Saltar al contenido
Prodecoracion

21 ideas para la decoración de un patio pequeño

patios pequeños

¿Sabias que los patios es una de las zonas que menos se descuidan junto con los balcones? Y es una pena, porque es un espacio al que se le puede sacar mucho partido, jugando con el paisajismo al mismo tiempo que lo convierte en una zona cómoda en la que disfrutar con la familia y amigos.

¿Qué tu patio es pequeño y por eso no te quieres molestar en trabajar en su diseño? ¡No digas tonterías, porque hay montones de ideas para patios pequeños para que estos luzcan fabulosos! ¡Sigue leyendo y ya verás!

15 Ideas para patios pequeños en casas particulares

Qué te compres una vivienda que te da algo de independencia no va a querer decir que consigas un patio de gran tamaño. Pero no importa, porque tenemos muchas ideas que darte para que le saques mucho juego.

Aprende a jugar con las plantas

Está claro que algo que le da mucha clase a un patio son las plantas y las flores, así que vas a tener que saber jugar con ellas para conseguir que tu patio tenga un pequeño toque personal.

Por ejemplo, poner macetas por las paredes con unas vistosas macetas, o deja una zona de tierra por el suelo, en la que puedas plantar tus propias flores. ¡Hasta podrías cultivar algunos alimentos!

O, si el patio es pequeño, pero bastante ancho, puedes poner plantas altas, en enormes macetas. Eso sí, mira siempre una planta que se adapte a las condiciones de la zona en la que vives, y cuyo cuidado no sea demasiado complicado.

Un espacio privado para ti

¿Por qué no convertir tu patio en un espacio privado? Si no eres mucho de cuidar plantas, puede ser una zona en la que relajarte y olvidarte del estrés del día a día.

Asi pues, puedes poner un precioso suelo de baldosa, o un suelo completo de madera, un par de alfombras de gran tamaño de un material que pueda soportar el contacto del sol, así como la lluvia, y unas hamacas. Si aparte pones una pérgola, ¡estarás de lujo saliendo todos los días a relajarte leyendo!

Distribúyelo todo de la forma correcta


Decoracion patio pequeño

Cuando se traba en la decoración de patios pequeños, hay que saber jugar con los metros cuadrados que uno tiene. Así pues:

Patios largos y estrechos

¿Por qué el patio tenga este tamaño no va a poder ser un espacio en el que puedas disfrutar? ¡Al contrario! Al fondo del todo pon un banco, con un par de sillas a cada lado y en el centro una pequeña mesa redonda.

El resto del patio puedes llenarlo de plantas en las paredes con un precioso jardín vertical de flores de colores, o coloca plantas en el suelo, con un montón de gravilla, para que formen un camino hasta la zona de descanso, ubicada en una preciosa superficie de madera. ¡Hasta podrías poner rocas para formar el camino!

Patio pequeño ancho

¿Qué el patio es ancho pero pequeño? ¡No hay problema! Aquí puedes jugar con la norma del feng shui de que todo tiene que estar colocado de tal forma que haya una conexión. Así pues, pon un banco en la pared más grande, la de al lado cúbrela con plantas, tanto en el suelo como en la pared, una pequeña mesa y un par de sillas en el otro extremo.

Si quieres complementar el patio, lo puedes llenar con gravilla y colocar una superficie de piedra o madera para poner la zona de la mesa. ¡El lugar perfecto para las reuniones con los amigos!

Convierte tu patio en un patio zen

¿Eres persona que le gusta relajarse escuchando el sonido del agua caer mientras lee un libro sentado en una silla? ¿O tumbado en una hamaca? Pues convierte tu patio en un fabuloso espacio Zen en el que relajarte.

Solo necesitas instalar una zona con una pequeña fuente y un junco, para oírla caer. Si es un poco ancho, puedes adaptar una zona para la fuente y otra para algunas plantas, formando un camino hasta una zona con sillas y mesas. ¡Será tu pequeño edén particular!

Aprovecha el estilo minimalista


ideas minimalistas para patios pequeños

El tamaño es el que es, pero ello no quiere decir que no puedas sacarle el máximo provecho. Ya sabes lo que dice el estilo minimalista: menos, es más. Así que aprovecha el tamaño de tu patio a tu favor.

¿Qué es muy pequeño? ¿Acaso necesitas algo más que unas pocas plantas y una silla para que sea un espacio reconfortante? Por ejemplo, un montón de graba formando un círculo, un árbol de la especie que a ti más te guste y un banco debajo. ¡Perfecto para el verano! O un pequeño círculo de plantas que rodeen la zona donde te vayas a sentar. ¡Es ideal!

¿Un patio con forma de pasillo?

No es raro que los patios pequeños tengan forma de pasillo. Algo a lo que le puedes sacar una pequeña ventaja para ti, porque puedes usar flores de distintos colores para crear un espacio agradable y que, además, te sirvan de guía por todo el recorrido del mismo.

Estas las puedes poner a nivel del suelo, con grandes macetas, o bien colocadas en las paredes, en el caso de que el patio sea muy estrecho. ¡Verás cómo queda muy bien!

¿Qué es muy estrecho? ¡Conviértelo en tu espacio personal!

Tu patio puede que tenga forma de pasillo, y que sea bastante estrecho, pero… ¿eso te va a impedir que lo conviertas en una zona personal? Si no tienes ninguna habitación en la casa en la que relajarte, ¿por qué no hacerlo en el patio?

Dado que no hay mucho espacio entre cada pared, ¿por qué no poner una hamaca? Y, además, llenar la zona de la pared con unas cuantas plantas, que no precisen de mucho sol. ¡Te quedará un patio pequeño con una decoración fabulosa en la que querrás relajarte todos los días!

¿Qué tal poner un jardín vertical?

Cuando el espacio no está de tu parte, siempre tienes la oportunidad de poner un precioso jardín vertical aprovechando las paredes, algo muy típico en los entornos urbanos.

Tan solo necesitas comprar unos cuantos soportes para poner las macetas y listo, ¡a llenar la pared con plantas! Junto a este jardín vertical podrías poner un pequeño banco, en el que salir todos los días a disfrutar un poco del sol. ¡No se necesita mucho para montar un patio pequeño así!

Combina diferentes tipos de plantas

Está claro que debes aprender a jugar con los tamaños y las formas de las plantas para conseguir que tu patio tenga un aspecto acogedor, a la vez que llamativo.

Existe un truco sencillo: distribuirlas en orden según su tamaño. Por ejemplo, pongamos que has comprado varios cactus, pues si estos están ya bastante desarrollados, estarán juntos, organizados de menor a mayor. Si pones plantas pequeñas, distribúyelas por colores o la forma de las ramas.

Ya sabes que puedes elegir la planta que a ti más te guste, pero teniendo en cuenta las condiciones climáticas y las necesidades de cada planta, así como del espacio del que dispones.

Juega con los materiales en el pavimento del patio

ideas para decorar patios pequeños

Está claro que la mayoría de patios particulares tienen un pavimento de cemento o de baldosas, pero eso tiene poco encanto para tener un patio con platas, ¿no?

Pues juega un poco con los diferentes materiales: pon un poco de gravilla, piedras o bloques de madera para formar un camino hasta las plantas que se encontrarán sobre una pequeña estructura de madera, para que destaquen sobre todo lo demás que te puedas encontrar en el patio.

Crea combinaciones que hagan parecer que el patio es más grande

Como hemos dicho, el tamaño de tu patio es el que es, y vas a tener que conformarte con eso. Ahora bien, ello no quiere decir que no puedas engañar a tus ojos para que parezca más grande.

¿Cómo? Es fácil, haciendo una combinación que ayude a ello: un color neutro para las paredes, uno para el suelo… unas plantas que no ocupen mucho espacio… Básicamente, tienes que hacer lo mismo que ya te hemos explicado para espacios como el baño o la cocina.

Por ejemplo, pintar las paredes en blanco, con un color un poco más apagado para el suelo, pero dejando una zona de un tono más oscuro, con plantas un poco más grandes en esta zona, mientras que, en las esquinas, cerca de las paredes, pondrás plantas más pequeñas. Y luego, ¡un par de hamacas para tumbaros a disfrutar del sol!

Juega con las perspectivas

Otra forma de hacer parecer que el patio es más grande de lo que parece es jugar un poco con la perspectiva de manera inteligente. Si quieres tener plantas altas, que estas se encuentre cerca de la entrada del patio, mientras que las que estén repartidas por este serán pequeñas.

Además, puedes cubrir las paredes con enredaderas, para que tenga un toque “exótico”. Si cubres todo el suelo de tu patio con césped, entonces pon un pequeño paseo de madera, que es un material muy liviano, y ayuda a crear esa falsa sensación de que el espacio es más grande de lo que parece.

Reserva un espacio para sentarse

No importa que tan grande sea tu patio, debes reservar un espacio para sentarse y relajarse al aire libre, disfrutando del sol durante el día y de la brisa de la noche.

Es recomendable, si el espacio no es muy grande, el asiento se encuentre en la zona del fondo, y que no resulte demasiado llamativo. Puedes formar un camino con losas de piedra rodeado de plantas. Aunque, si es muy muy pequeño, apuesta mejor por una decoración minimalista.

Combina material que formen una composición llamativa, pero muy bonita

¿Por qué el suelo del patio tiene que ser de baldosas? ¿Por qué azulejos en las paredes? ¡Hay formas de hacer que un patio pequeño luzca hermoso si se sabe jugar con los diferentes materiales!

Un precioso suelo de madera, un patio alicatado hasta la mitad y la otra mitad con tablones de madera para que el espacio parezca un poco más liviano… y unas plantas distribuidas por los costados o colgadas de la pared. Todo ello combinado con unas sencillas sillas y una pequeña mesa auxiliar. ¡No se necesita más para que tu patio luzca hermoso!

Además, dado que la madera se convierte en la protagonista, ayudará a crear ese efecto de que hay una continuidad hasta el fondo de tu patio, y, por consiguiente, que parezca más grande.

Conviértelo en una zona para reuniones

¿Qué puede haber mejor que comer en el exterior disfrutando de la luz del sol y de la brisa de la noche de verano? Pero claro, sino tienes un jardín, te parece algo imposible de conseguir, ¿no? ¡Pues claro qué no! Hasta con un patio pequeño se puede lograr algo así.

Primero de todo, compra una mesa pequeña redonda con unos bancos de madera, algo de estilo rústico. Las paredes cúbrelas de madera, o azulejos que se asemejen a esta, mientras que para el suelo compra unas baldosas que tengan un aspecto desgastado.

¿Y las plantas? Fácil, mándalas a la pared más grande, poniendo unas pocas macetas de gran tamaño y el resto de plantas en la pared, formando un precioso jardín vertical. Por último, cubre la zona de la mesa con un techado con tablones de madera, pero dejando un poco de espacio entre ellos. ¡Y listo! Ya tienes un patio en el que disfrutar de horas y horas con los amigos.

6 ideas para un patio pequeño en un piso


Patio pequeño piso

La cosa cambia bastante cuando se trata de decorar un patio pequeño en un piso, ya que no puedes gozar de la privacidad que tendrías en una vivienda particular. Aun así, se puede trabajar en el patio para que este luzca bonito y llamativo.

Un jardín vertical, nunca lo descartes

Nunca descartes la opción de un jardín vertical en un patio pequeño de un piso. Seguramente tengas un patio que sea estrecho, así que te viene bien contar con esta idea, para no colapsar el paso en la zona el suelo.

Así pues, pon plantas por las paredes, entre las ventanas, que sean llamativas y bonitas y, por supuesto, que no precisen de mucho sol. Ahora bien, si tienes la suerte de que en tu patio hay mucho sol, puedes poner en la zona del fondo unas plantas que dependan mucho de esto. ¡Te quedará un espacio precioso!

Pon un pequeño techado

Tanto si es un patio tipo pasillo como uno un poco más ancho, lo más seguro es que cuentes con una pequeña galería en la que te gustaría tener un poco de privacidad. Pues bien, en esta zona pon un pequeño techado para evitar que entre la luz del sol y, de paso, para evitar que haya miradas indiscretas para ver qué es lo que estás haciendo.

Si el patio es cuadrado, poniendo esto puedes convertir esa pequeña zona en un espacio para comer en familia cuando llega el verano. Pon una mesa redonda, unas cuantas sillas, ¡y listo!

¿El patio solo va a ser para las plantas?

¿Tienes claro que el patio solo lo vas a usar para las plantas? ¿No vas a tender ni usarlo para otra cosa? ¡Pues aprovéchalo para tener plantas en tu hogar!

Pon estanterías de madera, mesas de madera con estantes de diferentes niveles y llénalo con un montón de plantas para que tenga un aspecto exótico y llamativo.

Cierra el patio

Si consigues el permiso de la comunidad, ¿sabes que puedes cubrir todo tu patio con un techado? No, no es broma, puedes hacerlo siempre y cuando ellos te den su permiso. Así que, ¿por qué no intentarlo?

Pon un falso techo que deje entrar la luz del sol pero que te de bastante privacidad. Tendrás que poner plantas que no requieran de mucha agua ni de mucha luz natural, pero podrás poner una mesa para comer o un banco en el que sentarte a relajarte. ¡Finalmente tendrás un espacio privado en el que relajarte!

¿El suelo tiene que ser de baldosa?

Es cierto que en los pisos generalmente el suelo que se utiliza para los patios suele ser de baldosa, pero, ¿por qué tienes que usar ese material? Puedes poner una pequeña parte de este de madera, o que simule la madera, para que tenga un toque diferente y no parezca tan monótono.

Hazlo parecer más grande

Al igual que con un patio en una vivienda particular, no importa que tan pequeño sea el patio de tu casa, siempre puedes hacer algo para que este parezca un poco más grande. Por ejemplo, poner un alicatado hasta la mitad, con unas baldosas en un tono claro, que puede ser un tono crema o beige, y el resto de la pared en blanco. Luego, un suelo en un tono parecido, o que simule la madera, que eso le dará continuidad.

Luego, en lugar de poner plantas por el suelo, ponlas por las paredes, y al fondo del patio crea una pequeña zona en la que puedas sentarte para relajarte. ¡Y listo! Tu patio parecerá más grande de lo que es.