Saltar al contenido
Prodecoracion

22 ideas para decorar salones pequeños

decorar salones pequeños

Tener un salón pequeño, o muy pequeño, no es tan raro como nos pueda parecer. Sobre todo, el espacio se encoge cuando, además, tiene que compartir espacio con el comedor. No obstante, existen muchas formas de sacarle provecho al espacio. Te vamos a dar una serie de ideas para que le puedas sacar el máximo partido a tu salón, y así disfrutarlo con la mejor decoración posible.

Decorar salones pequeños con tonos blancos y neutros

Lo primero de todo es tener muy claro el tipo de colores que puedes usar a la hora de pintar un salón pequeño. Dado que el espacio es pequeño, vas a tener elegir un color que ayude a que parezca más grande.

En estos casos, se suele emplear el color blanco, el mejor color para crear una sensación de amplitud. Por otro lado, estarían los tonos grises, beige o color tierra, pero estos solo son efectivos en el caso de que el espacio disponga de mucha luz natural.

La combinación de colores, en el caso de que, entre mucha luz, es también una buena idea. Podrías pintar la pared del mueble en un tono más oscuro y el resto en un tono más claro, para darle un aire más acogedor.

Un suelo de madera


ideas para decorar salones pequeños

Del mismo modo que el color blanco sirve para dar una sensación de amplitud, la madera cumple la misma función. Un suelo de madera ayuda a que haya toda una sensación de fluidez por toda la sala.

Es una opción un poco más cara que las baldosas, sobre todo porque la mejor opción a la hora de decorar un salón pequeño es un suelo de parqué. No obstante, visualmente, combinada con una pared lisa en un tono neutro, queda perfecto.

Madera en las paredes

Cuidado con esto, porque no te estamos diciendo que tengas que cubrir todas las paredes al estilo rústico. Simplemente tendrás que poner una pieza de madera en la pared, en la zona del televisor, para diferenciarla del resto de la sala. En esa misma tabla puedes poner algunas baldas para ganar algo de espacio de almacenaje.

Usa las formas geométricas

En los muebles no todo son formas rectas y circulares, también se venden algunos que tienen formas geométricas. Si no dispones de mucho espacio en tu comedor, te resultará muy útil comprar, por ejemplo, una mesa de centro que tenga forma de hexágono o una estantería de pared con forma irregular.

Este tipo de muebles son más fáciles de encajar cuando uno se encuentra frente a un espacio reducido. Las geometrías también deberías usarla en los textiles, como la alfombra.

Paredes con espejos

Con esto no estamos queriendo decir que tengas que cubrir toda una pared con espejos. Simplemente pon espejos en la mitad de una de las paredes, como puede ser la que haya tras el sofá, para hacer parecer que la sala es más grande.

Nunca pongas los espejos en la mitad inferior de la pared, porque no solo quedan mal estéticamente, sino que además resultan algo molestos.

Iluminación en la pared del televisor

Ya sabes que a la hora de ver la televisión es importante que tengas algo de luz encendida por la noche. Así que, ¿por qué no poner unos focos en la pared en la que se encuentra el televisor? Esto no solo te permitirá crear un ambiente contemporáneo, sino que además le dará mucho carácter a tu salón pequeño.

Muebles modernos y elegantes


salones pequeños

A la hora de comprar muebles para un salón pequeño, salvo que te hayas decantado por otro estilo decorativo, lo mejor son los muebles modernos. ¿El motivo? No solo tienen un aspecto elegante, sino que además son muy sencillos y fáciles de encajar en cualquier espacio.

Por ejemplo, para los salones muy pequeños puedes poner un mueble de televisor que se componga por un módulo inferior, para colgar el televisor de la pared, y con dos o tres espacios para tus aparatos electrónicos. Como mucho con una puerta de armario. A los costados del televisor, unos estantes, con formas irregulares, o unas simples baldas, para poner tus películas o discos de música.

¿Qué te gustaría un mueble de gran tamaño? Por suerte, los muebles modernos de gran tamaño también se ajustan a los espacios pequeños, solo que igual tienes que hacer algún sacrificio con respecto al tipo de sofá. Eso sí, en este caso cómpralo en blanco, para que no parece que robe tanto espacio.

Delimita los espacios

Es posible que tengas un salón comedor pequeño, en cuyo caso (aunque esto no siempre es posible) deberías delimitar los espacios. “¿Cómo?”, te preguntas. La solución más sencilla suele ser poner un sofá que marque el límite entre el salón y el comedor.

La otra opción sería poner una alfombra. Esta la puedes poner bajo la mesa del comedor o el sofá. Si una zona está cerca de la otra, solo pon una en un espacio.

Piensa en decorar tu salón pequeño al estilo minimalista


salones pequeños

Al decorar un salón muy pequeño hay que enfrentarse a la realidad, y es que vas a tener que incorporar pocas cosas para que el espacio no parezca cargado. En estos casos lo mejor es apostar por una decoración minimalista.

Muebles sencillos con el espacio de almacenaje justos, asientos sencillos, pero con capacidad para grupos medios y un ambiente que, aunque sea reducido, parecerá más grande de lo que parece. Primará el color blanco, tanto en las paredes como en los muebles, con un precioso suelo de madera.

Luz natural

La luz natural es siempre una aliada de los decoradores, ya que el hecho de que penetre mucha luz, ayuda a que la estancia parezca más grande. De modo que tendrás que poner unas ventanas tan grandes como te resulte posible.

Combinas con unas preciosas cortinas en blanco, con un grosor medio, y unas paredes en tonos neutros, muy pronto comprobarás por ti mismo como parece que el espacio sea más grande, y que tendrá muchas posibilidades.

Conecta las estancias

Cuando las casas no son demasiado grandes, es interesante pensar en conectar los espacios para que haya una fluidez entre todas las habitaciones. ¿Qué cómo se consigue eso? Muy sencillo, poniendo el mismo tipo de suelo para toda la casa.

Aunque te pueda gustar la idea de un suelo diferente para el salón, este debería ser el mismo que el del pasillo y el resto de las habitaciones de tu casa. Notarás como todo fluye en un solo sentido, y aunque sea un espacio pequeño, parecerá más grande.

Mobiliario suspendido, sirve para conseguir ligereza visual

Está claro que, si compras un mueble para el televisor, no tendrás suficiente con eso para almacenar toda tu colección de películas o tus libros. De modo que, vas a tener que apostar por los muebles suspendidos.

Dichos muebles sirven para aportar ligereza visual, dado que, al no estar conectados entre sí, no parece que la pared esté tan cargada. En la misma pared que el televisor puedes poner algunas baldas, mientras que detrás del sofá podrías poner algunos muebles suspendidos con puertas, o abiertos, para ganar un poco más de espacio de almacenaje.

Si tienes la oportunidad, porque, aunque el salón sea pequeño es bastante ancho, echa el sofá para el centro de la habitación, coloca detrás una estantería baja y alargada y detrás de esa pared una más grande, para ganar el doble de espacio de almacenaje.

Une el balcón al salón

ideas para decorar salones



No es tan raro tener un balcón en el salón. Así como tampoco es raro que los balcones de los salones pequeños también lo sean. De modo que, ¿por qué no añadir ese espacio al del salón?

Puedes cerrar el balcón, y establecer ahí la zona para comer, crear un pequeño espacio para desayunar o para entretenimiento cuando tengas visita, dejando el salón únicamente para tu ocio particular.

Juega con los colores neutros

Para lograr que un espacio pequeño parezca más grande, y de este modo más aprovechado, se pueden jugar con los colores neutros, añadiéndoles algún matiz de un color más destacable como el amarillo o el verde.

¿Cómo se hace eso? Muy sencillo. Pinta las paredes en blanco o en un tono beige (un gris también valdría), el sofá cómpralo con un tono más oscuro, la alfombra que combine el blanco con el negro y el mueble que sea de madera natural, pero alguna pieza de esta sea de un tono amarillo, verde o azul.

Por supuesto que, aparte, puedes incorporar otros colores a través de accesorios como son los cuadros. Pero cuando tienes un espacio muy reducido, esta es la mejor solución.

Abre el espacio

Está claro que esta es la solución más obvia: abrir el espacio. Si tienes la suerte de que tu salón está justo en la entrada, entonces tira las paredes que los separan para que este parezca un poco más grande.

También podrías adherirlo al comedor o a la cocina. El sistema Open Space en decoración es bastante usado cuando el espacio es muy reducido. Además, al combinarlo todo con un estilo decorativo similar, con tonos neutros y, sobre todo, con una decoración moderna y minimalista, hará parecer que el espacio es mucho más grande.

Si conectas los espacios, sería interesante que marcarás algún límite entre estos. Por ejemplo, como ya te hemos comentado más de una vez, entre el salón y el comedor el sofá se puede convertir ese elemento que las delimite. Pero, cuando se une a una cocina, el poner un suelo diferente a esta ayuda a que se establezca el límite entre ambas zonas.

Distribuye bien el mobiliario


decoracion de salones pequeños

El secreto para sacarle el máximo partido a la decoración de un salón pequeño es saber distribuir bien el mobiliario. Claro que, todo esto depende en base a la forma del salón y lo que vayas a tener en él.

Pongamos que el salón es alargado pero un poco estrecho. En ese caso, en las paredes más largas pondrás el mueble del televisor y el sofá, con una pequeña mesa de centro. Al fondo, cerca de la ventana, o el balcón, la mesa para comer si es que también fueras a tener en la misma sala el comedor. ¿Qué no? En ese caso pon una pequeña zona para leer o relajarte.

La ventaja de este tipo de salones es que, al ser tan largos, puedes comprar un mueble moderno, de inspiración nórdica, que te dará mucho espacio de almacenaje para tus cosas. Estos muebles cuentan con muchos módulos suspendidos, así que no parecerá que cargan el espacio.

Ahora bien, ¿y si tu salón en cuadrado y pequeño? Pues aquí tienes varias opciones. La primera, sería en una esquina poner el televisor con un mueble sencillo, con estantes a los lados. Justo en frente poner un sofá tipo chaise longue, con un lado pegado a la pared, y el otro que sirva como separación. Al igual que con el anterior, cerca de la ventana pon la zona del comedor.

La otra forma sería poner en el lugar del televisor el sofá o los sofás, con el mueble del televisor en la pared más grande, pero esto haría que el espacio fuera más pequeño. Claro que, si el salón conecta con otra habitación, no tendrás muchas más opciones al respecto.

Decorar salones pequeños con paredes lisas

Mucha gente apuesta hoy en día por las paredes lisas. No es porque el gotelé haya pasado de moda, sino porque permite conectar mejor los espacios entre sí. Esta característica tan típica de la decoración nórdica, moderna y minimalista viene muy bien en los salones pequeños.

Es más, incluso podrías optar por poner un papel pintado en las paredes en un tono claro, os implemente cubriendo una pared (como la zona del televisor) para destacar esa parte de la habitación y añadir algún tono más oscuro combinado con todos más claros.

Incorporar elementos retro también aporta mucho a un salón pequeño

¿Qué no te gusta el estilo minimalista? Bueno, hay otras opciones para ayudar a que tu salón parezca más grande de lo que es. Por ejemplo, recurrir a un mobiliario retro, de estilo vintage.

Si te paras a mirar cómo eran los muebles de décadas pasadas, te darás cuenta de que, a pesar de que había muchos muebles de gran tamaño, también eran comunes muebles muy pequeños, como sofás de dos plazas, mesas para cuatro personas, sillas pequeñas plegables, lámparas que dejaban a la vista la bombilla…

¿Sabes que es lo mejor de los muebles de estilo retro? Qué se pueden combinar a la perfección con una decoración moderna. Por lo que, si optas por este estilo, puedes añadir sin problemas muebles con un toque retro, para no cargar tanto el espacio.

Apuesta por el estilo nórdico


ideas para decorar salones

No confundas una decoración nórdica con una minimalista. Es cierto que ambas se caracterizan porque apuestan por los espacios poco cargados, en color blanco y con muebles sin tiradores. No obstante, ofrece un aire diferente al espacio.

Podrías probar con el estilo industrial

Otro tipo de estilo decorativo perfecto para los salones pequeños es el estilo industrial. Este cuenta con muebles muy sencillos, que son perfectos para los espacios reducidos. Es más, como la mayoría de lámparas dejan a la vista la bombilla, la iluminación artificial es el doble que la de cualquier otro estilo.

Todo ello sumado al encanto de dejar el ladrillo y las tuberías a la vista, o darle un aspecto inacabado al espacio, hará que tu salón pequeño tenga mucho carácter.

El sofá en un salón pequeño

Está más que claro que uno lo que de verdad le gustaría es tener un sofá enorme en su salón, no solo para poder recibir a muchos invitados, sino también para su uso y disfrute personal. Pero, cuando el espacio es reducido, hay que conformarse con lo que uno tiene.

Así pues, en lugar de poner un sofá, podrías poner unas butacas, o unos sillones para sentaros, con unos puff para los niños. Otra opción sería un sofá biplaza, con un par de butacas a cada lado, o combinar dos sofás biplaza y colocarlos en forma de L.

Si acabas optando por comprarte una chaise longue, intenta ubicarla de tal forma que no robe mucho espacio a la sala. Esto lo podrías conseguir pegando la chaise longue a la pared, o ubicándola de espaldas a la zona del comedor.

Los accesorios

En un salón pequeño no hay espacio para muchos accesorios, pero ello no quiere decir que no puedas poner algunos. Si pones baldas por las paredes en lugar de armarios suspendidos, y no eres persona de tener muchas películas o estas las has puesto en la entrada, podrías poner algunos accesorios, como pequeños jarrones o figuras de aspecto moderno.

Estos estantes también te podrían servir para poner algunos cuadros. En lugar de colgarlos, ocupando así un espacio valioso en las paredes, ¿por qué no ponerlos sobre las baldas? En el resto de paredes podrías poner, por ejemplo, pergaminos.

También estaría bien que introdujeras un poco de verde en el espacio de alguna forma, así que, deberías aprovechar dichos estantes para poner alguna planta, o poner cerca de la ventana una planta alta.