Saltar al contenido
Prodecoracion

15 colores que combinan con el gris en las paredes a la perfección

colores que combinan con el gris en paredes

¿Tienes pensando pintar las paredes de tu casa en gris? Has tomado una buena decisión, ya que es un color muy versátil, gracias a lo cual se puede combinar con una amplia gama de colores.

¿No se te ocurre cuáles son los que quedan bien combinados con el gris? ¡Te vamos a dar unos cuantos cuyo resultado será fabuloso!

Blanco

Uno de los colores que combina mejor con el gris en las paredes es sin lugar a dudas el color blanco, una combinación que convierte tu espacio en un lugar moderno, sereno, actual y elegante.

Pero tienen una pequeña pega, y es que es una combinación un poco fría por lo que hay que contrastarlos con la inclusión de colores cálidos en los textiles, como los cojines o el juego de sábanas. Se puede tanto pintar las tres paredes en gris y una en blanco como a la inversa. O pintar la mitad de la pared en gris y la otra mitad en blanco.

Amarillo

De los colores que combinan con el gris en las paredes, el amarillo es quizás el más agradecido, pudiendo usarse tanto como un color para una pared, los accesorios o los textiles. ¿El motivo de que queden tan bien juntos? El color gris resta y suaviza la energía que tiene el amarillo.

Generalmente, la combinación de gris con amarillo en las paredes se utiliza para dormitorios infantiles o juveniles, pero en un tono más oscuro de ambos también se puede usar en el dormitorio de matrimonio. El amarillo solo debe estar presente en una pared, usándose para conseguir tintes de color, nada más.

Dorado

Los tonos dorados y los acabados metálicos quedan muy bien con el color gris, pudiendo usarse el color cobre, el latón, el oro o el rosa perla. Son colores perfectos para darle tintes de color a las paredes grises.

En este caso, es posible que toda una pared pintada con estos colores quede un poco mal e impacte visualmente, así que lo mejor es pintar media pared de este color, pudiendo ser el gris la parte inferior y el gris la superior. O a la inversa si tienes una habitación con mucha luz natural.

Azul

ideas que combinan el gris con el azul.

Hay tantos tonos de azul como grises, por lo que ambos colores pegan muy bien, ayudando a crear una atmósfera actual en la estancia en la que se usen. Algunos decoradores creen que es mejor pintar tres paredes de azul, dejando el gris para la pared principal de la estancia, por ejemplo, en el dormitorio para la pared del cabecero.

Ahora, también es cierto que se puede hacer a la inversa. Dado que el gris es un color apagado, el que el azul sea el protagonista de la pared principal le da un toque de vida y chispa a la estancia.

Turquesa

¿Qué colores combinan con el gris en paredes? Sin lugar a dudas el color turquesa es perfecto, pudiendo ser aplicando tanto en paredes como en complementos.

Es un color que destaca cuando se combina con un tono neutro gris, eso sí, es una combinación que hay que usar con cuidado, porque el turquesa eclipsará al gris. Por ello, este color debe usar únicamente en una sola pared, o como mucho en la mitad de estas, para que no le robe todo el protagonismo al otro y haya una armonía perfecta.

Rosa

Antes te hemos dicho que podías utilizar el rosa palo para combinarlo con el gris, pues hay otros tonos de rosa que pegan muy bien con este color como el rosa cuarzo, siendo este último una de las opciones más usadas por los decoradores.

Un color que brilla, que resplandece y que le aporta alegría a la habitación en la que se encuentre. Si estás con la decoración de un dormitorio infantil, y quieres que tenga tintes grises, utiliza el rosa para la pared de la cama o para la parte superior de estas y el resto en un gris muy claro, o un gris combinado con el rosa cuarzo. ¡Ya verás lo bien que te va a quedar una vez pintada!

Otra opción interesante sería el rosa fucsia, el cuál no debe confundirse con el rosa cuarzo. Un color vivo, que agrega fuerza y vitalidad, por lo que es ideal para un salón o para la habitación juvenil de una adolescente.

Morado

¿Qué si los tonos morados combinan bien con los grises en las paredes? ¡Por supuesto! Se nota que nunca lo has probado.

El lila, el violeta, malva… cualquier color morado combina bien con el gris siempre y cuando tenga la misma claridad, u oscuridad, que el gris. Eso sí, los colores morados son fríos, por lo que no hay que añadirlo en grandes cantidades. Así pues, pinta tres paredes en gris y solo una en morado, la más pequeña.

Naranja

ideas que combinan el gris con el naranja

Si queda bien el amarillo con el gris, ¿cómo no va a hacerlo el naranja? Es un color audaz y vibrante que, combinado con el gris, no resulta tan llamativo ni tiene tanta energía.

Como sucede con el color amarillo, solo debe estar presente en una pared, o como mucho en la mitad de estas, siendo el color que haya hasta la zona del techo, mientras que el gris será el que llegue hasta el suelo.

Rojo

Se trata de un color agresivo y con mucha fuerza, y por eso un color tan apagado y seco como el gris le viene tan bien. Se pueden utilizar varias tonalidades de rojo, aunque generalmente este color se introduce a través de los textiles.

Para que no sobresalga demasiado sobre el gris, la mejor opción es que ocupe una única pared. En cuanto al mejor lugar para usar esta combinación, el salón, el comedor o el dormitorio sería la mejor opción. En este último, sobre todo, porque el rojo ayuda a despertar pasión y avivar la chispa del amor.

Tierra

Algún color de tipo tierra que tenga un matiz amarillento, como puede ser el color marfil, el huevo o beige son perfectos para combinarlos con un gris. Es más, también podrías utilizar un marrón oscuro, un color chocolate o algo de tipo arena siendo colores que aportan calidez, algo que el gris carece.

En estos casos, se puede pintar dos paredes de cada color, para crear armonía entre un color frío y un color cálido, convertir el gris en el protagonista de una única pared o a la inversa. Ten en cuenta la iluminación también al tomar una decisión. Si es una estancia luminosa, más gris que tierra y si es muy apagada, a la inversa.

Verde

Ya te hemos dicho que todos los colores pegan muy bien con el gris, y el verde no iba a ser una excepción. Sus cualidades son muy parecidas a las del azul, siendo un color que expresa frescura y relajación, dándole al gris unos cuantos matices de los que arece.

En sus tonos más fuertes solo puede estar presente en una única pared, mientras que en tonos claros puede cubrir las paredes y dejar al gris en la pared principal. ¿Pintar la mitad de la pared de un color u otro? Se puede, pintando el gris en la parte inferior en un tono más oscuro y el verde en uno claro.

Negro

ideas que combinan el gris con el negro

Seguramente te estés pensando: si el color gris es un color frío, ¿no va a ser más frío con el negro? Es cierto que el negro es un color acromático y bastante frío, generalmente introducido a través de los complementos decorativos.

No obstante, es un color también muy versátil, que se puede combinar con un gris claro para crear contraste en un dormitorio con mucha luz natural, estando presente en la pared del cabecero o en la del respaldo del sofá, por ejemplo.

Aunque también hay espacios que quedan muy bien en negro, con unos matices en gris. Por ejemplo, para tener un baño elegante, las paredes pueden ser en negro con cenefas en gris o pequeños toques en gris en algunas partes de este.

Recuerda que si optas por esta combinación de colores hay que introducir colores cálidos a través de complementos como los marcos de los cuadros, los textiles o el suelo.

Mostaza

Si, antes te hemos dicho que el amarillo queda muy bien, y aunque para muchos el color mostaza es como una variante de este, no deja de ser un color propio con todas las de la ley.

Es un color un poco más estándar y que no resulta tan impactante como el amarillo, además de ser elegante y contemporáneo, perfecto para estancias con una decoración clásica, contemporánea o vintage.

Se puede convertir en el protagonista poblando tres paredes y dejando la cuarta para el gris, a la inversa, o hacer mitad y mitad. Aunque si optas por todas las paredes pintadas en gris podrías introducirlo a través de los complementos y los textiles.

Madera

Es cierto que no existe un color “madera”, pero sí que hay colores que se aproximan a este tipo de color, y es uno de los que mejor quedan con el gris.

Se puede utilizar tanto en el interior como en el exterior, en sus diferentes tonalidades. Aunque la otra opción sería utilizar madera de verdad, revistiendo las paredes hasta la mitad para introducir este elemento en un tono muy claro, mientras que el gris tendría una tonalidad un poco más oscura.

Gris con gris

ideas que combinan el gris con el gris

En efecto, puedes combinar gris con gris para las paredes de tu hogar. Entenderás que nos referimos a jugar con diferentes tonalidades de gris, ¿verdad?

Es algo que se suele hacer mucho en la decoración de estilo urbano y en la moderna. Para estancias con mucha luz natural puedes apostar por un tono oscuro para tres de las paredes, dejando la más alejada de la ventana en un tono más claro. Y a la inversa, si se trata de una estancia muy oscura que las paredes sean de un gris claro con la más alejada en un tono más oscuro para contrastar.