Saltar al contenido
Prodecoracion

Manteles

¿Eres de los que come sobre la tabla de la mesa sin poner nada debajo? ¡No hagas eso! Tu mesa debe estar protegida para no rallarse o romperse por el continuo uso. Para algo están los manteles, ¿no crees? ¿O es que crees que no vas a dar con ninguno que te acabe gustado? ¡Porque tenemos varias opciones muy interesantes para ti!









Decora a la vez que protege la mesa

Desde hace siglos se están utilizando los manteles en las mesas, y no es solo para protegerlas. Este producto, aunque puede que no lo parezca, cumple una función decorativa.

Un mantel de tela, con un diseño llamativo, ayudará a aumentar el carácter de cualquier comedor. Hace que sea más atractivo y bonito a la vista, con colores vivos y atractivos.

El material, pues la tela es siempre mejor opción para la seda, salvo que vayas a utilizar muy poco la mesa del comedor. Eso si, es recomendable poner un mantel más grueso debajo, para proteger la mesa, o incluso comprar dos.

Por un lado, un mantel cubrirá la mesa y llegará hasta el suelo, mientras que el segundo servirá para proteger el primero, siendo un poco más corto, y creando una propuesta decorativa interesante.

Te saldrá muy barato

¿Crees que los manteles son caros? ¡Para nada! Es un producto bastante barato. Es más, no es necesario que siempre estén puestos. Si tu mesa es extensible, te vendrá bien tener de varios tamaños, para que cuando esté cerrada haya un tipo de mantel y al abrirla, otro estilo.

Para mesas pequeñas es mejor los manteles de plástico, pero ello no quita que debajo no puedas poner un mantel de tela que llegue hasta el suelo. Eso si… ¡ten cuidado con los gatos!