Saltar al contenido
Prodecoracion

Cestas

Algunos elementos, aunque no lo parezca, pueden servir para cualquier habitación. Por ejemplo las cestas. Estas, bien pueden ser para un baño, un dormitorio, la galería o tenerlo en un salón, para guardar revistas o algún otro objeto. ¡Y nosotros tenemos las mejores!








Cestas pequeñas, que apenas roban espacio

Una cesta pequeña, aunque no lo parezca, puede servir de mucho. Por ejemplo, en un cuarto de baño, puede servir para almacenar las toallas bien dobladas. No solo eso, sino que también puede servir como cesto para la ropa sucia.

Luego, en un dormitorio, puede cumplir la misma función. Aunque, si has sido persona que ha decidido tener armarios de tela, o simplemente unas barras, estas te pueden servir para tener almacenada la ropa interior, bien organizada.

En un salón, puede venirte bien para guardar algunas cosas, como tener organizadas las revistas, películas o para los juguetes de los niños.

Cestas grandes, ¿solo para la ropa?

Generalmente pensar en cestas grandes a uno le lleva a pensar a que estas únicamente pueden servir para almacenar la ropa sucia en la zona de la lavadora.

No obstante, estas pueden cumplir la misma función que una cesta pequeña, solo que con algo más espacio de almacenaje. Algo que, por ejemplo, agradecerás si tienes toallas de gran tamaño, te vendrán muy bien tener este tipo de cesta en un rincón del baño.

Los mejores materiales para las cestas

¿Te preguntas de que materiales pueden estar fabricadas las cestas que te ofrecemos? Por un lado tienes las cestas de tela, las cuáles son ideales para espacios como la lavandería, sobre todo si la tienes metida en armarios, o para un dormitorio.

Ahora, las cestas de mimbre no se quedan atrás. Perfectas para cualquier estancia y con diferentes formas: abiertas con asas, en forma de contenedor, o para llevarla fuera de casa para hacer un pinic.

Sea cuál sea la cesta que estás buscando… ¡seguro que la tenemos al mejor precio para ti!