Saltar al contenido
Prodecoracion

32 ideas para decorar la pared de cama de matrimonio con cabeceros

cabeceros originales

¿Te está costando mucho decidirte por un cabecero para tu cama? Puede que, con los modelos que hay en las tiendas, te veas un poco delimitado por las tendencias y las modas. ¡Pero… hay muchas ideas para cabeceros originales que podrías hacer tú mismo!

A lo largo de este artículo de daremos decenas de ideas para cabeceros, ¡al mismo tiempo que alguna recomendación y consejos para que quede espectacular! ¿Listo? ¡Vamos haya…!

Tablas de madera

¿Te gusta mucho lo rústico? ¡Pues te presentamos un cabecero de diseño rústico que puedes hacer tú mismo con tablas de madera! Solo tienes que unirlas y colocarlas de manera uniforme, para que los laterales no queden tan rectos. Lo puedes hacer tanto con unas tablas en horizontal como vertical.

Un diseño minimalista


Ideas cabeceros

¿Te has decantado por una decoración nórdica? ¿Minimalista? ¡¿Contemporánea?! Este es el cabecero que más va a pegar con la decoración de tu cuarto. Puedes poner una simple tabla de madera en color blanco.

Pero, eso quedaría muy soso, ¿verdad? Pues compra unas láminas de madera adhesivas y pégalas a lo largo de todo el cabecero. Por un lado, tendrás el característico toque del diseño minimalista, al mismo tiempo que introduces el estilo rústico.

Maderas desgastadas

¿Te gusta el aspecto de la madera cuando tiene un tono desgastado? ¡Estupendo! Porque hay una opción muy atractiva para un cabecero: comprar uno de madera de aspecto desgastado.

O, si quieres ahorrarte un poco de dinero, puedes comprar unos tablones de madera, más o menos de la medida de tu cama, pintarlos, tratarlos con algún líquido que lo haga parecer más viejo y… ¡woalá! Solo tienes que colgar los maderos de la pared y listo.

Tapicería clásica

La tapicería nunca pasa de moda en el mundo de los cabeceros, y para las habitaciones modernas y contemporáneas te viene bien para introducir un elemento vintage. ¿Y para los cuartos chic? ¡Quedan de lujo!

Un tapizado de flores, animales, formas geométricas… ¡intenta ser tan original como sea posible a la hora de elegir un cabecero de este estilo!

¿Un cabecero formado por varias piezas?

¿Eres una persona paciente? ¿Y perfeccionista? ¡Este es el cabecero para ti! Puede ser con pequeñas piezas acolchadas, de madera o de piedra… distribúyelas por la pared del cabecero formando uno con la forma que a ti más te guste. ¡Ideal para las personas que buscan algo con lo que arriesgarse en la decoración de su hogar!

Restaura un viejo cabecero

¿Tenías algún familiar en el campo que tenía un viejo cabecero? ¡Ya tienes la pieza ideal para aportar carácter a tu dormitorio! Solo va a necesitar un poco de trabajo para restaurarlo. No, no lo tienes que dejar como nuevo, solo pulir unos cuantos detalles… ¡y tendrás cabecero para tu hogar!

Con un toque extra

¿Te acuerdas que al principio del todo te hemos dicho que podías poner un cabecero fabricado con tablas de madera? ¡Pues puedes darle un toque especial! En la zona del techo puedes poner una hilera, que simule que es una rama, con pequeñas bombillas. ¡Ideal para conseguir una decoración fabulosa!

¿Y solo poner una leja?

¡Qué no te engañen! Un cabecero no tiene por qué ser una pieza, sino cualquier cosa que pongas en la pared en la que apoyes la cabeza. ¿Te gustan las decoraciones sencillas y minimalistas? ¡Pon una balda sobre la cama con unas preciosas luces brillantes con forma de flor! ¡Le dará un toque muy romántico!

Palos de madera


cabecero original con juncos

No, no te estamos tomando el pelo. ¿Buscabas una idea original para un cabecero para la cama? ¿Qué puede haber más originales que un cabecero formado por palos? Palos de madera, juncos, de bambú… ¡Ya verás cómo queda muy original y le da un toque nórdico y rústico a la decoración de tu dormitorio!

¿Una cortina como cabecero?

¿Estás completamente seguro que no vas a poner ningún cuadro en la zona del cabecero de la cama? ¡Pues cubre toda la pared por una cortina que quede encajada bajo el colchón de la cama! Si quieres darle un toque más especial, puede ser una cortina de luces para crear un poco de romance por las noches.

¿Usar la ventana como cabecero?

¿Es tu dormitorio estrecho? ¿La habitación de tus hijos? ¿El cuarto de invitados? ¡Pues te vamos a dar una solución económica para tener un cabecero original: usar la ventana! Coloca la cama justo debajo de la ventana, con un par de baldas a cada lado para poner algunos libros y objetos decorativos. ¡Una opción, bonita y barata!

Dale un toque personal al cabecero

Igual, tras comprar el cabecero, no lo sientes como completamente tuyo. ¿Te pasa eso? Hay una solución sencilla: darle un toque personal. Por ejemplo, si es un cabecero de tablones de madera, le das una capa de pintura y, aparte, firmas con tu nombre. ¡Más personal imposible!

Si es para un cuarto de niños, junto con ellos podéis pintar animales y una especie de bosque. ¡Y luego firmarlo con su nombre! O comprar un cabecero que tenga las iniciales de cada uno.

Diferentes estilos de madera


cabeceros con diferentes tipos de madera

¿Qué tal si apuestas por algo llamativo combinando diferentes tipos de tablones de madera en el cabecero? ¿O qué cada pieza sea de un color? ¿O tenga un tipo de desgaste diferente? ¡Nada aporta más carácter a la decoración de un dormitorio que eso!

Un cabecero formado por estanterías

Exactamente este estilo no consiste en poner estantes en la zona del cabecero. Más bien esa zona la puedes usar para poner un cuadro o algo decorativo que sea llamativo. Entonces, a cada lado de la cama, se alzarán dos enormes estanterías unidas por un mueble en suspensión abierto. ¡Ideal para las habitaciones pequeñas!

¿Qué tal con papel estampado?

¿Querías una idea original para un cabecero para la habitación del dormitorio? Puede estar tapizado con papel estampado, con diferentes dibujos o incluir un texto con un estilo de letra que sea imposible de leer, así como ilustraciones… ¡por ejemplo con fotografías de Nueva York o los tan populares cabeceros londinenses!

Un cuadro de luces

¿Te gusta que por la noche haya un poco de luz en tu cuarto? ¿Qué tal poner un cuadro de luces como el cabecero de tu cama? Una idea romántica y perfecta para los que les gusta relajarse viendo el reflejo de la luz por las paredes del cuarto.

Un combinado de cuadrados tapizados

¿Qué puede haber más originales que combinar una serie de cuadrados tapizados en diferentes tonos y con diferentes formas? ¡Una decoración totalmente ecléctica para tu dormitorio! Mezcla colores, estilos, texturas… ¡será ideal!

Forma un cabecero con fotografías

Lo que para algunos puede ser un simple collage, para ti puede ser un cabecero de ensueño. Recubre la pared con madera (o un papel pintado que simule la madera) y coloca tantas fotografías como sea necesario para hacer un cabecero precioso por encima de vuestras cabezas. ¿No es la mejor opción decorativa para tu cuarto?

Usa palets

cabeceros de palets


Es increíble la gran cantidad de formas que hay para reutilizar los palets, ¿verdad? También se pueden reutilizar para hacer un sencillo cabecero. Si lo combinas con un palet más grande que cumpla la función de somier, ¡quedará perfecto!

Coloca algunas plantas que caigan

¿Te interesa poner algo de vegetación en tu dormitorio, pero no encuentras el lugar? ¡El cabecero puede ser perfecto! Si cubres la pared con una madera, puedes poner algunas plantas o flores que caigan hacía tu cabeza. Lo ideal sería que fueran de plástico, pero si crees que las vas a cuidar bien, entonces pon auténticas.

Reutiliza las ventanas

¿Tienes ventanas antiguas en casa que hayas cambiado hace poco? ¡No las tires! Puedes reaprovechar parte de estas, por ejemplo, la zona de la madera con tablones formando cuadros que había en el cristal, para hacer un cabecero único y original. Si a otras les queda bien, ¿por qué no a ti?

Unas viejas puertas rústicas…

Si se pueden reutilizar unas viejas ventanas, ¿por qué no se va a poder hacer lo mismo con unas viejas puertas de diseño rústico? Esas grandes y viejas puertas de caseríos y casas de campo que tanto costaba abrir… ¡son un accesorio ideal para poner como cabecero en tu cama!

Una cómoda

¿Quién ha dicho que el cabecero tenga que ser algo que esté sujetado a la pared? ¡Una cómoda también te puede servir como cabecero! Compra una de una altura mayor que la cama, y así podrás poner un montón de accesorios sobre la tabla.

¿Y para la pared? Pues puedes cubrirla con papel pintado, colocar baldas, un cuadro enorme para que sea una pieza decorativa destacable en tu dormitorio…

Con forma de casita

¿El cabecero que estás buscando es para el cuarto de tus hijos? ¡Está idea para un cabecero infantil te encantará! Se trata de darle forma de una pequeña casita. La casita cubrirá la zona de la cabeza, y en el interior podría tener una pequeña balda para poner unos libros, sus juguetes favoritos… ¡e incluso un pequeño foco para iluminarle por la noche!

Fabrica un cabecero con remos

Cabeceros originales con remos

¿Te gusta mucho la decoración náutica y quieres expresarlo en tu dormitorio? ¡Compra un puñado de remos y ponlos en la pared! Al igual que al usar palos, se consigue un efecto visual bastante impactante y fabuloso. ¡Pocas opciones superarán a esta!

¿Qué tal un cabecero para cambiarlo y personalizarlo cada día?

¿Eres de los que enseguida se cansa de lo que tiene en la habitación y, además, que le gusta expresar algo? Pues aquí tienes una idea muy original para un cabecero: poner una pizarra. En efecto, una pizarra. Cubre la pared con pizarra, y así cada día, podrás cambiar la decoración de tu cabecero con unos dibujos vistosos y llamativos.

El clásico cabecero de capitoné

¿Te gusta lo clásico? Y, además, ¿quieres darle un toque vintage a la decoración de tu hogar? Te recomendamos buscar un cabecero de capitoné. Un diseño que queda muy bien a nivel de suelo y colgado de la pared. ¡A tu gusto personal!

Una alfombra

¿Te gusta decorar las paredes de tu casa con cosas sencillas y que, por supuesto, no cuesten mucho dinero? ¡Pues pon una alfombra que sirva como cabecero! Esta la puedes colgar de la pared, pegándola o con clavos, para asegurarte que no se caiga, o bien colgar una barra que recorra la cama de un extremo a otro y colgarla de ella.

Para algunos puede ser una técnica un poco vaga y, hasta muy rudimentaria. Pero, una vez que está colocada, ¡no te arrepentirás de haber tomado esa decisión!

Espejos

Quizás sea una idea un poco arriesgada, sobre todo si eres persona de darte muchos cabezazos. Pero, ¿estéticamente? Es de las mejores opciones a las que podrás recurrir a la hora de decorar tu dormitorio con cabeceros.

Puedes poner los espejos sobre el colchón de la cama o que estos lleguen desde el suelo hasta el techo. Eso sí, no pongas más de tres, porque entonces el espacio se verá un poco recargado por el reflejo.

Reutiliza tu viejo biombo

¿Tienes un biombo en casa que ya no utilizas? ¡Pues te vamos a dar una idea genial para sacarle provecho: convertirlo en cabecero! Despliégalo y cuélgalo de la de la pared. Si tiene un diseño vistoso, todo el mundo se fijará en él cuando entren a ver tu dormitorio.

Cabecero de hierro


cabeceros de hierro

¿Qué tal volver un poco al pasado poniendo un cabecero con barras de hierro? La parte superior puede tener alguna curva, y hacer parecer que el cabecero se va volviendo más grande según se acerca al centro. O con un diseño irregular… ¡ideal para los que les gustan los dormitorios con un ligero toque vintage!

Formado por libros

No, no te están engañando tus ojos. ¿No has pensado nunca en hacer un cabecero formado por libros? Abre unos cuantos libros, pégalos bien a la pared, y así cada día podrás leer tus pasajes favoritos… ¡es una solución bastante económica y original!