Saltar al contenido
Prodecoracion

Armonía en la decoración de un comedor oriental

mesa comedor oriental

Aparte de ser un lugar de relaciones sociales, ¿para ti el comedor es también un lugar en el que relajarte? ¿Te gusta tomarte allí una taza de té mientras lees el periódico? ¿Leer un libro? ¿Qué sea un remanso de paz y tranquilidad?

Queda claro que el estilo de los comedores orientales es lo que más pega con tu estilo. Un comedor oriental es un lugar en el que te puedes relacionar con otros, al mismo tiempo que consigues un lugar de escape, para liberarte del estrés diario.

También es un buen estilo para combinar con un salón. Dado que prima la decoración de estilo minimalista, comedor y salón pueden estar en la misma sala, sin que parezca que un espacio invade al otro.

La decoración oriental en el comedor, ¿por qué es la mejor?


comedor estilo oriental

Ya deberías de saber que el estilo oriental es un estilo que se ha vuelto muy popular en occidente. Aunque no lo parezca, los habitantes de Asia son los menos estresados del planeta.

Cuando llegan a casa, todos los problemas se quedan en el exterior, y todo ello lo consiguen gracias a una estupenda y elegante decoración, respetando las normas del Feng Shui. ¿No te gustaría poder dejar los problemas atrás como hacen ellos?

Lo puedes hacer, y muy fácilmente con los consejos que te vamos a dar para decorar tu comedor al estilo oriental sin cometer errores.

Las claves de la decoración oriental en el comedor

La decoración oriental del comedor no puede hacerse a la ligera. Esta tiene que estar realizada con sumo cuidado, y cada pieza debe estar ubicada en el lugar correcto. ¿Qué cuáles son las claves de un comedor de estilo oriental? ¡Sigue leyendo!


comedores orientales

Cuánto más minimalista, mejor

En la decoración oriental, sea cuál sea el espacio, debe ser una decoración minimalista. Nada de muebles que, aunque te ofrezcan espacio de almacenaje, podrías vivir sin ellos.

Una mesa, unas sillas, algún objeto decorativo… ¡y listo! Un comedor oriental no necesita nada más que eso para resultar perfecto. ¿O no te ves capaz de vivir sin esos elementos?

Separación de los espacios

¿Qué va a ser un salón comedor de estilo oriental? Lo único que tienes que hacer para tener una decoración perfecta es separar los espacios utilizando algún accesorio.

Más abajo te explicaremos como hacerlo de manera sencilla, y sobre todo muy barata. Un poco de imaginación y no te sentirás como si un espacio absorbiese a otro.

Colores neutros

Se suele decir que, en la decoración oriental, el rojo y el negro son los principales protagonistas. Pero, ¿de verdad te gustaría tener las paredes de tu comedor pintadas totalmente de negro o de rojo?

En algunas culturas orientales sí que se utiliza el color rojo para el comedor, como por ejemplo la china. Pero para espacios pequeños puede ser un tanto agobiante un color así. Sobre todo, si el espacio va a ser compartido con el salón.

Decorando un comedor puramente oriental

Pongamos por un momento en el que quieres tener una decoración puramente oriental, esto es, seguir su estilo de vida en el suelo. ¿En qué se va a diferenciar la decoración con un estilo más occidentalizado? ¿Qué necesitas para seguir su doctrina? Sigue leyendo y te lo explicaremos.

mesa comedor oriental


Suelos y paredes

Vamos a comenzar por la base: el suelo y las paredes. Claramente, si quieres seguir el estilo oriental clásico, el suelo tendrá que ser de tatami. Aunque pueda ser un poco “engorroso” limpiarlas a lo largo del tiempo sale más económico que apostar por la madera o la baldosa.

Ahora bien, si lo que te gusta a ti es el suelo de madera, apuesta por un suelo que sea agradable y en el que te vayas a sentir cómodo cuando te sientes, como el parqué. Piensa que vas a estar sentado durante horas, así que debe ser agradable y no demasiado frío.

¿Moqueta? No, no es muy recomendable. A la hora de limpiar, es difícil retirar todas las manchas, sobre todo si estas son de líquido. Olvídate de ella en tu comedor de estilo oriental.

En lo que se refiere a las paredes, estás deben de ser lisas. Si tienes suerte y tu casa es una propiedad privada, puedes cambiar las paredes por paredes de pladur, para darle un toque más oriental. ¿Qué vives en un edificio? Contrata a un escayolista para que te cree una capa totalmente lisa.

Para los colores, ya te hemos adelantado antes que lo mejor era un color neutro, como el blanco, un tono de gris o un tono cremoso. Nada de colores fuertes y chillones como puedan ser el rojo o el azul.

Iluminación

Por norma general, en las casas de estilo oriental el comedor está ubicado en una habitación que da al jardín. Claro que esto no lo vas a poder tener si vives en un piso, porque lo más próximo será una habitación que tenga balcón.

Ahora, si en la habitación solo hay ventanas, en ese caso intenta que sean lo más grandes posible, para intentar que dejen entrar tanta luz natural como sea posible. ¿Qué tienes una casa privada? Entonces abre el espacio y pon unas típicas puertas japonesas, para darle un toque más oriental a la sala.

¿Y la luz artificial? No te compliques mucho. Pon una lámpara, que cuelgue un poco del techo, y que este justo por encima de la mesa del comedor, pero que tenga potencia para iluminar toda la sala.

Si vas a tener objetos decorativos, pues es común dejar unos huecos en la sala para exponer algún accesorio, puedes poner un foco en ese espacio para destacarlo. ¿No te van mucho las lámparas? Pues te alegrará saber que también puedes optar por poner unos focos. Dado que la decoración tiene que ser minimalista, también son aceptados.

En oriente es común usar muchas lámparas de pie bajas, que tengan forma de torre. Puedes ubicar una a cada lado de la sala y encenderlas por la noche, cuando quieras que haya un ambiente tranquilo.

El mobiliario

Hablemos ahora del tipo de mobiliario que vas a tener en tu comedor. En la decoración de un comedor oriental de estilo clásico, ya imaginarás que las mesas son bajas, pero bastante largas.

Así que, tendrás que comprar una mesa de patas bajas, que esté fabricada con materiales naturales, y de color negro, madera natural, o un combinado de ambos. Nada de que tenga cristal en la tabla ni ningún detalle. Debe ser simple, y de líneas rectas. Como verás, las mesas de comedor oriental son bastante simples.

¿Y las sillas? Pues hay dos opciones. Puedes ahorrar bastante dinero y poner solamente cojines. Intenta que estos sean mullidos, para que la gente que se siente en ellos no quiera levantarse nada más sentarse.

La segunda opción, que es la más utilizada en el país del sol naciente, es una silla sin patas, que únicamente tiene el cojín y el respaldo. Diseñadas para apoyar la espalda, y para aquellos que pasen mucho tiempo sentados en el suelo. Son cómodas, agradables y, sobre todo, bastante económicas.

¿Algún otro mueble? Pues no es lo más adecuado, porque ya cargarías bastante el espacio. Pero si en las otras estancias de la casa no puedes tener, podrías comprar un aparador bajo para poner en una de las paredes y tener varios cajones para algo de almacenaje. Ahí mismo podrías tener los platos y la cubertería.

Los accesorios

Aunque sea un espacio minimalista, en una decoración de estilo oriental nunca viene de mal tener algunos accesorios que aporten algo de calidez al espacio, para que este resulte más agradable.

Por ejemplo, sobre la mesa puedes poner un bonito, pero sencillo mantel, y sobre este poner un jarrón de estilo oriental con unas flores. En países como Japón existe la tradición de cambiar las flores cada día, para que haya un ambiente fresco y de buena fortuna en el nuevo día.

Otra opción para poner accesorios, es crear un espacio propicio para ello. Cuando te hagan la zona de la pared, estas no son totalmente rectas, sino que una de las zonas es más profunda. En ellas se suele poner un tablón de madera, y sobre ella el objeto decorativo, que puede ser un jarrón grande, una figura de tamaño medio o bien una escultura.

Colgando de la pared en ese hueco, hay un pergamino, que bien puede tener una ilustración de algún artista famoso o alguna palabra, asi como frase famosa, que te pueda servir como motivación para el día al que te vas a enfrentar.

De haber optado por ponerte algún mueble de almacenaje extra, puedes aprovechar su superficie para poner algunos objetos decorativos. ¿No has pensado en cuidar bonsáis? Podrías poner varios en la tabla de este mueble y cuidarlos, al mismo tiempo que los estás exponiendo a las visitas.

Decoración de un comedor oriental, pero con toques occidentales

¿No te gusta hacer vida en el suelo? En ese caso te va a interesar aprender algunos trucos para decorar un comedor con un toque oriental, pero que tenga algunas características de los comedores occidentales, ¿verdad?

decoracion oriental comedor

Los colores y el suelo

Al igual que sucede con los comedores clásicos, se apuestan por los comedores nuestros en paredes totalmente lisas. Nada de gotelé ni ningún otro tipo de pintura. Un blanco, o una de sus variantes, un gris o un tono cremoso. No uses rojo, blanco ni tampoco un color tierra, salvo que este sea muy claro.

En lo que se refiere al tipo de suelo, la mejor opción para ti será apostar por un suelo de madera. Puede ser parqué o de otro estilo, pero que no sea baldosa. La baldosa es fría, y rompe un poco la estética de un comedor de estilo oriental.

Iluminación

Veamos ahora el tipo de iluminación. Para este espacio puedes apostar por un tipo de iluminación artificial más occidental. Una bonita lámpara, que puede ser de araña o del estilo que quieras, que cuelgue del techo. En una esquina pon una lámpara de pie, con una luz tenue para cuando no seáis muchos en la comida.

La iluminación natural está claro que será importante, pero seguramente estés delimitado por tener una ventana. Pues bien, entonces intenta que el ventanal, o la puerta del balcón, sea tan grande como sea posible. Luego, pon unas cortinas que cubran toda la ventana, pero que sean de un color blanco y no demasiado gruesas.

De este modo, conseguirás que la iluminación que entre en la sala sea la perfecta. Es más, si nos has hecho caso y has pintado las paredes de blanco, o de un tono claro, notarás como durante el día la estancia parecerá que es más grande.

Mobiliario

Dado que vas a tener un comedor oriental con toques occidentales, podrás tener algún mueble más. Aun así, nuestro consejo es que respetes las características de la decoración oriental y la mesa sea sencilla, de líneas rectas y fabricada con madera de primera calidad. Sin molduras, ni cristal… ¡totalmente lisa!

Las sillas pueden ser del tipo que quieras, siempre que estén fabricadas en madera. De hecho, podrías tener una silla de diferentes estilos, para crear así un espacio oriental, pero al mismo tiempo eclético. Los respaldos pueden tener curvas si lo deseas, aunque los de líneas rectas y totalmente lisos son los que más se llevan.

Como te hemos mencionado antes, aquí sí que podrías introducir algún mueble, como una vitrina para tener la vajilla o bien un aparador que te permita tener un espacio extra de almacenaje. Ahora bien, esto solo hazlo en el caso de que el comedor sea grande, y que al poner estos muebles no corte el paso.

¿Algo más? Ah sí, la mesa del comedor oriental puede ser extensible si lo deseas. Puede que acabes teniendo más gente de la que pensabas en un principio, y no vendrá mal esos asientos extra, ¿verdad?

Los accesorios

Si va a ser un comedor oriental, pero con características occidentales, tienes algo más de margen para poder decorar este espacio. Por ejemplo, en una de las paredes puedes poner un cuadro grande de alguna ilustración que te guste, pero el marco debe ser sencillo. Aunque, si no te apetece gastarte una fortuna, puede ser un lienzo sin marco.

Lo correcto, y lo más indicado para que todo armonice, es que la ilustración tenga que ver con la cultura oriental, pudiendo ser una ilustración sobre un jardín japonés o algún cuadro famoso que haya pintado algún artista de oriente.

En la mesa, como en la decoración de un comedor oriental clásico, puedes tener un jarrón con unas flores, aunque no iba a desentonar demasiado si pones un mantel y en el centro un candelabro o un bol con frutas falsas.

¿Sabes lo que le vendría bien a este espacio para completarlo? Una bonita alfombra que sea más grande que la mesa. Que cubra todo el espacio, incluso cuando la mesa se abra. Eso sí, intenta que sea de un material que resulte cómodo y fácil de limpiar, y en un tono claro u oscuro, nada de combinar colores.

Un salón comedor de estilo oriental, ¿qué hacer?

Hay altas probabilidades que lo que tengas que decorar sea un salón comedor de estilo oriental, ¿no es así? Bueno, te vamos a dar una serie de consejos para que ambos espacios puedan convivir en armonía.


salon comedor estilo oriental

Combina lo clásico con lo occidental

¿Quieres tener decoración oriental en el salón comedor que resulte curiosa y atractiva? Combina el estilo clásico con el occidental. ¿A qué nos referimos con esto? Pues a que puedes tener la parte del salón de estilo puramente occidental, con un sofá alto, una mesa auxiliar, un buen mueble para el televisor…

Pero en la zona del comedor, poner una mesa baja, unas sillas de comedor estilo oriental con respaldo y una bonita alfombra para que resulte más cómodo estar sentado en esa zona. O incluso que el suelo de la zona del comedor sea de tatami, mientras que la del salón será de madera.

Separa ambos espacios con algún accesorio

En más de una ocasión te hemos aconsejado que para separar el comedor del salón utilices una alfombra. Esta la puedes poner bajo la zona del sofá o bien bajo la mesa del comedor.

Pero, en la decoración oriental, hay otras formas. Una de las más clásicas, así como bonitas y llamativas, es poner un biombo. Lo puedes poner justo en el centro de la sala, y así los invitados y la familia entrará por los lados. ¿Qué queréis ver la televisión mientras coméis? Basta con cerrarlo y luego volver a abrirlo.

La mesa siempre cerca de la ventana

La zona para comer debe estar siempre cerca de la ventana, o la puerta del balcón. No importa el estilo decorativo. Así que, ya los sabes, ubica la mesa para comer en ese lado, para que al comer podrías disfrutar de la mayor cantidad de aire fresco posible.

Una opción interesante a la que podrías recurrir sería la de poner unos asientos en forma de L, o de U, en ese lado (en el caso de que tengas ventana, la mesa en frente y unas cuantas sillas más en el otro lado. ¿No sería perfecto cuando vas a tener muchas visitas?

Los accesorios

Al compartir espacio, está claro que los accesorios van a tener que ser un poco más delimitados. Aunque esto no tiene por qué cortarte las alas.

Es decir, puedes poner algo sobre la mesa del comedor; un jarrón, un candelabro, una lámpara que ilumine la mesa cuando estéis sentados… y así tener algo de luz para comer tranquilos.

Pero, ¿y los cuadros? En el salón se suele poner un cuadro grande, pero eso rompería un poco la armonía de tu salón comedor de estilo oriental. ¿Nuestro consejo? En la zona del sofá pon unos pergaminos, con alguna frase o alguna ilustración famosa.

En la zona de la mesa, en la pared más cercana a la ventana, es donde deberías poner un cuadro de un tamaño medio, o dos o tres cuadros en columna. Y listo, en este aspecto cumples con el arte.

Sería bueno tener alguna planta, para que aportase algo de verde a la sala. Esta la puedes poner cerca de la ventana, para que así reciba la mayor cantidad de luz natural posible. Ahora, si tienes el salón-comedor conectado con el balcón, mejor ten las plantas fuera, para que puedan crecer mejor y más fuertes.

Una decoración oriental del comedor barata

Aunque parezca que la decoración de un comedor oriental puede ser barata, te sorprendería lo caros que pueden ser algunos muebles. Así que, ¿qué consejos podemos darte para ahorrar un poco?

sillas de comedor estilo oriental

Minimalista, tanto como puedas

Prescinde de tanto como puedas en la decoración oriental de tu comedor. Cuánto más sencilla y minimalista sea, mejor. No importa que parezca que los muebles ocupan poco, puedes rellenar más de lo que parece con los accesorios y con algunas plantas.

Pergaminos y rollos antes que cuadros

Aunque te puedan gustar más los cuadros, es mejor colgar de las paredes varios pergaminos y rollos. ¿Por qué? Son más pequeños, y puedes conseguir varios por el mismo precio que te costaría un cuadro.

Es más, piensa que aparte de la imagen, también tienes que buscar un marco, y estos no son nada baratos. Si quieres ahorrar, un bonito telar que cuelgue de la pared. Sencillo, bonito y barato.

Acude al mercado de segunda mano

¿Creías que por ser sencillos los muebles orientales iban a ser baratos? Te llevarás una desilusión, porque algunos, sobre todo los que están realizados al más puro estilo oriental, pueden salirse de tu presupuesto.

En las tiendas de segunda mano, o los portales que hay en Internet, encontrarás una buena cantidad de ofertas para hacerte con muebles de primera calidad de estilo oriental bastante económicos.

Luego estarían las secciones outlet. ¿Las rebajas? Es una buena opción, pero aun así te costara ahorrar. Lo mejor sería buscar ofertas en tiendas de muebles especializadas en los de estilo minimalista, porque seguro que venden algunos de estilo oriental.

Galería de fotos de comedores estilo oriental

Al no estar muy relacionado con esta cultura, es posible que ahora mismo te cueste imaginarte tu viejo comedor como uno de estilo oriental. No obstante, gracias a estas imágenes de comedores con decoración oriental, podrás tener muy buenas referencias.

Aquí encontrarás inspiración, podrás tomar varias ideas y comprobarás que, en realidad, no es un tipo de decoración que lleve mucho trabajo conseguir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *