Saltar al contenido
Prodecoracion

10 combinaciones de colores para tu cocina moderna

Decorar cocinas modernas

Las cocinas no tienen por qué ser blancas o grises. Puedes combinar colores o tirar por apuestas un poco más arriesgadas, lo cual se ha convertido en una característica común en las cocinas modernas.

¿Quieres algunos consejos de cocinas de colores modernos? ¿Cuáles son las mejores combinaciones? ¿Qué tienes que hacer para tener unas cocinas de lujo? ¡Sigue leyendo y te lo desvelaremos todo en unas cuantas ideas!

Madera, blanco y verde

¿No tienes una cocina con mucho espacio, pero te gustaría introducir algún color llamativo como el verde? Muy bien, pues hay una forma muy sencilla de conseguirlo. Los muebles serán de dos tonalidades: los que estén en la encimera en blanco y los del resto de la cocina en madera natural.

Pero, ¿y el verde? ¿Dónde estará? En la pared de la encimera, en otras palabras, en el salpicadero. Un color verde fuerte y que traerá mucha alegría a la decoración de tu cocina. Te podemos decir que esta combinación también te servirá para un azul, un rojo o un amarillo.

Azul claro y madera, la combinación perfecta

Colores para decorar una cocina moderna

¿No te quieres arriesgar mucho con colores para tu cocina moderna? ¿Y además esta no es muy grande? Ya te lo hemos dicho muchas veces: para lograr que un espacio se vea un poco más grande de lo que es hay que recurrir a colores claros. Y, por supuesto, este no siempre tiene que ser el blanco.

Ni tampoco debe ser el gris u otro tono neutro, que seguro que se te ha pasado por la cabeza. No, te estamos hablando de un tono azulado claro que estará presente en el revestimiento de los muebles. Compra los muebles fabricados en madera en este color, con la encimera, o la tabla de la mesa, en madera natural. Es una combinación que apenas parece que robe espacio a la cocina.

En cuanto a las paredes, para hacer contraste pueden ser en el mismo color que los muebles o bien en un tono blanquecino mezclado con este azul claro, para que así también esté presente en esta parte de la cocina. Si va a haber muebles en las paredes, entonces escoge el blanco para estas, para no abusar del azul claro.

Combinando tonos suaves y neutros

Otra forma de hacer lucir tu cocina con un aspecto moderno es elegir unos colores neutros que se vean suaves, como por ejemplo un color beige mezclado con un gris muy claro y algo de blanco en las paredes.

Si decides poner azulejos, nuestro consejo es que el beige esté presente en los azulejos y dejes el gris para los adornos de los muebles, como puedan ser las puertas o la piedra de la isla y la encimera. Claro que también puedes elegir otra tonalidad de un color pastel para el revestimiento de los muebles. Lo importante es que sean claros, y que con ayuda de la iluminación natural tu cocina parezca más grande de lo que es.

Blanco con color turquesa

En lugar de tener el color gris presente en la cocina, ¿qué tal solo utilizar el blanco con el color turquesa para darle un toque distintivo? En este caso, el blanco será el protagonista de las paredes y de gran parte de los muebles.

¿Qué papel va a jugar entonces el color turquesa? Será el color de las puertas de los armarios, la pared de la isla, la tabla de la mesa, los textiles… Para que quede bien no estaría de más que las puertas de los armarios fueran de cristal templado. Aunque si estas son de madera, y están bien pintadas, también quedará muy bien la combinación.

Una combinación triple: turquesa, gris claro y blanco

colores de cocinas modernas

En lugar de limitarte tan solo a un color, ¿por qué no emplear tres? Deja que cada una ocupe una parte de la sala. Por ejemplo, el color turquesa puede ser el que cubra las paredes, mientras que el color blanco primará en los muebles y el gris claro servirá para darles un toque diferente a los muebles, pudiendo estar presente en la tabla de la mesa o de la isla, en líneas sobre el color turquesa…

Aparte, también podrías incluir el color de las paredes en los textiles, como el tapizado de las sillas o en una alfombra que haya frente a la encimera. Tanto si escoges esta combinación como una diferente, tu cocina se verá más alegre y llamativa que si simplemente fuera de color blanco.

Contraste jugando con las formas y las texturas

Cuando se va a decorar una cocina moderna, esto no quiere decir que te vayas a la tienda a comprarte la más reciente del catálogo. Una cocina moderna es aquella en la que se sabe utilizar bien todos los materiales a tu favor. Por ejemplo, los muebles no tienen por qué ser de líneas rectas ni llegar hasta el suelo, ni tampoco tienen porque ser cerrados.

En segundo lugar, tampoco tienen porque ser totalmente lisos. Si tienes una isla, o vas a poner una mesa en la cocina, esta puede estar recubierta con un material que simule la madera o la piedra, para diferenciarse bien de los muebles de la cocina. Esto, aparte, te ayudará a darle un toque ecléctico a la decoración.

Por otro lado, debes introducir algún elemento llamativo, como puede ser una campana de cobre o electrodomésticos que tengan un ligero toque retro. Ya sabes que en la decoración moderna que los objetos tengan un ligero toque vintage siempre es bien recibido.

¿Hace falta la ventana?

No serías el primero que se llevase una sorpresa de toparse con que la cocina de su casa no tiene ventana. Y estos casos solo te quedan dos soluciones: resignarte o bien trasladarla a otra habitación que sí que la tenga.

En este tipo de espacios priman los colores claros, como el color blanco para la estructura de los muebles, los tonos madera para la encimera y los pequeños detalles. Pero, ¿qué pasa con las paredes? Pues un color llamativo como un verde o un azul turquesa para que quede bien.

Por último, hay que saber jugar muy bien con la iluminación artificial para no tener problemas por la falta de luz natural. Así que, en el techo coloca unos focos empotrados bien repartidos, o una gran lámpara para iluminar toda la estancia. Si tienes armarios en las pareces, instala una luz auxiliar debajo de estos para iluminar la encimera, o bien focos justo encimera de la zona en la que vas a cocinar. Ya verás como no echas de menos la ventana para nada.

Detalles llamativos

Cocinas modernas con detalles llamativos

Aparte de preocuparte por los colores para una cocina moderna, también es importante intentar añadir algunos detalles llamativos, como pueda ser que los azulejos del salpicadero tengan algún tipo de dibujo o que la campana sea de piedra en lugar de una de metal. O por lo menos que el revestimiento simule este material.

También puedes incluir una isla que esté fabricada completamente con mármol con unas sillas de madera a modo de taburetes, como si estuvieras en un bar. O bien poner una mesa para la cocina de estilo rústico con sillas que sean taburetes, en lugar de las clásicas sillas e comedor.

Acero inoxidable con colores claros

Comprar los electrodomésticos en acero inoxidable no es nada raro en las cocinas modernas, pero el problema está en encontrar los tonos que puedan crear el contraste adecuado con este tipo de acabado.

Pues bien, en las paredes debes escoger un color blanquecino o un gris, mientras que para los muebles de la cocina escoge un color claro pero llamativo, como un verde azulado o azul verdoso, aunque también queda bien un tono clarito de colores como el amarillo, el rojo o el verde. Para hacer un poco de contraste entre los materiales, que los muebles sean en madera. Aunque si quieres una cocina muy moderna, estos también pueden tener las puertas de cristal templado.

Azul cielo en las puertas de tus muebles

¿Una cocina pequeña? ¿Estáis recién casados y sois jóvenes? El color que debe estar presente en tu cocina sin lugar a dudas es el color azul cielo.

Pero únicamente en parte de los muebles, en todos sería demasiado impactante visualmente. Para que destaque, el azul cielo debe estar en los muebles de la pared, mientras que los de debajo serán en blanco o en color madera con una encimera de madera. Para darle un toque más dinámico, los azulejos pueden ser hidráulicos y más coloridos.

Algunos consejos a la hora de montar cocinas modernas

Con todas las combinaciones de colores para cocinas modernas que te hemos dado ya tendrías más que suficiente para empezar a montar la tuya. Pero, aparte, te vamos a dar algunos consejos extra para montarla.

Ideas para la decoracion de cocinas modernas

Los colores llamativos siempre en cristal templado

Rojo, amarillo, azul oscuro, negro… en ocasiones uno quiere tener estos colores presentes en los muebles de su cocina, pero en madera quedan un poco mal, salvo que el acabado sea muy sencillo.

Así pues, ¿cómo los puedes incluir? Comprando muebles que tengan las puertas en cristal templado. Es un material muy dinámico y que se ajusta muy bien a todo tipo de colores, por lo que es perfecto para colores fuertes. Además, que el cristal templado esté presente en las cocinas modernas es algo muy habitual. Eso sí, solo en los armarios de arriba, en los de bajo sería abusar demasiado de estos colores.

Por otro lado, y como te hemos dicho en una de las ideas para colores de cocinas modernas que te hemos dado, estos colores también pueden estar presentes en la pared de la encimera de tu cocina.

No tiene por qué haber armarios en las paredes

Lo de que haya armarios en las paredes debes saber que es opcional. Simplemente es una práctica que se puso de moda porque las cocinas eran pequeñas y se necesitaba espacio de almacenaje.

Pero, ¿tú necesitas más espacio o con los muebles inferiores tendrás suficiente? Piensa que, aparte, siempre montar un mueble que llegue hasta el techo con algunos cajones y armarios en la parte inferior con baldas. ¿Para qué llenar las paredes y hacer parecer que el espacio parezca más pequeño?

Cuando dejas las paredes sin nada, puedes poner algunas baldas para tener expuestos algunos objetos de cocina, poner colgadores para las sartenes o los utensilios que uses. Aunque, también las puedes dejar vacías y que así que la campana extractora se convierta en la protagonista.

¿Paredes con o sin azulejos?

¿Por qué una cocina tenga azulejos ya no va a ser moderna? Quítate esa idea de la cabeza. Es cierto que en las cocinas modernas es común desprenderse de los azulejos salvo en la zona del salpicadero, pero eso no quiere decir que no puedan estar en las paredes.

De hecho, busca por Internet y verás como sí que se utilizan azulejos para vestir las paredes de las cocinas modernas. Es solo que estos azulejos son lisos, sin detalles y que parecen que formen una sola pieza, aunque en verdad la pared esté recubierto de varios de ellos.

Ahora bien, también puedes optar por la otra opción de pasar de los azulejos y dejar las paredes totalmente lisas, poniéndolos únicamente en la zona de la encimera. Aunque, como ya te hemos dicho antes en una de nuestras ideas, las paredes pueden quedar también lisas en esta zona, o elegir un azulejo llamativo del tipo hidráulico con dibujos y formas para introducir algún matiz de color diferente en la decoración.