Saltar al contenido
Prodecoracion

10 ideas para decorar un hall de entrada pequeño

hall de entrada pequeño

Si tienes un hall de entrada pequeño, no te preocupes porque no eres el único. De hecho, es normal que las entradas de las casas sean pequeños y estrechos. No obstante, ello no quiere decir que no puedas tener una entrada bonita y llamativa.

¿Cómo conseguirlo? En gran medida esto depende de la forma que tenga la entrada. No obstante, te vamos a dar unas cuantas ideas de decoración de la entrada de un hall pequeño para que este luzca espectacular.

Elegir bien los colores de las paredes

Lo primero de todo es elegir bien cuál va a ser el color de las paredes de tu hall pequeño. Por norma general, cuando el espacio es reducido uno piensa en el blanco. No es una mala opción, pero para darle un aspecto un poco más sofisticado al espacio, ¿por qué no escoger un gris? O, si tienes puerta con cristal, que deja entrar luz del exterior, puedes intentarlo con un color más oscuro como el chocolate que le da un toque de elegancia al espacio.

También podrías combinar varios colores que entre si creen contraste, por ejemplo, un azul oscuro con un azul un poco más grisáceo, un blanco con un gris, un color tierra con un poco de verde… todo en base a la cantidad de luz que tengas en el hall. Si es poca, escoge tonos más claros para dos de las paredes, y la más pequeña en un tono oscuro. Y si tiene mucha luz, a la inversa.

Papel pintado

decorar recibidor con papel pintado

¿Qué el papel pintado es cosa del siglo pasado? ¡De eso nada! Hoy más que nunca vuelve a estar de moda, y es imposible el pensar en no usarlo, especialmente cuando se tiene un hall pequeño.

Eligiendo el papel pintado adecuado, puedes introducir pequeñas motas de alegra en la entrada de tu hogar. Por ejemplo, un papel pintado con fondo blanco con pequeños puntos en color rojo o que represente la imagen de la naturaleza.

Una opción a tu alcance muy económico, y que no hace falta que cubra todas las paredes de la entrada. Si quieres que quede de lujo, úsalo únicamente en la pared en la que vaya a estar el mueble de la entrada.

Un suelo que favorezca la continuidad

Es importante que, para que un espacio no parezca pequeño y estrecho, haya algo que favorezca la continuidad. ¿Cómo se puede conseguir eso? Con un suelo liso y sencillo, como es el suelo de madera.

Si pones el mismo suelo en toda la casa, aunque haya pareces por todos lados, no te parecerá que es tan pequeña, porque todas las habitaciones estarán conectadas por el mismo tipo de suelo.

Mueble de entrada de aspecto llamativo

Al decorar un hall de entrada pequeño hay muchos quebraderos de cabeza a la hora de elegir el mueble adecuado para este espacio. No es que exista uno idóneo según el tamaño de tu entrada, sino más bien en base al estilo decorativo que has elegido para tu casa.

Si es una casa con decoración shabby chic, el mueble tiene que tener curvas, relieves y bordes, si es rústico será de madera con aspecto envejecido… Eso sí, el color del mueble tiene que ir a juego con el de las paredes, en un tono más claro.

Si es un hall estrecho y pequeño, puedes comprar un mueble de recibidor sencillo, que tan solo tenga una tabla con patas, pudiendo ser la tabla de mármol o piedra y las patas bañadas en oro. O bien colocar una estantería baja, que sea abierta, dejando al descubierto lo que hay en el interior.

¿Qué es muy pequeña? También está la opción de los muebles de recibidor colgantes, dejando un mueble con un solo cajón pegado a la pared, dejando así la parte del suelo libre. Para recibidores muy pequeños es perfecta esta solución.

No es necesario que el mueble del recibidor tenga demasiados cajones. De hecho, ¿para qué quieres que tenga tantos? Basta con un par. Incluso podrías comprar un mueble con puertas correderas y un par de cajones, que sirva como zapatero y para guardar llaves y documentos en los cajones. Doble función y no ocupa mucho espacio.

El espejo, ¿accesorio indispensable?

ideas para decorar un hall pequeño

¿Qué sería del hall de tu casa sino tuvieras espejo? Es cierto que con la decoración moderna es un elemento del que muchos han decidido prescindir. Pero, tú quieres tener uno, ¿no? Veamos que opciones tienes.

La primera que te vamos a recomendar es que compres un espejo de gran tamaño, muy alto, que dejes apoyado en la pared. Nada de colgarlo. Un espejo de cuerpo entero en el que mirarte cada mañana para ver si estás bien vestido para salir a trabajar.

¿Poner toda una pared llena de espejo? No, no es nada práctico recurrir a este sistema. Ni tampoco cubrir solo parte de esta. Es muy ochentero y estéticamente hablando, no es una opción que vaya a quedar bonita en un hall pequeño.

Luego te queda la opción más común; poner un espejo en la pared, sobre el mueble del recibidor. Si es el caso, escoge uno con un marco bastante llamativo, que aumenta el carácter de la decoración de un hall por muy pequeño que sea. También puedes ir a por una alternativa más moderna y poner un espejo que parezca roto en varias piezas o que varias piezas redondas formen una especie de burbujas que ascienden por el techo.

En la decoración de un recibidor oriental se puede comprar un espejo dividido en dos partes. Un espejo que es de cuerpo entero, colocado al lado del mueble, mientras que el otro está por encima. No es una mala opción, aunque para un recibidor muy estrecho podría parecer que no pega mucho.

Una alfombra, el eje central de tu hall

¿Alguien te ha dicho que no puedes poner una alfombra en el hall de tu casa? Te han mentido, porque claro que puedes. Lo único malo es que estás limitado un poco al tamaño de la entrada.

Generalmente, el uso de alfombras en halls pequeño es para los que son tipo pasillo, no habiendo obstáculos al abrir la puerta. En cambio, si es un recibidor cuadrado, la alfombra tiene que estar un poco más adelante, para no entorpecer la apertura de la puerta.

En lo que se refiere al diseño, este puede ser sofisticado pero sencillo. El color intenta que pegue con el color de las paredes, para que esta no desentone demasiado del resto de elementos de la sala.

Los recuerdos de tus viajes

Se suele decir que el hall suele representar la personalidad y el estilo de vida de una persona. Si eres del tipo de persona que adora viajar, y tiene muchos recuerdos de estas travesías, ¿por qué no tenerlas expuestas en la entrada?

Los puedes exponer sobre el mueble del recibidor o bien en algunas baldas que repartas por el recibidor. ¿No crees que sería una bonita forma de exponer tu colección?

Plantas, ¡introduce la naturaleza!

Decorar un recibidor pequeño

Claro que en tu recibidor pequeño puedes utilizar plantas, ¿quién ha dicho que no? De hecho, habrás visto que en los halls de los locales suelen tener puestas algunas, para darle algo de alegría a la decoración del espacio, ¿no?

Aunq8e tu vivienda sea particular, ¿por qué no poner alguna? Puedes poner dos plantas tipo árbol al lado de cada mueble, construir una pequeña rocalla o jardín interior bajo las escaleras o poner la planta sobre el mueble del hall. Lo importante es que introduzcas algo de naturaleza.

No tienen por qué ser plantas demasiado llamativas, pero si bonitas a la vista. Si no eres mucho de cuidar plantas, en ese caso compra plantas de plástico, hermosas y llamativas. Al entrar por la puerta de casa verás cómo causan una sensación agradable.

Un sillón… ¡solo porqué sí!

Búscate todas las fotografías que quieras sobre decoración de un hall pequeño y verás como en todos tienen puesto, como mínimo, un sillón.

Pero, ¿cuál es el motivo? ¿Es para que tener un asiento extra? ¿Para usarlo en algún momento? ¿Cumple alguna función? Lo único para lo que sirve es para quedar bien estéticamente. Puede que al final lo acabes usando si necesitas cambiarte de calzado, para descansar un rato antes de salir de casa, quien sabe.

Lo cierto es que es una tendencia que lleva varias décadas de moda. Así que, si tienes el espacio suficiente, ¿por qué no poner un sillón o una butaca en la entrada? Estéticamente es el mejor objeto decorativo que puedas incorporar.

¿Un pasillo largo? ¡Llena una de las paredes con baldas!

Si tienes la suerte de que tu hall es estrecho, pero consiste en un pasillo largo, en ese caso no te comas mucho la cabeza y llena una de las paredes con baldas, no demasiado anchas.

En estas puedes poner los objetos decorativos que quieras; los recuerdos de tus viajes, cuadros apoyados en las paredes… o, si eres coleccionista, ¿por qué no tener expuesta tu pequeña colección de películas? ¿Tus libros favoritos? ¿Tus figuras? ¡Lo que quieras! Le dará un toque de modernidad a la decoración de este espacio.