Saltar al contenido
Prodecoracion

Las claves para pintar en gris perla las paredes de tu casa

Paredes en gris perla

¿Te gustaría pintar las paredes con algún tono de gris para no tener una decoración tan sobria? Existen muchos tonos de grises que se pueden utilizar, pero, uno que está cogiendo mucha fuerza en los últimos años es el color gris perla.

Si, estás oyendo bien, el gris perla. En muchas revistas de decoración lo habrás visto lo habrás visto, pues ayuda a darle carácter, estilo y un toque único a la decoración de las habitaciones. ¿Quieres que te enseñemos a como pintar las paredes en gris perla?

¿Cuál es el color gris perla?

Igual te sientes un poco perdido ahora mismo con el color y no lo relacionas uno en concreto. Bien, pues si quieres ver como es, para hacerte una idea de cómo quedaría en tu hogar, entonces anota bien.

El gris perla se encuentra en los catálogos de colores RAL e inventarios cromáticos PANTONE. En el RAL, este color sería el 7038, aunque dependiendo de la iluminación y la percepción de cada uno podría ser también el 7039. En cambio, en el PANTONE este corresponde al 422.

¿Cuáles son los requisitos para usar en las paredes el gris perla?

No existe ningún requisito, aunque es cierto que, al tratarse de un tono gris un poco más fuerte, en las habitaciones pequeñas no va a quedar tan bien como en las habitaciones grandes.

Además, es recomendable que la estancia tenga una iluminación media para sacarle el máximo partido. Como todos los grises, ayuda a dar esa sensación de amplitud a las estancias, pero si la casa tiene poca luz, apenas notaras la diferencia de utilizar un gris normal o un blanco.

Lo que sí que te deberías de plantear es alisar las paredes. Nada de gotelé. Que estas sean totalmente lisas, para que el color quede bien.

El gris perla en las paredes de tu casa

Ahora vamos a hablar del uso del gris en las diferentes estancias de tu casa, aparte de indicarte en cuáles va a quedar mejor y en cuales no deberías usarlo para las paredes, pero si a través de los muebles. ¿Listo? ¡Pues sigue leyendo!

Paredes en gris perla en el dormitorio


Pintar dormitorios en gris perla.

Hablemos de una estancia que vas a usar para dormir, pero que te gustara que tenga un color llamativo e impactante: el dormitorio. Puede que sea una habitación que no uses tanto como el salón, pero, ¿por qué no pintarla en gris perla?

Pongamos que tienes un dormitorio con bastante luz natural, pues entonces, el color gris perla es perfecto para pintar las cuatro paredes. Ahora, si es, al contrario, escoge un gris un poco más claro. Si quieres el gris perla en tu dormitorio sí o sí, hay una solución: pinta la pared del cabecero en este tono y el resto en un gris un poco más claro.

Puede que a tus ojos apenas se note la diferencia, pero cuando veas lo amplio que parecerá el dormitorio, te parecerá la combinación perfecta. Ahora viene el tema de los muebles, ¿qué es lo mejor en el dormitorio para combinar con el gris perla?

Muebles en blanco, de líneas rectas, con algún toque de gris o de color negro. Por ejemplo: un armario con estructura en blanco, pero las puertas de color negro. Algunas baldas en un tono grisáceo muy clarito en las paredes sobre la zona del cabecero…

También puedes optar por muebles en tonos madera oscuro, para contrastar un poco con la claridad del gris perla. Pero, para que el color blanco y el negro hagan contraste con el color de las paredes juega con los juegos de sábanas, comprando un diseño llamativo en blanco con matices en negro.

El gris perla para las paredes del salón


pintar en gris perla las paredes

Si hay una estancia de tu casa en el que puedes utilizar el gris perla a gusto es en salón. Esta suele ser la habitación más grande de la casa, asi que, este gris quedará de lujo.

Sería recomendable que la estancia contase con bastante luz natural para sacarle el máximo partido, especialmente si resulta que tienes un salón pequeño. Ahora bien, si es una habitación bastante grande, no pasa nada porque no reciba mucho la luz del sol. No te notarás agobiado ni enclaustrado por ese gris.

¿Y sabes por qué? Porque has de elegir bien los colores que introduces en este espacio a través de los muebles. Por ejemplo, el sofá, debe ser de un tono un poco más oscuro, pudiendo ser negro si quisieras, pero decorado con unos cojines en un tono claro y llamativo, como el naranja, el amarillo, el verde…

En lo que se refiere a los muebles, los que estén en pared, como estanterías o el mueble del televisor, en color blanco o un blanco roto, como mucho un gris un poco claro, para contrarrestar el tono oscuro de las paredes.

La alfombra también en un tono blanco, pero un poco más apagado que el de los muebles. Por último, ¿cómo terminar de sacarle partido al gris perla en las paredes del salón? ¡Con la iluminación artificial!

Coloca unos focos en las esquinas de la habitación, tapadas por unas molduras, para que resalten algunas zonas de la estancia. De ese modo, aunque tengas poca luz natural, con la iluminación de las lámparas quedará todo de lujo.

¿Se puede utilizar el gris perla en las paredes del pasillo?

En efecto, es un color que se usa mucho en los pasillos estrechos, ya que, como todos los grises, ayuda a crear esa sensación de amplitud que tanto se busca. Es más, se suele combinar con un rodapié, que puede ser de madera o mármol, en color blanco.

También se puede utilizar en los pasillos que sean un poco más anchos, pero en una tonalidad un poco más oscura. Si en estos se colocan accesorios, como cuadros, que los marcos sean en color plata, dorado o de madera.

¿Y en el cuarto de baño?

¿Qué todos los cuartos de baño son de color blanco? Pocos has visto entonces. Un cuarto de baño se puede pintar de cualquier color: azul si es para un estilo náutico, un marrón chocolate si se busca un toque más moderno… e incluso del color gris perla.

Lo que sucede es que, dado que suele ser una de las estancias más oscuras de la casa, no es un color en el que piensen la mayoría de personas. Cuando una persona va a pintar las paredes del baño, piensa en un blanco roto, un gris suave… o, en el caso de que haya mucha luz natural, en el negro.

Si quieres usar el gris perla en tu cuarto de baño, te diremos lo mismo que ya te hemos comentado para la cocina: úsalo en la pared más grande del cuarto de baño. En otras palabras, en la que se encuentre el lavabo, mientras que las otras serán un poco más claras.

¿El color gris perla en la cocina?

Pintar cocinas en color gris perla



Si te somos sinceros, el color gris perla no se suele utilizar para las paredes de la cocina. Se usa otra gama de grises, dejando este color para los muebles de la cocina.

Ahora bien, si la cocina es grande, sí que podrías pintar, al menos una de las paredes, de este color, dejando las otras en un tono un poco más apagado para lograr un contraste visual perfecto. La pared que pintes con este color debe ser la más grande de la cocina, la contraria al mueble de la encimera, por ejemplo.

¿Y en la habitación de los hijos?

Cuándo los niños son muy pequeños no es demasiado recomendable utilizar un color como el gris perla en las paredes. Aún son niños, y es un color bastante seco para ellos. Digamos que hasta los 10-12 años es mejor que las paredes sean de un tono más alegre, como un rosa perla, azul cielo, verde esmeralda…

Al pasar de esa edad, tendrás que decorar su habitación como un cuarto juvenil, y es entonces cuando puedes pintar las paredes del color gris perla. Además, combinado con un juego de sábanas en gris, unos cojines y muebles en color naranja… ¡quedará de lujo!

Para el garaje o el sótano

¿Tienes un garaje? ¿Un sótano? ¡Ambos? ¡Pues qué sepas que este color es perfecto para este tipo de estancias! Son os espacios que suelen estar llenos de cajas y trastos que casi nunca usas, así que, con el color gris perla, ayudaras a crear esa falsa sensación de que es un poco más grande lo que parece.

¿Con qué tipos de decoración pega el gris perla?


Salones pintados gris perla

En cierta medida, el gris perla es un color que se relaciona más con la decoración moderna, la contemporánea, la nórdica, clásica e incluso con la industrial, ya que es un color que recuerda un poco al plomo.

Pero, no pasa nada por introducirlo en casas decoradas con un estilo chic, árabe o vintage. Si no se puede en las paredes, introdúcelo a través de los muebles. Estéticamente, comprobarás que el resultado es genial, y que queda de lujo. ¡Nunca descartes el color gris perla como una opción!