Saltar al contenido
Prodecoracion

8 ideas para la decoración de cuartos para niñas

ideas para la decoración de cuartos para niñas

¿Ha llegado el momento de decorar la habitación de tu hija? ¿No sabes cómo aprovechar el espacio al máximo para darle una estancia agradable a tu pequeña? Pues te vamos a dar una serie de ideas para decorar un dormitorio para niñas, ¡qué quedará de lujo!

No te pierdas ningún detalle de lo que te vamos a contar a continuación, y verás como a tu pequeña le va a encantar.

Adapta la estancia a su edad

¿Acaso es lo mismo un dormitorio para una niña pequeña que para una adolescente? Esta más que claro que no, de modo que vas a tener que adaptar el espacio a lo que tu hija pueda necesitar según su edad.

Si es pequeña, con un espacio más sencillo, con lo justo para almacenar sus juguetes y para tener guardada la ropa, más que suficiente. En cambio, según se vaya haciendo mayor, tendrás que incorporar otros elementos como un escritorio, algún mueble de almacenaje extra…

Algo que podrías hacer es crear un espacio con un diseño atemporal, que se ajuste a lo que necesitaría una niña pequeña, pero que servirá según se vaya haciendo mayor. De este modo, durará más tiempo y no tendrás que preocuparte de cambiar la decoración del cuarto de la niña tan seguido.

El color en la habitación de las niñas


decoracion de cuartos para niñas

Aunque estemos en pleno siglo XXI, se sigue el tópico de que porque sea una niña se debe pintar su habitación de color rosa. Si a tu hija le encanta, muy bien, píntale las paredes de color rosa.

No obstante, ten en cuenta que el color influye mucho en la decoración de una habitación para niñas. Por ejemplo, si la habitación es pequeña, en color rosa no dirá nada, así que tendrías que pintarla en color blanco. Si es grande, podrías optar por un azul o un verde. El color rosa siempre lo podrás introducir a través del mobiliario en el caso de que, a tu hija, o hijas, les gustase.

Y piensa que no siempre tiene porque ser rosa, hay otros colores que se suelen utilizar para pintar cuartos de niñas, como el violeta, el morado o una combinación de rosa con otro color.

Combina bien la luz natural con la artificial

La luz natural siempre es importante a la hora de decorar cualquier espacio, pero esta debe ser la suficiente para poder ayudar a tu hija mientras esté haciendo cualquier cosa en la habitación sin necesidad de usar una lámpara. Pero, al mismo tiempo, no debe ser cegadora.

Así pues, ponle un estor en la habitación, o unas cortinas con ilustraciones de sus personajes favoritos, para que ella misma pueda decidir cuándo dejar entrar la luz en el cuarto. Y para la noche, que cuente con una lámpara del techo acorde a la decoración del cuarto. Si es un poco infantil, pues una lámpara con unos dibujos de personajes Disney, por ejemplo. Si tiene un toque minimalista, puede ser una lámpara con una pantalla de papel.

En la mesita de noche también es importante que tenga alguna lámpara, sobre todo si es una lectora empedernida, pues con la luz del techo no verá muy bien. En el caso de tener literas, intenta poner a cada una un sistema de iluminación independiente para la noche.

Tus hijas comparten habitación, ¿qué hacer?


cuartos para niñas

Existe un error muy común que es el decidir poner dos camas por separado en un dormitorio. Claro, se busca que cada hija tenga su propio espacio. Pero, en las habitaciones pequeñas, esto lo único que acaba siendo es una gran molestia, porque roban mucho espacio. Incluso en los dormitorios de tamaño medio supone una pérdida de espacio importante.

Así que, al decorar el dormitorio para tus hijas, piensa en poner unas literas. Estas no tienen por qué ser en blanco ni color madera, sino tener color rosa, azul, verde… ¡el que les guste a ellas! Y en lugar de las típicas literas, podrías comprar las literas tipo tren, ideales para habitaciones un poco más grandes, y que ofrecen un espacio independiente para cada una.

Compra todo un módulo de muebles, para que te salga más barato

Aunque tu hija ahora mismo sea muy pequeña y recién la acabes de pasar a la cama, piensa que irá creciendo, y con el tiempo necesitará mucho espacio de almacenaje. Así que, deberías comprarle todo un módulo de muebles que se componga por una cama, un escritorio y el armario. Incluso algunos tienen estantes para poner en la pared.

Vinilos y detalles en las paredes

A todos los niños les gusta tener ilustraciones y figuras de sus personajes favoritos en el dormitorio, así que, ¿por qué no cumplir su sueño? Podrías comprar algún papel pintado para cubrir las paredes del dormitorio de tu niña o unos vinilos con ilustraciones de los protagonistas de las series que tanto le gustan.

Colgar algunos elementos en las paredes también aportará mucho, como algún cuadro, comprarle un reloj con dibujos de ese personaje que tanto le gusta, algunos peluches expuestos en las baldas…

Espacio de almacenaje


ideas para cuartos

Te guste o no, todos los niños acaban teniendo muchos juguetes y mucha ropa. Y no es nada recomendable que tenga ambas cosas juntas en el mismo mueble, porque lo acabará llenando en muy poco tiempo.

Así pues, deberías comprarle un mueble que sirva para guardar sus juguetes, como un baúl, dejando así el armario libre para poder guardar su ropa. Al comprarle una cama, piensa en comprar una cama nido. Por un lado, le vendrá bien porque podrá llevar a algún amigo a dormir, y por otro contará con unos cajones con bastante espacio de almacenaje.

Plantéate el poner algunos estantes o baldas en las paredes, para que gane un poco más de espacio de almacenaje.

¿Cómo distribuir los muebles en la decoración de un cuarto para niña?

¿Estás teniendo problemas para decidir donde debes poner cada cosa? En realidad, es bastante sencillo. El escritorio siempre debe estar bajo la ventana, para que así pueda disfrutar de la máxima cantidad de luz natural para trabajar.

En cambio, la cama debe estar en la pared contraria, o en la que esté justo al lado del escritorio, para evitar que la luz del sol sea un problema por las mañanas. El armario en la pared libre, aunque sería ideal si este fuera empotrado.

Otra opción, y con la que te ahorrarías muchos problemas, sería comprar un módulo de muebles en forma de “U”, lo que dejaría el centro de la habitación libre para que pudiera jugar a su gusto.