Saltar al contenido
Prodecoracion

Tips para montar un jardín con barbacoa y piscina de lujo

Jardin con barbacoa y piscina

Ya que tienes un jardín, habrá que sacarle provecho, ¿no te parece? Pero, ¿cómo conseguirlo? Muy sencillo, puedes tener un jardín con piscina y barbacoa, logrando un espacio de ocio ideal para disfrutar tanto en familia como con amigos en fiestas. ¿Quieres que te demos algunos tips para lograrlo? ¡Sigue leyendo!

La elección del tipo de piscina

Vamos a empezar por algo que se va a llevar una gran parte de tu presupuesto: el tipo de piscina que vas a instalar. Según el tamaño del jardín, te convendrá más una que otra, ¿no crees?

La piscina de obra

A todo el mundo le gustaría tener una piscina de obra en el jardín. Parece que da la sensación de tener poder adquisitivo, ¿verdad? No obstante, estas piscinas tienen muchas pegas con respecto a otros modelos de los que te hablaremos un poco más abajo.

Para empezar, su construcción es cara, ya que tienes que cavar, instalar el sistema de drenaje, comprar una depuradora… y a todo ello añádele comprar los azulejos para las paredes, los productos para el perfecto mantenimiento de la estructura y el agua. Por no hablar de la cantidad de litros que precisa.

Ahora bien, si tienes el dinero, y tu jardín es grande, ¿por qué no tener una? Si te lo puedes permitir, instala una grande, mejor si es rectangular a circular o cuadrada, con diferentes zonas de profundidad. Solo es posible en los jardines grandes.

Desmontable

¿Por qué no te ahorras unos cuantos miles de euros comprando una piscina desmontable? Salvo que la piscina sea cubierta, solo la vas a usar durante los meses de verano, y un poco en primavera y otoño, ¿no te parece un desperdicio?

Hay piscinas de gran tamaño, fabricadas con una estructura de lona y PVC que se pueden montar y desmontar fácilmente. Luego solo tienes que meterlo todo en su caja tras limpiarlo y hasta otro año. O puedes dejarla montada, cubriendo la zona del agua para aprovecharla al año siguiente. Lo que importa es, que no te ocupará tanto espacio como una de obra y te saldrá más barata.

Fibra de vidrio

Si aún estás empeñado a que quieres tener tu piscina bajo el nivel del suelo, te recomendamos comprar una piscina de fibra de vidrio. Es un material fuerte y duradero, y no cuesta tanto de limpiar como los azulejos que se usan en las piscinas de obra. Estas también pueden estar sobre el nivel del suelo.

Es un tipo de piscina perfecta para los que tienen un jardín grande o de tamaño medio, y con el tamaño suficiente para que los niños jueguen sin molestar a los adultos. ¿No tienes un presupuesto muy alto? ¡Hazte con este tipo de piscina!

La elección de la barbacoa


Montar un jardin con barbacoa y piscina

Cuando tengas claro el tipo de piscina que quieres poner, toca elegir la barbacoa que tendrás en el jardín. A fin de cuentas, un hombre no puede decir que puede organizar una comida en el jardín sino tiene una preciosa y bonita barbacoa, ¿no te parece? ¡Pues vamos a ello!

Barbacoa de obra

Quizás, una de las decisiones más importantes que vas a tomar es si vas a tener una barbacoa de obra o no. Un estilo de barbacoa que tiene su encanto, y que te hará cocinar los alimentos en piedra, lo que le da un sabor especial a las carnes y los pescados.

Pero este tipo de barbacoas tienen dos inconvenientes: el primero es que estará fija en una posición y, el segundo, que requiere de muchos cuidados. Así que, ¿es de verdad el tipo de barbacoa que necesita tu casa?

La barbacoa tendrá que estar cerca de la zona de comer, y salvo que construyas una pequeña terraza con la barbacoa incorporada en esa zona, tendrás que dar muchas vueltas para preparar los alimentos.

Portátil

Un modelo de barbacoa bastante económico, y que además puedes utilizar para llevártela cuando hagáis una comida en el campo o en la playa. Son ligeras y tienen la ventaja que, tras el uso, las puedes limpiar y guardarlas en la caja.

Hay de los dos tipos de barbacoa: tanto eléctricas como de gas. ¿Con cuál te vas a quedar tú para tu jardín? Si nos preguntas por seguridad, te diremos que las de gas son más seguras, ya que no salta carbón.

Barbacoa de gas

Seguramente te hayas enamorado de algún modelo de barbacoa de gas. No es para menos, porque son verdaderamente impresionantes. Aunque están pensadas para poner en pequeñas terrazas o balcones.

En un jardín también se puede instalar una, el problema es que son pesadas, por lo que una vez colocada, no vas a poder moverla a voluntad. Además, requiere de una fuente de gas constante.

Barbacoa eléctrica

¿No te apañas cocinando con las brasas del carbón? ¿Tampoco con leña? ¿Ni con gas? Pues cómprate una barbacoa eléctrica. También hay modelos grandes, como las de gas, pero vas a necesitar una fuente de energía cercana, recuérdalo siempre.

Hay otros modelos más pequeños que se pueden utilizar en las cocinas, o si haces una pequeña terraza en el balcón, puedes crear una especie de cocina pequeña para instalarla ahí. Fáciles de usar y no consumen mucha energía. ¡Y son bastante baratas!

La zona de comer


Jardin con barbacoa

Ahora toca decidir el tipo de “comedor al aire” libre que vas a montar. Debes crear un espacio cómodo y agradable, con sitio suficiente para todos tus invitados. ¿Nos ponemos manos a la obra?

Abierto

La primera opción sería dejarlo todo al aire libre, lo cual es mucho más sano en los jardines pequeños en los que la barbacoa va a estar cerca de la zona de comer, cosa que por otro lado no es demasiado sano.

Eso sí, vas a tener que poner un suelo liso para colocar la mesa y las sillas, porque con un terreno desnivelado vais a estar incómodos mientras coméis la carne recién hecha a las brasas. Para evitar que el sol sea una molestia, justo en la zona del comedor puedes poner una pérgola o una pagoda de vigas de madera, dejando entrar la luz justa y necesaria.

Semi abierto

Aunque está bien disfrutar del aire libre mientras se está comiendo, ¿no es molesto tener el sol todo el rato encima? La salida del jardín puede estar a cubierto, colocando ahí la zona de comer, pero dejando el acceso al jardín abierto.

Cerrado

La última opción sería cerrar la zona de comer, pudiendo poner una pared acristalada que evite que se acumule el calor del sol. O, hacer una zona semi abierta, pero con puertas correeras, para abrirlas por la noche para disfrutar del aire fresco del verano.

Las mejores combinaciones para tener un jardín con jardín y barbacoa perfecto

jardin con barbacoa y piscina



Veamos ahora las combinaciones que puedes hacer para tener un jardín con barbacoa y piscina de lujo. ¿Te interesa? ¡Pues sigue leyendo!

Todo en una superficie de madera

Está bien tener algo de verde en el jardín, pero si tienes un espacio de tamaño medio, y no quieres acabar provocando un incendio, deberías poner todo el suelo recubierto con planchas de madera.

Si, también los bordes de la piscina deben ser en madera, y además de un tipo de madera que no resulte muy resbaladiza, para que los más pequeños no se hagan daño al correr. Coloca la zona del comedor bajo una pagoda de piedra, dejándolo abierto por los lados para que entre el aire.

¿Y la barbacoa? Puedes poner una enorme barbacoa de obra con espacio suficiente para guardar todo lo que necesites para cocinar, o bien una pequeña barbacoa portátil, en un costado, sobre una superficie de madera o piedra. Si la cocina es de carbón, mejor que el suelo sea de piedra, para evitar que las brasas puedan producir un accidente.

Con un estilo sofisticado

¿Quieres dar la imagen de alguien que tiene clase? No hay nada más sencillo. Manda la piscina al otro lado del jardín y recubre el resto del suelo con unas baldosas de un tono claro, o de estilo árabe si lo prefieres.

Cubre la zona en la que va a estar la zona de comer con una pagoda, una pérgola o bien monta una terraza en la parte superior, para que sirva de esto a esta zona. ¿La barbacoa? Instala una pequeña cocina en esta parte del jardín, eléctrica o de gas, y a disfrutar todos los días comiendo unos ricos platos hechos en barbacoa.

¡Y no nos olvidemos de una zona para relajarse los adultos! Entre la zona del comedor y la piscina pon unos sofás en forma de L con un par de mesitas. Estos los puedes hacer con palets, o pagar un poco más por unos muebles de jardín que puedan soportar el contacto con los rayos del sol y la humedad.

Un estilo minimalista

¿Qué no tienes mucho espacio en tu jardín? ¡No hay problema! Hay muchas formas de tener un precioso jardín con piscina y barbacoa. En lugar de una barbacoa de gran tamaño, compra una barbacoa portátil para balcón, o dos, y las cuelgas de la pared.

¿La piscina? Cómo te hemos dicho antes, pon una piscina desmontable, en la que poder meteros en familia para daros un baño. Luego una sencilla zona para comer, con una mesa redonda y unas sillas que pueden ser plegables. De ese modo, sino gozas de mucho espacio, puedes apartar los muebles para usar esa zona para otra cosa.

Otros consejos para conseguir el mejor jardín con piscina y barbacoa


jardin con barbacoa y piscina

¿No has tenido suficiente con todo lo que te hemos dicho? ¡Lo bueno es que aún tenemos más cosas que podemos decirte para que consigas un espacio de lujo!

Nivela el jardín

Antes de ponerte a hacer nada en el jardín debes comprobar que esté nivelado. Si no lo está, contrata a un profesional para que lo nivele, porque si no, cuando uses la barbacoa, es posible que te acabes llevando una desagradable sorpresa, o que uno de tus hijos se haga daño al jugar cerca de la piscina.

Cubre los bordes de la piscina con un suelo que no resbale

Tanto en madera como en piedra hay varios tipos de suelos que no son resbaladizos, pensados para estar ubicados en los bordes de la piscina. No solo ese borde de gratino, sino por lo menos otros 50-60 cm de suelo que permita caminar tranquilamente por las esquinas.

Un suelo de baldosa en la zona de la barbacoa

Tengas el tipo de barbacoa que tengas, que esta siempre esté ubicada en una zona con suelo de baldosa. Hay algunos tipos de suelos de madera que no se prenden porque caiga una o dos brasas, pero es mejor no correr riesgos.

Apuesta por un suelo firme, en un tono ladrillo en el que puedas estar cómodo cocinando la carne mientras el resto de la gente se divierte en tu fiesta.

Divide las zonas

Por muy pequeño que sea tu jardín, estaría bien dividir las zonas de alguna forma. Por ejemplo, que la zona de comer se encuentre justo en la salida del jardín, con una superficie de madera, mientras que el resto del suelo sea de césped.

O bien, poner entre la zona de la piscina y la de comer unos asientos, para dejar bien claro que, al comienzo de estos, es el inicio de la zona de ocio. O cerrar la zona de comer, como te hemos indicado al principio.

Elige una barbacoa que sea fácil de limpiar

Es importante tener en cuenta que vas a tener que limpiar la barbacoa a menudo. Así que, ¿no deberías de comprar una que fuera fácil de mantener?

Igual ahora mismo no le das importancia, pero una barbacoa debe limpiarse tras cada uso, para evitar que las brasas se peguen. Si no lo haces, la próxima vez que utilices la barbacoa los restos de brasas carbonizadas emitirán un humo un poco más oscuro que entrará en contacto con los alimentos, estropeando su sabor. ¿A qué no te gusta la idea de que eso estropeé tu barbacoa?