Saltar al contenido
Prodecoracion

Ponte en forma con un gimnasio en casa

gimnasios

Dedicarse a cuidarse uno mismo haciendo ejercicio se ha convertido ya en algo más que una simple moda. Es un hábito que muchas personas han comenzado a adquirir, no solo con el fin de vivir más tiempo, sino de hacerlo de la mejor manera posible.

Eso sí, es uno de los hábitos más caros que existen, pues, si se va sumando, entre el gimnasio, la comida sana y algunos “extras”, uno acaba dejándose una fortuna. Es por ello que muchos han comenzado a apostar por lo que es tener un gimnasio en casa.

¿Por qué es mejor tener un gimnasio doméstico?





decoracion para gimnasio en casa

La ley de la oferta y la demanda hace que los gimnasios compitan por ver cuál es el que ofrece las mejores condiciones para que sus socios se mantengan en uno u otro. Sin embargo, el precio medio es demasiado elevado.

Aunque es una inversión importante, es mejor hacer un gimnasio en casa. No tiene que ser un gimnasio con demasiados aparatos, y se pueden ir añadiendo algunos poco a poco. De hecho, cómo armar un gimnasio en casa es sencillo, y no hay que comprar máquinas pesadas ni nada por el estilo.

¿Cuáles son las claves para construir un gimnasio en casa?

Seguro que más de uno se estará preguntando cuánto cuesta hacer un gimnasio en casa. Todo depende del tipo de aparatos que quieras comprar. Pero, en realidad, no hace falta gastarse mucho dinero.

Estas son las principales claves a tener en cuenta:




decoracion de un gimnasio en casa

¿Qué aparatos quieres?

¿Qué tipo de ejercicio quieres realizar? ¿Quieres hacer cardio para fortalecer las piernas? ¿Pesas para ganar músculo? ¿Step? ¿Aerobic?

En base al tipo de ejercicio que vayas a realizar, te interesará hacer un gimnasio en casa de un estilo o de otro.

¿Hay diferencia entre un gimnasio para hombre o para mujer?

Puede que, para algunos, hablar de que haya un tipo de gimnasio pensado para mujer y otro pensado para hombres pueda parecer sexista. En realidad, no debería haber diferencia, pero, la realidad es otra.

Cuando se busca algo relacionado a cómo hacer un gimnasio en casa para hombre, lo que se encuentran son modelos de gimnasios dedicados al ejercicio “fuerte”, con pesas y grandes maquinarias.

En cambio, si hablamos de cómo hacer un gimnasio en casa para mujeres, encontramos que hay menos maquinaria, y está pensado para un ejercicio más suave.

¿Quiere esto decir que un hombre no puede tener un gimnasio más parecido al de una mujer y al de un hombre? Por supuesto que no. Un hombre puede decidir que prefiere ejercicios más suaves y una mujer más pesado, según sus necesidades.

El color

Te habrás fijado que los colores de los gimnasios suelen ser bastante vivos y llamativos, ¿verdad? No es una coincidencia.

Estos colores sirven para aumentar la pasión por el ejercicio, transmitir fuerza… por ello, el tono blanco, el azul o el rojo son tan típicos en las paredes de los gimnasios.

Cuando quieras hacer un gimnasio en casa, la decoración de las paredes debería ser de estos colores, verás cómo te funciona.

Aprovecha el espacio

Armar un gimnasio en casa no te va a obligar a perder una habitación de gran tamaño para este fin. De hecho, basta con un espacio pequeño.

De nuevo repetimos lo anterior: depende del tipo de ejercicio que quieras hacer. Hoy en día hay máquinas de gimnasio multifunción, que permiten ahorrar mucho espacio, teniendo una sola máquina para lo que normalmente tendrías tres.

Son algo más caras que si vas comprando máquina a máquina, pero al preparar el diseño del gimnasio para hacer en casa, es una inversión más segura que las otras opciones.

¿Qué aparatos se pueden tener en un gimnasio casero?

Antes de explicarte cómo hacer un gimnasio casero en casa, veamos, ¿qué tipos de aparatos puedes tener en casa? Hay una amplia variedad, pero los más típicos son:




como instalar un gimnasio en casa

Cinta para correr

Un clásico de los gimnasios y de lo más común en las casas. Hoy en día hay modelos muy pequeños, que no quitan tanto espacio a la habitación.

Si estás pensando en tener un gimnasio en casa, y no dispones de mucho tiempo para salir a correr a la calle, te recomendamos una cinta.

Bicicleta estática

La bicicleta estática es uno de los aparatos más típicos de tener en casa para hacer ejercicio, y de los que menos se acaban usando.

Claro que, es una pieza indispensable para todo buen gimnasio. Crea tu gimnasio en casa con una buena bicicleta estática y podrás hacer mucho ejercicio.

Máquina de remo

Hacer un gimnasio en casa supone tener algunas de las máquinas que sueles ver en los gimnasios, y ello incluye una máquina de remo.

No son caras, salvo que quieras una que controle la actividad que vas haciendo día a día para ver si estás mejorando.

Plataformas

Para los que no dispongan de mucho dinero, hay una serie de aparatos, denominados plataformas, que son muy sencillos.

Sirven para hacer ejercicios muy simples, pero prácticos para ganar fuerza muscular y perder algo de peso. Si la idea es montar un gimnasio en casa barato, deberías plantearte este aparato.

Máquinas de pesas

En lugar de unas pesas, ¿por qué no comprarte unas máquinas de pesas? Las hay para los pies, para los brazos, para los hombros…

Aunque, para ahorrar, nuestra recomendación es una máquina de pesas multifunción que te ofrezca todo eso en una sola máquina.

Máquina de Step

Una de las máquinas más completas a la hora de hacer ejercicio, ya que se fortalecen los brazos y las piernas al mismo tiempo.

Son máquinas caras, no te vamos a engañar, Pero, cuando no tienes mucho tiempo para ejercicio al aire libre, ¿no es bueno invertir en ellas?

¿Y si quiero construir un gimnasio sin máquinas?

Miremos las cosas desde otro ángulo. ¿Quién ha dicho que un gimnasio tiene que estar repleto de máquinas? Nadie, ¿verdad?

Existen muchas formas para aprender a cómo hacer un gimnasio en casa sin máquinas, lo cual resulta más barato. Lo que se necesitan son:



diseño gimnasio en casa

Pesas

Unas mancuernas, unas pesas dobles o unas pesas rusas de gran tamaño. Cambiando a tu gusto los discos, se acabó eso de perder tanto espacio en la habitación por una gran máquina.

Plataformas

Al igual que hay plataformas muy complejas, las hay muy sencillas. Estas no se pueden considerar como máquinas, y al montar un pequeño gimnasio en casa vienen estupendamente.

Barras

Si pones una pared con una serie de barras, estás te vienen bien tanto para estirar como para hacer ejercicio.

Esterillas

Hacer flexiones, abdominales y otros ejercicios en el suelo tienen tan buenos resultados como ponerte a hacer pesas durante media hora.

Construye tu propio gimnasio en casa poniendo un suelo con varias esterillas, para hacer estos ejercicios. ¿Lo bueno? Qué no hace falta una máquina para hacerlos.

Saco de boxeo o similares

Aparte de una serie de objetos sencillos para hacer gimnasia, ¿no has pensando en comprarte un saco de boxeo o punching ball? Son muy buenos para liberar el estrés, y te ayudan a conseguir fuerza en los brazos.

Bandas de resistencia

Los tensores para fitness son un clásico del ejercicio, así que, ¿cómo vas a desaprovechar la oportunidad de hacerte con unos?

En la decoración de un gimnasio en casa son perfectos, porque no suelen costar mucho dinero ni roban mucho espacio a la habitación. Se pueden poner pegados a las paredes o sueltos, como tu gustes.

Tengo poco espacio, ¿cómo monto mi gimnasio?

Cómo ya hemos mencionado un poco más arriba, no se necesita mucho espacio para poder tener un gimnasio en casa.

De hecho, un gimnasio en casa pequeño es perfecto para ahorrar, ya que al tener mucho espacio puedes estar en busca de conseguir cada vez más aparatos.




Distribuye bien el espacio

Más que buscar ideas de decoración de gimnasios en casa, deberías buscar algunos que te ayuden a la distribución del espacio.

Haz un dibujo en una hoja de papel de como es el espacio, piensa en el ejercicio que vas a realizar y entonces divide los espacios para hacer diferentes tipos de ejercicios.

Una zona con esterillas, otra para alguna máquina, otra para estiramientos… que todo quede bien delimitado.

¿De verdad necesitas máquinas?

Piensa que hoy en día muchos parques tienen varias máquinas para hacer ejercicio, incluso en las playas los encontraras. Y que otros, como correr, los puedes hacer en la calle.

Así que, aparte de quizás alguna máquina para hacer pesas (lo cual no siempre es necesario, ¿verdaderamente necesitas maquinas en tu gimnasio casero?

Piensa que el diseño del gimnasio en casa será el que establezca el presupuesto que te vas a gastar. Si el espacio es muy pequeño, nuestro consejo, es que te olvides de las máquinas.

Crea espacio de almacenamiento

Dado que la habitación es pequeña, no sería bueno tenerlo todo desorganizado por el suelo. Así que, ¿nuestra recomendación? Coloca algún mueble, tipo de estaría, que sea baja, para tenerlo todo bien organizado.

Con hueco para las pesas o las mancuernas, para el balón medicinal o con un estante para las toallas. Incluso con un hueco para el equipo de música.

Pon un suelo cómodo o varias esterillas o lonas

Aunque no vayas a tener un equipamiento pesado, sería recomendable que el suelo del gimnasio estuviese protegido.

No te gustaría nada que de pronto se rompiese una baldosa porque has soltado mal las pesas, ¿verdad? Puedes o bien cubrir todo el suelo o solo una parte, para dedicar esa zona al ejercicio más fuerte.

¿Y si quiero alguna máquina?

Al montar un pequeño gimnasio en casa, dado que el espacio es limitado, no te recomendaríamos mucho tener máquinas.

Pero, si es lo que quieres, entonces como máximo te aconsejamos que tengas dos. Pero dos que sean diferentes. No tengas una cinta de correr si ya tienes una bicicleta estática y viceversa.

Compra dos máquinas que te ayuden a hacer varios tipos de ejercicios al mismo tiempo, las denominadas multifunción. Pueden ser grandes, pero una sola es como si fueran tres o cuatro.

Tengo todo el espacio del mundo, ¡quiero un gimnasio grande!

Tener un gimnasio en casa de gran tamaño es el sueño de muchos amantes del deporte. Pero, no hay que volverse loco, o podrías acabar pagando un dineral.

Te vamos a explicar cómo hacerse un gimnasio en casa, aprovechando al máximo el espacio de esa gran sala que tienes.




como montar gimnasio en casa

Haz que cada espacio sea para una cosa

Más que preocuparte de cómo montar un gimnasio en casa, preocúpate de cómo vas a distribuir los espacios.

Organizar un gimnasio en casa supone dividir los espacios, para que cada zona esté dedicado a una cosa: una para el cardio, otra para las pesas, otra para fitness, para los estiramientos…

Para ello, puedes colocar unas lonas de color para cada espacio, que al mismo tiempo que protegen el suelo te separan los espacios de una manera sencilla.

¿Cuántas máquinas debes tener?

Podemos explicarte cómo crear tu propio gimnasio en casa, pero, al final, la decisión final de las maquinas que vas a tener será únicamente tuya.

¿Nuestro consejo? Apuesta por máquinas multifunción. Ya que tienes un espacio grande, sería una pena tener una docena de máquinas y no dejar nada de espacio para el ejercicio ligero.

En lugar de una pesada máquina para pesas, piensa en pesas tipo mancuernas o pesas rusas, y así tendrás espacio para una cinta de correr, una máquina de Step o una bicicleta estática.

Pon las máquinas en fila, como las tienen en los gimnasios, en un rincón de la habitación, salvo que, quizás quieras ver la televisión mientras haces ejercicio, en cuyo caso deberías tenerlas mirando hacía la pared.

¿Qué te parece tener aparatos más sencillos?

Antes te hemos hablado de que hay productos muy sencillos para hacer ejercicios, que sirven tan bien como las máquinas más sofisticadas.

Aprender a cómo hacerse un gimnasio en casa no solo es para saber que máquinas comprar, si no formas de conseguir un gimnasio barato.

Busca esas máquinas más sencillas o utiliza productos que sean prácticos para el ejercicio. Al final, tu bolsillo lo va a agradecer.

No te olvides del espacio de almacenaje.

Es cierto que, para la decoración de gimnasios en casa, especialmente los pequeños, el espacio de almacenaje es importante, pero pasa lo mismo para los grandes.

Te viene bien tener algo de espacio de almacenaje para dejar almacenados algunos objetos cuando no los estés utilizando, así como par a tener a mano toallas, o la bebida.

Otras cosas para el gimnasio

Hay algunos objetos que están pensados para hacer ejercicio. Sin embargo, la imaginación de la gente los ha convertido en un ayudante perfecto, especialmente para la decoración de un gimnasio en casa sencillo.

¿Un ejemplo? Los bancos de madera. Estos sirven para descansar, o para hacer algunas pesas. Sin embargo, también pueden tener otra utilidad.

Puedes usarlos para hacer estiramientos, como punto de apoyo para algunos ejercicios de yoga o incluso mejorar la coordinación, saltando de un lado a otro del banco.

Del mismo modo, se puede tener un gimnasio en casa sin pesas, creando un gimnasio destinado a hacer yoga, ejercicios de fitness o cardio. Y, en realidad, hay objetos cotidianos que te pueden ayudar a hacer estos ejercicios sin gastar mucho dinero.

Solo debes averiguarlo, y así aprenderás algo más aparte de cómo hacerse un gimnasio en casa.

Algunos objetos para los niños

Hacer ejercicio en familia es muy bueno para la salud, y se puede convertir en una buena actividad que compartir.

Así que, ¿por qué no tener algunos aparatos u objetos de gimnasia que puedan utilizar los niños mientras tú haces otros ejercicios? Por ejemplo, una pared de escalada

Pensar en ellos para este espacio está muy bien, y así cada uno podrá tener su propio lugar en la habitación para ir fortaleciendo su cuerpo.

¿Qué otras cosas necesita un gimnasio?

Ya tienes la base de cómo montar un gimnasio en casa, ahora, aparte de lo anteriormente mencionado, ¿qué más necesitas para tu gimnasio?




cuanto cuesta hacer un gimnasio en casa

Espejos

Puede que nunca te hayas percatado de ello, pero en los gimnasios hay varias paredes con espejos. ¿Sabes por qué?

El hacer ejercicio frente a un espejo es una forma de darse cuenta de lo que uno está haciendo mal, y corregir las malas posturas o malos hábitos.

Sería bueno que hubiera un par de espejos de gran tamaño en el gimnasio, para ver como haces ejercicio y cambiar lo que hagas mal.

Televisor, ¿o radio?

Ambas cosas están bien. Puedes tener un pequeño televisor que te ayude a hacer ejercicios de aerobic o de yoga, o para ver tu programa favorito mientras estás montado en la bicicleta estática o la cinta.

Con el tema de la radio, lo cierto es que está un poco pasado de moda el uso de la “radio común”. En la decoración de un gimnasio doméstico actual se suelen poner altavoces inalámbricos.

Estos se conectan a cualquier dispositivo a través de la conexión Bluetooth, y aunque el aparato esté en otra habitación, escucharás perfectamente tus canciones favoritas.

Una buena iluminación

Para hacer bien el ejercicio que tienes en mente es necesaria una buena iluminación. Así que instala varios focos en la habitación o un gran plafón, para iluminarla por completo.

Lo ideal es la luz natural, así que ten la persiana levantada todo lo que te sea posible para aprovechar al máximo la luz del sol.

Una buena ventilación

En la habitación vas a sudar mucho, así que tendrás que tener una buena ventilación, con un ventilador y una gran ventana para dejar salir la concentración que haya en la sala.

¿Una mini nevera?

No es bueno que bebas un refresco frío tras haber sudado tanto, pero durante el ejercicio es bueno hidratarse, y que una bebida esté fresca es lo mejor para ello.

Así que, ¿por qué no tener una mini nevera si tienes el espacio para instalar una en tu pequeño gimnasio?

¿Se puede ahorrar a la hora de montar un gimnasio?

Ya sabes cómo instalar un gimnasio en casa, pero, ¿sabes cómo ahorrar en al hacerlo? Porque un gimnasio puede ser una de las cosas más caras del mundo.




construir gimnasio en casa

Haz aparatos caseros

No hace falta gastarse una pequeña fortuna al comprar aparatos de gimnasia, habiendo opciones caseras para hacer ejercicio.

¿Qué quieres unas pesas? Puedes llenar dos botellas de agua de dos litros con tierra y tendrán el mismo efecto, o aprender a cómo hacerte un aparato de cardio casero en casa.

Si buscas en Internet, verás que hay muchas ideas sobre cómo montar un gimnasio con aparatos caseros por muy poco dinero.

La segunda mano será tu solución

Con el tiempo, mucha gente se deshace de sus viejos aparatos, porque quiere hacerse con otros nuevos.

Así que, ¿por qué no aprovechar el mercado de segunda mano? Especialmente si quieres una máquina especial, las cuáles son bastante caras, es tu oportunidad de hacerte con ella a un precio más económico.

Espérate a las ofertas

El día sin IVA, las rebajas de verano o de invierno… ¿es qué no hay épocas de rebajas a lo largo del año en el que conseguir algo con un gran descuento?

Sé paciente, y poco a poco ve montando tu gimnasio. No hay porque hacerlo todo de golpe.

¿No hay cosas que puedas hacer fuera de casa?

Si sales a la calle, podrás correr, podrás ir a un parque y hacer ejercicio con los aparatos que hay allí. Teniendo tiempo para hacerlo, ¿por qué invertir dinero para máquinas para este fin en tu casa?

Deberías plantearte hacer una serie de ejercicios en el exterior, ya que es más sano que hacerlo encerrada en una habitación.

Unas cuantas imágenes de casas estilo gimnasio que te encantarás

Ya eres todo un experto en la decoración de gimnasios caseros. Ahora, si necesitas algo de inspiración con ayuda de unas fotos de decoración de gimnasios en casa, te tenemos una sorpresa reservada.

¡Y es un completo set de imágenes de decoración de gimnasios para casas! ¡Con esto ya podrás montar tu propio gimnasio sin preocupaciones de que vayas a meter la pata!