Saltar al contenido
Prodecoracion

Estantes/Cubos Colgantes

Llega un punto en el que no puedes tener más muebles en el suelo, porque a fin de cuentas, el espacio es el que es. Pero, siempre hay un espacio que puedes llenar: ¡las paredes! Y para ello, nuestra recomendación son los estantes colgantes.







Estantes y cubos colgantes, las solución a tus problemas

No todo el mundo tiene la suerte de contar con una habitación grande que llenar con estanterías y librerías para guardar sus cosas. A veces, el espacio es tan pequeño que tienes que recurrir a comprar algo que colgar en las paredes.

Es más, si solo tienes unas pocas cosas, ¿por qué gastarte una fortuna en muebles grandes habiendo opciones más atractivas por un precio más bajo? Los estantes y los cubos son baratos, apenas ocupan espacio y te dan un pequeño espacio de almacenaje extra.

Una vez colgados, estos por norma general soportan entre 2-8 kilos, algunos logran soportar hasta los 10 (dependiendo del material con el que se ha fabricado). Hacen bonito y son ideales para colocar algunos objetos de decoración.

Estantes y cubos, ¿qué es mejor?

Es una buena pregunta. Como verás, la diferencia entre ambos es mínima, ya que ambos elementos están fabricados para ser usados con el mismo fin.

Sin embargo, cada uno tiene sus ventanas y desventajas. Los estantes, por ejemplo, son abiertos, por lo que salvo que utilices algo como apoyo, no son muy buenos para libros. Si que son buenos, al contrario, para colocar tarros, jarrones, figuritas… y cualquier objeto decorativo que quieras.

Los cubos, al ser cerrados, son perfectos para poner libros, películas, discos de música… Ello no quiere decir que no puedan ser empleados también para alguna planta u accesorio, como un jarrón o unos platos. El problema es que no son tan largos como las estanterías, por lo que el espacio de almacenaje es menor.