Saltar al contenido
Prodecoracion

18 ideas para usar la piedra en tu salón

ideas para usar la piedra en tu salón

Existen muchas formas diferentes de decorar el salón para convertirlo en un espacio con un aire acogedor y llamativo. Por ejemplo, el revestimiento con piedra de la pared del salón. Un elemento muy rústico, pero que ha ganado mucho peso en otras corrientes decorativas.

¿Te gustaría aprender a como revestir las paredes del salón con piedra sin equivocarte? ¡Pues te vamos a dar una serie de ideas que de seguro que te encantarán!

Usa la pared principal del salón

No importa la forma que tenga el salón, siempre hay una pared que es la clave para convertirse en el centro de todas las miradas. Por norma general, esta es la que se encuentra tras el sofá o, por su forma y diseño, es la más llamativa.

Así pues, al decidir poner piedra en el salón, esta es la pared por la que deberías decantarte en decorar. Es más, podrías hacer huecos en la pared para poner unos cuantos objetos decorativos en el caso de que la pared sea lo bastante gruesa para permitírtelo.

Una pared que divida estancias

No siempre tiene que haber toda una pared que divida dos salas. Puede ser una pequeña pared de piedra que te permita, por ejemplo, separar el salón del comedor, y aun asi seguirás teniendo un espacio abierto.

De hecho, esa misma pared podrías aprovecharla para poner una chimenea de piedra en el salón, para crear un ambiente más acogedor en el que estar con la familia e invitados. Las paredes de piedra artificial para el salón están muy bien para dividir espacios, y no cuestan tanto dinero como pueda parecer.

Recuerda que no hace falta cerrar el espacio para pasar de una sala a otra por una puerta. Simplemente levanta un muro dejando un buen espacio abierto. Y, de hecho, no hace falta que el muro llegue hasta el techo. Con que tenga una altura por encima de tu cabeza, será más que suficiente.

Toda la pared cubierta de piedra

¿Qué eres un apasionado de la piedra para decorar? ¡Entonces deberías de poner por todas las paredes del salón piedra! Si estás con una decoración rústica, clásica o chic, va a quedar de lujo.

Incluso en la decoración moderna y minimalista del salón puede quedar muy bien algo así. De este modo, se creará un ambiente con un aire campestre en la sala, que, si lo combinas con unas ventanas de madera, será espectacular. Eso sí, recuerda que según la iluminación de la sala deberías apostar por una piedra más oscuras o más clara.

Solo en una pared


ideas para usar la piedra en tu salón

Aunque se relaciona a la piedra con la decoración rústica, es un craso error. Este material puede estar presente en cualquier tipo de decoración. Pongamos el ejemplo de la decoración moderna. ¿Cómo podrías incluir la piedra en la pared del salón en este estilo?

Sencillo, decorando una sola pared, y que esta no sea de las más grandes de la sala. Si es justo la pared en la que va a estar el sofá principal, será perfecta para complementar el resto de elementos de la sala.

Rompe la estética de la sala

Aunque está muy bien en que toda la pared tenga un diseño similar y todo fluya a la perfección, no tiene nada de malo romper un poco la estética de la sala para incluir la piedra en la pared del salón.

Podrías hacer una formación de piedra justo en el centro de la pared tras el sofá, para destacarlo. En lugar de poner un cuadro grande, ese podría ser el elemento decorativo de la sala.

Para conectar espacios

Las paredes y el suelo son las herramientas preferidas de los decoradores para conectar espacios, aunque estos se encuentren separados por una puerta o un muro.

La piedra en la pared del salón te puede servir para conectar estos espacios. Pongamos que has dividido tu salón en dos partes: una zona de ocio y otra de relajación. Pues en lugar de usar dos materiales diferentes para las paredes, ¿por qué no pones algo de piedra? ¡Te quedara de lujo!

En el exterior

Una terraza, un jardín, un balcón… si tienes un espacio al aire libre en el que puedas disfrutar cada noche de una agradable brisa, ¿por qué estropearlo con un revestimiento horrendo? ¡Nada mejor que la piedra para revestir las paredes del balcón! Es más, si tu salón ya utiliza este material, harás que todo fluya en un mismo sentido.

No cubras las paredes

Ya sabes que el encanto de una pared de piedra no solo es el impacto que genera a la vista, sino también al tacto. Es esa rugosidad lo que le da un encanto especial a este material. Asi pues, ¿no te parece que deberías dejarla tan a la vista como sea posible? Aprovecha las otras paredes para poner los objetos decorativos, pero la pared de piedra déjala desnuda.

Destaca el salón con piedra

Aunque en otras habitaciones hayas decidido apostar por un estilo decorativo más sencillo, ¿por qué desaprovechar la piedra para decorar el salón? Puedes cubrir toda la sala con este material, para que sea el lugar que más recuerden tus visitas al ir a verte a tu casa. A fin de cuentas, el salón es el punto de reunión social, ¿no?

Piedras de diferentes tamaños


usar la piedra en tu salón

Aunque poner toda una pared revestida de piedra en el salón es algo impactante y llamativo, ¿no te parecería un poco soso que todas las piedras fueran del mismo tamaño? ¡Debes apostar por una decoración con diferentes tamaños para hacerla llamativa y vistosa! E incluso que estas tengan diferentes colores. Esta última opción es perfecta cuando vas a revestir con piedra solo una pared del salón, porque la destacará de las demás.

Ten en cuenta que el tabique también cuenta

Tabiques hay en todas las casas, y debes de saber que estos también cuentan como piedra a la hora de decorar un salón. Podrías quitarle el yeso, dejando el ladrillo a la vista. O dejar espacios que parezca que están inacabados. Es una técnica muy habitual a la hora de decorar un salón con piedra, ¡y queda espectacular!

Con forma de ladrillo

Dejar el ladrillo a la vista, como te hemos comentado antes, también se puede considerar como “revestir las paredes con piedra”. Es una opción decorativa interesante, y que queda genial a la vista.

Si no te gusta la idea de dejar el ladrillo original, podrías quedar otra capa con piedras con forma de ladrillo, en diferentes tonos, para conseguir un aspecto más campestre e industrial para tu salón.

Piedras con aspecto desgastado

¿Acaso en las casas de campo el único encanto que hay es que las paredes están llenas de piedras? ¡Claro qué no! Es el aspecto desgastado que tienen estas lo que hacen que tenga un encanto especial. Así que, ¿por qué no cubres las paredes con una piedra que parezca un poco desgastada por el paso del tiempo? Si has optado por la decoración rústica para el salón, va a quedar espectacular.

Piedras de gran tamaño

Cuando vas a cubrir una superficie grande, no vas a estar poniendo piedras pequeñas, ¿no te parece? ¡Te gastarás una fortuna si usas esa opción! Mejor pon piedras de gran tamaño, y utiliza unas más pequeñas en el caso de que vayas a cubrir un pilar o una pequeña porción de pared.

Piezas que sean finas y lisas

piedra en tu salón

La piedra puede ser un material bastante complicado de trabajar a la hora de revestir las paredes. Pero si no quieres tener problemas, y por índole ahorrarte una buena parte de tu presupuesto, compra piezas finas y lisas. Son más fáciles de colocar y quedan genial. No te preocupes, porque no perderá el encanto rugoso del otro estilo de piedra.

Para el suelo

¿Qué también te gustaría aprender a cómo usar la piedra en el salón para el suelo? Generalmente, la piedra se pone en las paredes, combinado con un suelo de madera o de una baldosa de un tono rojizo, para que contraste bien.

Ahora bien, en el caso de que las paredes las hayas dejado lisas, y con un tono claro, nadie te puede decir que no quedará bien un suelo de piedra. Especialmente si vives en un chalet, o casa de campo, es ideal para introducir un poco el estilo rústico en la decoración de la sala. Eso sí, intenta que sea de un tono oscuro.

En el techo

¿Solo en las paredes? No, la piedra también puede estar presente en el techo de tu casa. Si es un techo liso, puedes poner unas vigas de madera, colocando piedras en los huecos restantes. Esto no solo le dará un encanto campestre al salón, sino que además hará que gane mucho carácter.

En los muebles

¿Qué no te gusta mucho la idea de que toda la pared de tu salón esté recubierta de piedra pero quieres este elemento en la sala? Pues introdúcelo con los muebles. Por ejemplo, con una tabla de piedra para la mesa de centro, o para la mesa del comedor si es que va a estar en esta sala.