios textiles para todos los espacios de la casa.

No obstante, ¿por qué tener que recorrerte todas las tiendas de textil de hogar de tu ciudad para encontrar lo que quieres? Nosotros te proponemos que te actualices y compres tus productos de textil para el hogar online y baratos en nuestra tienda.

Contamos con un catálogo de decoración de textil para el hogar amplio, con las últimas tendencias y con unas ofertas que no vas a encontrar en ninguna otra tienda de lencería textil para el hogar. ¿Acaso lo vas a dejar escapar pudiendo comprarlo desde tu casa con un solo clic?