Saltar al contenido
Prodecoracion

Ideas para el diseño y la decoración de cocinas

cocinas de gas

Las cocinas son, junto con los baños, las estancias de la casa que más se reforman. Al menos cada 15 años una persona hace una gran reforma en esta. Algunos para actualizarla, otros simplemente por el mero gusto de tener una cocina como nueva. Pero, ¿qué hay que hacer a la hora de reformar una cocina?

Ideas y diseños para decorar cocinas









Presupuesto para la decoración, lo más importante

Lo más importante, sin lugar a dudas, es ajustarse al presupuesto que una persona tenga en ese momento. Las cocinas no son baratas, pero se puede ahorrar dinero buscando diferentes formas de realizar la reforma.

El presupuesto tiene que ser cerrado, lo que evitará que puedan aparecer sorpresas desagradables al final de la reforma. Lo ideal sería contratar a un decorador profesional y darle un presupuesto cerrado.

Los 10 errores que se cometen en las reformas de cocina

Puede parecer una tontería, pero mucha gente comete muchos errores a la hora de reformar una cocina, lo que obligará a hacer una nueva reforma en un futuro. Así pues, anota estos 10 típicos errores, para evitar cometerlos durante la reforma:




No hay que obstruir el triángulo de trabajo

¿Crees que la distribución de las cocinas son así por mera casualidad? Claro que no. Cuando se diseña una cocina, ya sean cocinas pequeñas o grandes, hay que asegurarse que algo que se conoce como triángulo de trabajo no esté obstruido.

¿Esto que es? Se trata de una figura imaginaria, con forma triangular, que se forma entre el frigorífico, el fregadero y la placa de la cocina. La zona de mayor actividad, y es la que más cuidada debe estar a la hora de mirar diseños de cocina.

Sea como sea el tamaño o la disposición, hay que respetar esta regla, consiguiendo así la mayor efectividad en el uso de esta.

Si el triángulo es pequeño, cuando haya más de una persona en la cocina resultará molesto trabajar en ella. Y si es demasiado grande, el tener que moverte por la cocina en busca de lo que necesitas puede ser una actividad agotadora.

Aunque tu idea sea tener alguna de las cocinas con islas que ves en las revistas, debes respetar este principio.

Debe haber bastante iluminación

Mientras que en los adosados las cocinas suelen dar al exterior, en los pisos suelen ser interiores. Y dado que es una de las estancias en donde se realiza una de las tareas más importantes, esta tiene que estar bien iluminada.

En la decoración de cocinas es tan importante elegir el tipo de iluminación como el tipo de luz artificial. Debe haber tanta luz como sea posible, evitando así posibles accidentes con los objetos afilados que se usan durante de preparación de alimentos.

Las del techo tienen que estar instaladas de tal forma que no tapes la luz cuando cocinas, incluyendo algunas en los muebles.

La ventilación, un factor fundamental en el diseño

Al comprar los muebles de la cocina, la campana extractora se convierte en una pieza fundamental. Obvio, ¿verdad? Así evitas que el ambiente se cargue cuando cocines algo de carne o tus guisos.

No obstante, la buena ventilación es la natural. Aunque la campana sea muy elegante, no siempre cumplen con la extracción del aire viciado en la habitación. Por ello, es mejor que la zona de cocina esté cerca de ventanas, para abrirlas cuando estés preparando tus platos.

¿Demasiada o poca capacidad de almacenaje?

Sorprende descubrir que es aquí en dónde la gente comete más errores al diseñar cocinas. Una cocina tiene que ser práctica, sin la necesidad de que esté demasiado cargada pero tampoco que falte espacio.



decoracion del hogar barata

Solo se necesita tener la cantidad de armarios adecuados, con mucha capacidad. En las cocinas pequeñas cargarla demasiado crea un espacio muy agobiante. Incluso en las cocinas más grandes sucede lo mismo. Antes de pensar en comprar los muebles de cocina, es mejor que pienses en todo lo que tienes y que vas a guardar.

El espacio de encimera nunca sobra

La comida cuánto más casera mejor, pero para ello vas a necesitar una buena superficie de trabajo, ¿no crees? Si no te gusta tener un microondas empotrado, ni un lugar para tu cafetera o para la tostadora, todo esto tendrás que tenerlo sobre la encimera.

Y ello te quita mucho espacio de trabajo. Por ello, es importante que cuando compares diseños de cocina valores cuál te da más espacio en la encimera. Algunos recurren a una isla, pero si la cocina es pequeña, ¿dónde la pondrás? Mejor tener de sobra que luego te pueda faltar.

Cocinas con isla, ¿tienes espacio suficiente?

Dada la popularidad que están consiguiendo las cocinas americanas, no es de extrañar que cada vez más personas quieran tener una isla en su cocina. Si te la puedes permitir teniendo mucho espacio, ¿por qué no?

Ahora, ¿realmente te hace falta? Recuerda que no debes obstruir el triángulo de trabajo, y que estas ocupan mucho espacio. Además, ¿vas a usarla? ¿Realmente es necesaria? Decidir ponerla o no puede ser decisivo a la hora de adquirir cocinas económicas o con un precio desorbitado.

Los paramentos hay que protegerlos

Tan solo 8 de cada 10 personas que reforman una cocina se preocupan de proteger los paramentos de la cocina. En las zonas donde están los fuegos o el fregadero estos deben estar bien protegidos, porque puede ser muy peligroso a posteriori. Además, que estén estos paramentos ayuda a que la limpieza sea fácil y el acabado sea más estético.

Un espacio para reciclaje

Cada vez son más las personas que se preocupan por el reciclaje, pero muy pocas de ellas aprovechan la reforma de su cocina para crear un espacio para tal fin.

Bajo el fregadero o dejando un espacio en la cocina puedes tener un lugar para contar con un cubo en el que reciclar todo. Ya que vas a mirar ideas para decorar cocinas y así cambiar la tuya, ¿no es bueno preocuparse por el planeta un poco?

No te excedas con la moda

Mucho ojo con esto. Al ver en revistas cocinas de diseño, muchas personas cometen el error de dejarse absorber por el mundo de la moda y caer en el grave error de cargar la cocina con elementos que no casan entre si.

Es bueno que quieras traer algo de modernidad a tu cocina comprando nuevos muebles y algunas piezas, pero, ¿es necesario cargarla demasiado? No te dejes enganchar por la idea de tener elementos ostentosos que puede que hagan de tu cocina la más bonita del barrio, pero será la menos funcional.

Profesionales, ante todo

Es mejor contratar profesionales que se hagan cargo del trabajo para conseguir una cocina de tus sueños. Te pueden ayudar a decorar cocinas pequeñas y estrechas, aprovechando al máximo al espacio o crear un espacio muy acogedor en una cocina enorme. ¡Debes darle una oportunidad a los profesionales!

Las mejores ideas para decorar tu cocina

¿Ya tienes claro cuáles son los errores que no tienes que cometer a la hora de reformar tu cocina? Bien, ahora vamos con algunas ideas para decorar cocinas, que seguro que te ayudarán a tomar las mejores decisiones.

Suelos y azulejos para cocinas, ¿cual es el mejor?





El suelo es, junto con el azulejo, una de las partes en donde más se gasta la gente en una reforma de cocina. Y en realidad, para conseguir cocinas de diseño no hace falta invertir tanto.

Suelos de piedra natural, de cerámica o de madera… ¿cuál es el mejor? No existe una forma adecuada de responder a esta pregunta. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas.

Por ejemplo, el de madera acumula humedad, el de piedra natural o cerámica es resistente pero a la hora de tener que hacer la reparación de alguna avería es más complicado de romper y supone un mayor gasto.

Que no te engañen en la tienda con promesas de “este suelo es muy limpio” o “apenas se ensucia”. Todos los suelos se ensucian. Igual que los azulejos. Es solo que si tienes un suelo en tonos más oscuros lo notarás menos que en un suelo blanco.

El suelo tiene que ser uniforme, y no tiene porqué ser igual que el del pasillo. Salvo que te hayas decantando por hacer como muchas personas que tienen cocinas abiertas al salón. En este caso, el suelo de la cocina y el salón tendrá que ser el mismo. En cambio, los azulejos de cocina no es necesario que sean igual que la pared del salón.

Hay diseños muy llamativos en el mercado, con apuestas verdaderamente interesantes. En realidad, ahora cualquier tipo de azulejo está de moda. Estampados, con pequeños detalles en relieve o en tonos oscuros…

En realidad, dependiendo del tipo de mueble, te interesará un estilo u otro. Si los muebles son oscuros, mejor escoger colores claros para que los azulejos resalten. Si son claros, algo más oscuros.

O siempre puedes ir a la solución sencilla de las cocinas blancas. Armarios, encimera, azulejos y suelo, todo blanco. Ahora, recuerda que el blanco es un color muy sucio, y cualquier mancha se notará enseguida. Si eres una persona que le gusta mucho cocinar, tendrás que estar limpiando cada dos por tres.

Si escoges azulejos que sean lisos, sin ningún detalle, entonces deberías recurrir a las cenefas. Es cierto que una pared lisa hace que fluya mejor todo, pero con unas cenefas decorativas quedará mejor.

Una solución, para ahorrar dinero, sería quitar los azulejos y usar papel pintado en una parte de la cocina. Si, has oído bien, papel pintado para cocinas. En la zona contrario a los fuegos y el fregadero puedes poner una que case con los azulejos de la cocina. Así crearás un bonito efecto en tu cocina.

Los mejores muebles para la cocina




Los muebles de cocina requieren su tiempo para decidirlos. Recuerda que uno de los mayores errores que comete la gente es el de cargar mucho las cocinas con demasiados armarios y muebles.

Entonces, ¿qué tienes que hacer? Primero pensar en ti y en tu familia. ¿Sois personas de comer mucha comida casera? ¿Cuánto espacio estáis utilizando en la cocina? Según esto, podrás diseñar tu cocina.

En la actualidad, una moda es prescindir de los armarios en la cocina. Aunque para muchos son muy prácticos, para otros resultan una molestia. Primero de todo porque son muy complicados de limpiar, requiriendo de una escalera.

Segundo porque los techos altos de las cocinas obligan a que los muebles estén en alto para que estén en concordancia con este. Y en estos casos suceden dos cosas: el armario es demasiado alto o se deja un espacio vacío que es perfecto para que se acumule la suciedad.

Los armarios de cocina deberías pensar en ellos solamente en el caso de que tengas una cocina pequeña. En este caso, debido al poco espacio necesitas todo el espacio de almacenaje que puedas ganar con los muebles de cocina.

Ahora, si es grande, ¿por qué no comprar muebles como armarios de pie para guardar los alimentos? Así, las cajoneras las podrás usar para almacenar ollas, sartenes y demás utensilios de cocina que utilices.

Con esto, se consigue que la cocina resulta un poco más agradable, no solo a la vista. Resulta interesante ver el efecto que hay al no tener un solo armario en las paredes, dejando todo un espacio libre. Además, piensa que los armarios impiden, de una forma u otra, la buena ventilación a la hora de cocinar.

No obstante, cuando no tienes más remedio, ¿qué hacer? Poner armarios, claro, pero no demasiados. Los armarios los puedes dedicar a tener tus vasos, platos y algunos alimentos que suelan utilizar, pero bien distribuidos. Intenta que no haya uno obstruyendo a la campana extractora, o tendrás problemas para ventilar la estancia.

En cuánto al color, todo dependerá de tus gustos. El color roble natural suele ser la opción más acertada, pero siempre puedes buscar en tono abedul. Hoy en día están de moda los colores como el rojo, verde o azul. Pero no a todas las cocinas les queda igual de bien, así que ten mucho cuidado.

Electrodomésticos para cocina, ¿qué hacer con ellos?





La gran pregunta a la hora de hablar de decoración de cocinas, ¿qué hacer con los electrodomésticos? Si alguna vez has visto programas de reformas de cocina, verás que suelen instalar electrodomésticos empotrados. Pero esto, en realidad, es más por una cuestión estética que porque sea más funcional.

El horno, ¿es necesario que esté a lo alto? Por supuesto que no. Viene bien para ver como va la comida sin agacharse, pero no es necesario que esté ahí. Puedes tenerlo bajo los fuegos de tu cocina, si así lo deseas. Del mismo modo que, no se hace necesario comprar un microondas empotrado en los muebles o una nevera que esté incrustada con el resto de muebles.

Incluso podrías reutilizar tus viejos electrodomésticos. Ahora, si los vas a comprar nuevos, llegó el momento de estudiar lo que hacer. Para comenzar, el material. Los electrodomésticos de acero inoxidable son lo mejor, ya que son más duraderos y pueden soportar mejor el paso del tiempo. Por no hablar que en ambientes cargados no acumulan tanto la suciedad.

No siempre es necesario tener un gran horno. Si la cocina es pequeña, o sois personas de hornear poco, podríais comprar un horno eléctrico portátil. Son pequeños y perfectos para cocinar platos sencillos, y así ahorras espacio bajo el fuego para tener espacio para guardar más cosas.

Lo mismo sucede con el microondas. ¿Eres persona de usarlo mucho o poco? Tanto respondiendo si como no, ¿quién te obliga a tener uno empotrado?

Si has creado una cocina con bastante encimera, puedes tener un electrodoméstico auxiliar sobre la encimera, el cuál guardar cuando no lo vayas a usar. En caso contrario, ¿sabes lo que te costará sustituir uno empotrado por otro nuevo? Claro que esto ya es decisión tuya.

El lavavajillas es algo que se ha puesto muy de moda en los últimos años. Todo el mundo quiere tener uno. Ahora, ¿es necesario? Para empezar, ocupa un valioso espacio cerca de tu fregadero que podrías destinar a algo más útil.

Segundo, ¿generas tantos platos sucios al día como para necesitar uno? Porque si no, ¿qué necesidad tienes de comprarte uno? Ahorrarías mucho dinero y algo de espacio. Piensa que, si no tienes una buena galería para la lavadora, la podrías poner en la cocina sin muchos problemas en el lugar donde iría el lavavajillas.

La campana extractora es bastante importante para la ventilación de tu cocina. Pero, ¿qué tienes que saber realmente de ella? Sabrás que existen dos tipos: la campana o uno que está escondido entre los armarios de tu cocina.

La primera es excelente, porque al ser más grande absorbe mejor los humos, pero ocupan mucho espacio. Las otras tienen peor poder de aspiración, pero te permiten ganar algo de espacio de almacenaje. En resumen: la primera es ideal para cocinas grandes mientras que la segunda lo es para cocinas pequeñas.

Ahora es el turno del fuego. ¿Qué tipo de fuego es mejor para una cocina? Todo depende de cómo te guste cocinar. Hay quienes siguen apostando por las cocinas de gas, ya que las consideran mucho más ventajosas para preparar guisos y platos caseros.

No obstante, tienen un poco de peligro. Las eléctricas son siempre una opción barata y excelente, con la única pena de que funcionan con luz y si hay un apagón no podrás cocinar. Pero son más seguras que las de gas.

Grifos de cocina, ¿cómo elegir?





muebles cocina

¿Hemos terminado con la preparación de la cocina? Claro que no, quedan aún muchas cosas por elegir. Para empezar, el grifo.

Una pieza fundamental en toda cocina, tanto para fregar como para preparar algunos platos, ¿no? Lo cierto es que, el tipo de grifo que se suele comprar es más por su estética que por la funcionalidad. Pero es bueno que tengas algunas nociones sobre como son estos para elegir el que mejor se ajusta a sus necesidades.

Según el tipo de apertura pueden ser:

  • Bimando: Cuentan con dos mandos, uno para el agua fría y otro para el agua caliente.
  • Monomando: El más común que solo tiene un mano, para regular el flujo y la temperatura.

Ahora, ¿y según el tipo de caño? Según como uses el fregadero, te interesará más uno u otro:

  • Caño alto: Suele ser el más común y permite rellenar mejor las ollas o cacerolas de agua, así como fregar cómodamente.
  • Caño alto extraíble: Ideal cuando el fregadero es pequeño. El caño se extrae y puedes llenar el recipiente fácilmente.
  • Caño horizontal: Si la cocina es baja, o el fregadero está bajo una ventana, es perfecto, pero es bajo y puede ser incómodo a la hora de rellenar recipientes.
  • Caño abatible: Su función es la misma que para el caño horizontal, pero mucho mejor, ya que es tan flexible que puedes moverlo a tu gusto.
  • Caño invertido: En este caso, el año está en la zona del fregadero y no por encima. Algo que puede resultar práctico en las cocinas pequeñas.

¿Tienes claro cómo funciona la grifería? También te vendría bien tomar la decisión sobre si quieres un fregadero o dos. Normalmente, se ponen dos, pero el segundo puede ocupar mucho espacio, ante lo que te convendría más tener uno grande para fregar los platos. Sobre todo si vas a instalar un lavavajillas. Pero si pones dos, intenta que el segundo sea un poco más pequeño, ganando así algo de espacio para la encimera.

Otros elementos para tu cocina





Habrás visto que algunos fregaderos incorporan hoy en día un pequeño tubo para poder rellenar botellas de agua, y de este modo beber “agua del grifo limpia”. Son algo más caros, pero te permitirán ahorrar un poco en agua.  Ahora, no son obligatorios para tener una cocina moderna.

¿Y las mesas de cocina? Las islas no son necesarias, pero tener una mesa de cocina siempre viene bien. Puede ser un espacio extra para preparar algunos ingredientes o para comer con la familia si la cocina es grande.

¿Cuál es el mejor modelo? Si la cocina es grande, con una mesa de cocina normal no tendrás problemas de espacio. Ahora, si esta es pequeña o tiene un tamaño estándar, es mejor ir a lo seguro con las mesas de cocina abatibles. Estas te dan un pequeño espacio en la cocina con el que trabajar y si necesitas más siempre las puedes abrir.

Mejor que sean de madera natural, pues el metal se puede oxidar con el paso de los años. Además de que resulta muy molesto el sonido cuando tienes que moverla. Si vas a decorar una cocina blanca, puedes comprar una de madera natural acabada en color blanco, para que case con esta a la perfección.

Seguramente habrás visto en fotos de cocinas que mucha gente pone plantas en las cocinas. ¿Esto es peligroso? No, si sabes ubicarlas bien. Aportan mucho a la cocina, como una sensación de alegría. Y algunas hay que son ideales para esta, como:

  • Poto: Si tienes un rincón que esté bien iluminado en la cocina, esta planta es perfecta. Requiere de un espacio grande porque es una planta liana, pero es perfecta porque protege contra la contaminación.
  • Aloe Vera: Se ha convertido en la planta por excelencia en muchos hogares, tanto por su hermosura como por lo práctica que es para crear algunos remedios caseros. Solo necesita tener un rincón bien iluminado y crecerá perfecta, atrayendo energía positiva a tu cocina.
  • Alegría de la casa: Aunque no te lo creas, entre las plantas para decorar cocinas hay una que recibe este nombre. Florida, bella y perfecta para una cocina, resistente en recipientes pequeños y es perfecta para aportar color a la estancia.
  • Cactus: ¿Un cactus para una cocina? Pues si, porque es perfecta para el interior. Hay cactus muy pequeños que están pensados para las cocinas pequeñas, aportando un poco de verdor al ambiente.
  • Hierbabuena: Los olores de la cocina se pueden entremezclar y resultar hasta desagradables. En este caso, ¿por qué no recurrir a algunas plantas aromáticas como la hierbabuena? Una planta que puedes usar para cocinar y que aportará frescor a tu hogar.
  • Perejil: Es igual que la hierbabuena. Se utiliza para poder cargar la cocina con un olor agradable, además de servir como condimento. Mataras dos pájaros de un tiro gracias a esta fantástica planta.
  • Aralia: Podríamos decir que es una planta perfecta para la cocina por lo fuerte que es. Aguanta muy bien los ambientes cargados y requiere de una luz mínima para sobrevivir. Ideal para las cocinas con poco espacio a las que les falte algo de verdor.

Pero las plantas no es lo único que puedes usar para decorar la cocina. ¿Recuerdas que hemos dicho que no es bueno cargar la cocina con demasiados armarios? ¿Qué se puede hacer con esas paredes desnudas? ¿Dejarlas así? Claro que no, lo que necesitas son cuadros para decorar cocinas.

En este aspecto, es importante elegir bien el azulejo, porque si compras uno muy duro no podrás colgar cuadros. Y según el tamaño, no todos pueden ser colgados con un cuelga fácil. En cuánto a la imagen, eso ya depende de tu gusto personal. Tampoco es necesario cargar la cocina con una gran cantidad de cuadros.

Por ejemplo, puedes poner cuadros de bodegones, de fotos familiares haciendo algunos platos en la misma cocina, o ilustraciones con un toque clásico. El tamaño tampoco tiene que ser muy grande.

Los cuadros de cocina tienen que ser de un tamaño medio, para aportar calma al ambiente. Si es pequeña, con uno o dos te bastará, pero si es muy grande no superes los cuatro o cinco. Y siempre de imágenes que te resulten relajantes.

Cómo distribuir correctamente la cocina





Llega el momento de uno de los puntos más importantes a la hora de aprender a cómo decorar cocinas: la distribución adecuada del mobiliario.

Existen dos formas de hacerlo: en L o en U. La primera está reservada para las cocinas anchas y largas, dejando un lado de esta que puede estar destinada a tener un espacio de relajación con una mesa de cocina para desayunar o un pequeño mueble auxiliar para ganar algo de espacio de almacenaje.

En cambio, las cocinas pequeñas suelen estar distribuidas en U, con el fin de que estas sean prácticas y resulten poco agobiantes. Sin embargo, si eres una persona de pasar poco tiempo en la cocina, igual no te interesa tener una habitación en U y la puedes tener en L, dejando una pared libre para que haya mayor fluidez.

Los que abren la cocina al salón han puesto de moda un nuevo modo que se conoce como “I”. Las cocinas en I forman una fila larga en la que están todos los muebles. Puede ser práctica, ya que todos los muebles están en la misma pared.

Al distribuir una cocina recuerda que el fuego no tiene que estar cerca del fregadero. Tampoco es bueno que esté demasiado pegado a la pared, porque así no permites que tu campana extractora pueda absorber bien los humos y no tendrá un espacio para ventilarse bien al abrir las ventas.

Si tienes una cocina en L, el fregadero siempre es mejor que esté en el palo de este, con espacio para poner los platos. Si es en U, entonces que esté justo en la curva de la U, dejando espacio a ambos lados para poder fregar sin problemas.

Decorar cocinas viejas ¿hace falta tirarla abajo?





Puede parecerte una locura, pero, si vas a reformar la cocina, ¿crees de verdad que es necesario que tires abajo toda la cocina? ¿No se te ha ocurrido que podrías ahorrar mucho dinero aprovechando tu vieja cocina?

Lo has tenido que ver en muchos programas como decoran cocinas viejas y las hacen lucir como si fueran totalmente nuevas. Los armarios y cajoneras se pueden pintar de nuevo. Solo hay que quitar el laminado, o según como sea pintar encima de él. Es un proceso que tú mismo puedes realizar y ahorrar mucho dinero.

Lo mismo para los azulejos. ¿Por qué cambiarlos si los puedes pintar de un color que te guste? Es algo mucho más fácil que cambiarlos. Lo mismo para el suelo. Puedes poner unas láminas adhesivas especiales y pintar encima, logrando el efecto deseado.

De este modo, solo tendrías que cambiar los electrodomésticos y la grifería, ganando mucho con poco dinero. Es una buena forma de ahorrar, y a la que muchos decoradores profesionales recurren.

Fotos para coger ideas sobre cocinas

¿Sigues sin ver como reformar tu vieja cocina? En ese caso, aquí te dejamos con una serie de imágenes de cocinas que pueden que te den algunas buenas ideas. ¡Seguro que lograrás tu cocina de ensueño!