Saltar al contenido
Prodecoracion

Lavadero, un espacio agradable con todo organizado

lavadero

Antiguamente, tener la lavadora en el cuarto de baño o la cocina era algo habitual, y muchos han decidido mantener este formato. No obstante, hoy en día, el tener una zona de “lavadero”, es lo habitual.

¿Cómo se puede sacar el máximo partido a este pequeño espacio? ¿Qué se necesita para que sea cómodo y práctico según su tamaño? ¡Esto es todo lo que tienes que saber!

¿Lavadero o no lavadero?





lavaderos

Según los últimos estudios, una gran parte de la población ha decidido prescindir de tener lavadora en su hogar. De hecho, en algunos países, como en los apartamentos de Estados Unidos, las lavadoras no están en los pisos, sino en los sótanos de estos o en las lavanderías.

Con la incorporación de las lavanderías de autoservicio en Europa, se ha hecho un estudio que demuestra que acudir a una lavandería supone un ahorro de más del 20% al año, tanto en luz, agua como esfuerzo. Sin embargo, ¿no viene bien en los días de lluvia?

Escogiendo las paredes y el suelo para la zona del lavadero

Comencemos a trabajar en los más básico a la hora de construir un lavadero: el tipo de suelo y de pared. ¿Es importante? Lo descubrirás ahora mismo.




decoracion de lavaderos

Azulejo o, ¿pared desnuda?

El poner azulejos en la zona del lavadero suele ser algo más común de la zona europea que del resto del mundo. Generalmente, se prefiere la pared desnuda a tener una pared con muchos azulejos que pueden romperse por accidente.

En la decoración del lavadero, elegir un color claro es lo mejor. Generalmente, este está ubicado en una zona pequeña y estrecha, salvo que tengas la suerte de tener alguno de los lavaderos exteriores en el patio.

Pero para los que viven en pisos, o el lavadero lo tienen dentro de casa, deben sacarle el máximo partido al espacio. Por ello, elige un color blanco, gris o beige para las paredes.

El blanco es un color que amplía el espacio, y si el lavadero se encuentra en una zona oscura, aumentará la iluminación de la estancia.

El suelo, ¿también en blanco?

Con el suelo no te vas a tener que complicar tanto. Si bien puedes ponerlo en blanco, para hacer un poco de contraste es mejor elegir otro color más oscuro, como un negro, gris o un blanco con tintes grises.

Evita a toda costa la madera y el parque. Si quieres un suelo de este estilo, porque así ayuda a seguir el suelo de la cocina, compra un suelo de cerámica.

Piensa que, si alguna vez la lavadora tiene un escape, la madera se humedece y podrías acabar teniendo que gastar mucho dinero para cambiar esa parte.

¿Cuáles son las mejores lavadoras para los lavaderos?

Aunque no parezca tener vital importancia el tipo de lavadora que se elija, esta puede influir un poco en la decoración de un lavadero. Así que hay que saber elegir bien el tipo e lavadora.




lavadero antiguo

¿Por arriba o por abajo?

Es posible que te estés enfrentando a la terrible decisión de tener que elegir si quieres una lavadora con la boca por arriba o por abajo.

Te lo vamos a poner muy fácil: si estás con la decoración de lavadoras pequeños mejor que sea por la boca por arriba, mientras que, si es lo bastante ancho como para moverte bien, escoge una con la boca por abajo.

Claro que, si eres una persona con problemas de espalda o para agacharte tendrás que adquirir una lavadora que se abra por arriba, aunque perderías una oportunidad de ponerle por encima una secadora.

¿Lavadora con secadora?

Al preparar los lavaderos de ropa hay un precio a pagar. Pero este se puede reducir considerablemente eligiendo las cosas con calma.

Te habrán dicho mucho eso de que “si compras una lavadora con secadora acabarás ahorrando”. Olvídate, porque es una mentira como una casa de grande.

Una lavadora secadora gasta el doble de luz, por lo que no vas a ahorrar nada. Si quieres tener una secadora, puedes comprarla aparte en el futuro.

En algunos casos ni siquiera hará falta. Puedes comprar una lavadora con un buen centrifugado, que casi secará la ropa y luego unas cuantas horas al sol bien tendida.

Pila en el lavadero, ¿o no?

Si alguna vez has visto los lavaderos antiguos de ropa, en casa de un abuelo o en un piso que tenga más de 30 años, habrás visto que en los lavaderos hay una pila.

Cuando se reforma el lavadero, ¿hay que mantenerlo? ¿Poner uno nuevo? ¿O simplemente te es una pieza inútil que te roba espacio?


pilas lavadero pequeñas

¿Qué puedes hacer con la pila?

Si vas a hacer una obra, y tu lavadero es demasiado pequeño, pues no pasa nada por prescindir de la pila. A fin de cuentas, necesitas sacarle el máximo partido al espacio.

La pila, digamos, que es algo que solo se debería mantener si está en un patio o en una galería muy grande. Si lo pierdes, puedes poner un grifo de pared de lavadero.

Así, poniendo un barreño debajo, podrás lavar la ropa más delicada a mano, sin necesidad de perder ese espacio que, por ejemplo, puede ser para almacenaje de ropa.

Quiero mantener la pila, ¿qué hacer?

¿Quieres mantener la pila, aunque te robe algo de espacio? Pues estás de suerte, porque hoy en día hay muchas opciones para los lavaderos de decoración de interiores.

Teniendo un espacio estrecho, lo mejor es buscar pilas de lavadero pequeñas, que no vayan a robar mucho espacio. Estas pueden ser lavaderos de cemento y granito, que son los mejores a la hora de mantener limpios.

Los lavaderos de granito no es que estén mal, pero si tienen alguna pieza de cemento, mejor, porque así será más difícil que se filtre el agua.

Eso sí, busca una pieza con un aspecto moderno, para que no parezca un lavadero antiguo. Aunque, si lo piensas bien, ¿esto no podría darle algo de encanto a este espacio?

O si te gusta que tenga el aspecto antiguo, pero con un ligero toque moderno, busca un grifo de lavadero más moderno, dorado en plata.

¿La pila en continuidad con el resto de las piezas?

Generalmente, las pilas eran una pieza aparte, aunque en los lavaderos de pisos estas suelen estar justo al lado de la lavadora, para aprovechar el paso de las tuberías.

Al mantenerla, vas a tener que conformarte… ¿o no? La cosa no es como con los lavaderos antiguos de ropa. Ahora hay ideas nuevas y perfectas para que la pila no parezca una pieza aparte de la decoración.

Existen algunas pilas que, como los lavabos, tienen la zona del lavabo bajo una superficie de madera, piedra o aluminio. Es como si comprases un lavadero con mueble.

¿Es mejor? ¿Peor? Bueno, todo depende. Puedes tener un lavadero de porcelana para la pila y una superficie de granito, para que así pueda casar y tener lavaderos con muebles en casa.

No es tan difícil ni descabellado hacerlo, tenlo por seguro que quedará genial así.

Organizando el lavadero, ¿cómo le vas a sacar el máximo partido?

Ha llegado el momento de sacarle partido al espacio, aprendiendo a organizar lavaderos. ¿Estás listo para saber todo lo que necesitas?




lavadero con mueble

¿Todo un mueble para el lavadero?

Aunque ahora ya no es algo que está de moda, durante los años 90 se pusieron de moda unos muebles hechos a medida para los lavaderos, como si de cocinas se tratasen.

Para los lavaderos en decoración de interiores era perfecto, porque por un lado los armarios ofrecían un espacio de almacenaje para los productos de limpieza, la lavadora quedaba oculta como si formase parte de la decoración y había una pequeña superficie en la doblar la ropa.

No es algo a lo que se recurra hoy en día, pues se suele personalizar por completo la organización del espacio.

Adaptando el lavadero a tu espacio

Por un pequeño instante olvídate de la lavadora. Vamos a empezar con lo que serán los muebles para tu nuevo lavadero.

Los muebles de lavaderos deben ser resistentes, de gran calidad y ofrecerte el mejor espacio de almacenaje. Te recomendaríamos un armario para lavadero, con muchas baldas para tenerlo todo bien organizado.

La pega de este tipo de muebles es que solo se pueden poner en los lavaderos que sean más anchos que largos. En uno largo se puede poner, claro que sí, pero al final del todo. La lavadora estaría a medio camino, y eso puede ser un problema al pasar.

Con el fin de que los muebles puedan durar años, más que madera deberías recurrir a los muebles de aluminio para lavaderos. El aluminio es más difícil de rallar, algo más limpio y, si tienes la mala suerte que tu lavadero está en el exterior, no se estropea por el sol.

Mi lavadero es pequeño, ¿cómo lo organizo?

En Europa, el 90% de las cocinas y lavaderos están juntos. Y, por desgracia, esto delimita mucho el espacio. Así que, ¿cómo se puede organizar un lavadero pequeño y sacarle el máximo partido?

Es más fácil de lo que pueda parecer. Primero de todo, ubicaremos la lavadora. Esta debe ir al fondo, si el lavadero es estrecho pero largo, y en una esquina si es ancho pero corto.

Si tu sueño es tener una secadora, no la pongas al lado de la lavadora, ponla justo encima. Si, si, has leído bien: ¡encima! Esto te ayuda a ahorrar mucho espacio y si en los países del viejo mundo se puede, ¿por qué no aquí?

Ahora pasemos a conseguir el espacio de almacenaje. Colocando la lavadora en ese espacio, dejas algo de hueco para poner un pequeño armario. Este armario bien podría ser un armario escobero para lavadero o con baldas para los productos.

En el espacio que queda sobre la lavadora, para conseguir lavaderos más organizados, se pueden recurrir a las estanterías para lavaderos. Salvo que te veas obligado a tener el calentador del agua justo encima de la lavadora.

Si quieres tener una pila, pues prescinde del armario y ponla pila justo al lado de la lavadora, siempre y cuando veas que vas a poder maniobrar bien para limpiar la ropa, porque si no, carece de sentido tener una.

Lo bueno de la pila, es que en la zona de abajo puedes poner un pequeño armario con hueco para poder guardar los productos para la lavadora.

Un poco apartado de la lavadora puedes poner un cesto para la ropa sucia, así no estará por encima de la lavadora.

Es más, si quieres doblar la ropa en el lavadero, especialmente si tienes secadora, puedes instalar en la pared una balda abatible, y así doblarla antes de llevártela a las habitaciones.

Mi lavadero es grande, ¿tanto hay que pensar para organizarlo?

Por mucho que tengas un lavadero de gran tamaño, si lo haces mal, estar dentro del lavadero te va a ser un auténtico infierno. Así que debes aprender a crear un espacio ordenado, con cada cosa en su sitio.

Lo primero de todo es, ¿cómo es el lavadero? Porque si está conectado a la cocina, igual te interesa que la mesada continúe hasta el lavadero con el mismo tipo de superficie, ganando así un punto firme en el que trabajar.

La lavadora, y secadora, pueden ir una al lado de la otra, y estar justo debajo de este material. Y, justo al lado, una pila con un buen grifo, y trabajarás mejor que en un lavadero automático.

Sin embargo, lo normal es que esto no se pueda conseguir, así que hay que buscar otras opciones. La lavadora y la secadora pueden estar una al lado de la otra o bien una encima de la otra, como tú prefieras.

Justo al lado de la lavadora puedes colocar unos cestos extraíbles, para ir separando la ropa de color de la negra y blanca. O la que sea delicada y así lavarla en la pila.

En muchas tiendas venden estos cestos que son muy fáciles de instalar y usar, y mucho más higiénicos que los cestos en forma de cubo, ya que el material con el que están fabricados favorecen la transpiración del interior.

Justo encima de la lavadora, unos armarios de pared, o bien unos estantes sino te importa tenerlo todo al descubierto, con un armario más alto que puede servir como armario escobero.

Si quieres pecar de ser un tipo organizado al preparar uno de los mejores lavaderos vistos en decoración de interiores, hasta en dicho lavadero podrías tener para planchar. La tabla puede estar oculta tras la puerta de un armario, y así no ocupar sitio en el salón.

En la pared contrario, prepara más espacio de almacenaje. Junto con una buena superficie de trabajo, para poder doblar la ropa cuando esté seca. Con todo esto, conseguirás que finalmente sea cómodo y agradable poner la lavadora.

O si lo quieres tener todo en fila, pon la lavadora junto con la secada en una esquina, y continua el trayecto con muebles, con un grifo y lavabo en lugar de una pila. Así lo tendrás todo bien organizado.

Mi lavadero está en el balcón, ¿qué hago?

En muchos pisos no es extraño que la cocina dé justo al balcón, lo cual para muchos es un problema a la hora de tener un lavadero.

Los balcones son espacios pequeños, y generalmente estrechos salvo que se cuente con una buena terraza, así que, ¿qué se puede hacer para sacarle el máximo partido?

Justo encima de la lavadora pon un armario, con un material resistente a los cambios de temperatura (especialmente si no tienes toldo) que sea lo suficientemente ancho para tener los productos en paralelo. Con un par de baldas.

La lavadora debajo, en una esquina y su lado otro pequeño armario, para tener algo más de espacio de almacenaje.

Para proteger la lavadora, compra alguna tela especial, para que no le dé el sol, especialmente en verano. El calor puede estropear los circuitos y las piezas más delicadas.

Si buscas bien, encontrarás algunas telas que pueden abrirse justo por la puerta de la lavadora. Así no tendrás que quitarla cada vez que vayas a poner la lavadora.

¿Separando el lavadero del resto de los espacios?

Dado que, seguramente, tengas el lavadero justo al lado de la cocina, viene la pregunta de oro, ¿vas a separar el espacio del resto de la habitación? ¿Nuestro consejo? Hazlo.




armario para lavadero

¿Por qué separar el lavadero del resto de la estancia?

Es cierto que, si pones, por ejemplo, alguna de las puertas para lavaderos que hay en el mercado, este puede que parezca más pequeño.

Pero la principal razón para separarlos es por higiene. El olor a sudor, los productos de limpieza, suavizante, jabón… no es para nada agradable mientras se está cocinando, ¿verdad?

Que el lavadero esté conectado no quiere decir que los olores también. Claro que, las puertas son solo para lavaderos grandes, porque si no parecerá que le quitas mucho espacio a la habitación.

¿Qué tal poner una cortina?

La mejor solución para un lavadero pequeño, que esté apartado del resto de la estancia, es que compres alguna de las cortinas de plástico para lavadero.

Ahora, si no te va mucho el plástico, aunque es mejor porque permite el acceso de la luz de esta estancia, ¿qué tal una cortina de cuentas?

Si no te molesta el ruido que harás cada vez que entres y salgas, podría ser una interesante forma de decorar el espacio, ¿no crees? Si ves que no inspiras, busca algunas ideas de decoración de lavaderos y enseguida encontrarás una solución.

Puedes tratar de conectar ambos espacios

En lugar de poner una puerta o una cortina, puedes tener uno de esos tantos lavaderos que están conectados con la otra habitación. Eso si, siempre y cuando haya buena ventilación.

Piensa que, si dejas la ropa en el cesto, puede impregnarse de los olores emitidos al cocinar, o que el olor o sudor quede pegado en la cocina.

Claro que, esto no es un problema si decides construir toda una sala para tu lavadero, lo cuál sería una buena idea si dispones de ese espacio.

Sobre todo en las casas americanas, el lavadero suele estar cerca de las habitaciones, o cerca del garaje. De este modo, no molesta cuando está puesta la lavadora o la secadora.

Una fantástica galería de imágenes de lavadero para inspirarte

¿No te bastan con las palabras para saber como sacarle el máximo partido al lavadero de tu hogar? Puede que unas cuántas imágenes de lavaderos te ayuden a inspirarte un poco.

¡Mira todas las opciones que tienes para sacarle el máximo partido a este pequeño espacio en tu hogar! ¡Todas estas imágenes de decoración de lavaderos te van a inspirar!