Saltar al contenido
Prodecoracion

Bancos Habitat, ahorra espacio y gana comodidad

Bancos Habitat

¿Y si buscases algo completamente nuevo para tu hogar? Por ejemplo, los bancos Habitat.

Un mueble que te interesará mucho, ya que lo puedes utilizar en el interior y el exterior de tu casa. Estas opciones te encantarán.

Bancos para cocina y comedor

Un cómodo banco recubierto en tela

Interesante propuesta en bancos de diseño Habitat. Un estilo ligero y chic, pero que es retro y moderno al mismo tiempo. Un banco que puedes ubicar a los pies de la cama, con un diseño atemporal y refinado.

Se adapta a los dormitorios modernos, así como a los dormitorios con estilo clásico. Recubierto con tela, es el lugar perfecto en el que sentarte para cambiarte el calzado.

En el espacio inferior podrás tener tus zapatos organizados y así no tendrás que perder el tiempo buscando los zapatos que necesitas. ¡Lo mejor en bancos Habitat!

¿Un modelo cómodo y práctico para jardín?

Cuando recibes visitas, es bueno tener siempre un sitio para invitados. Ahí entran en juego los bancos Habitat. El modelo Tico II es un banco de exterior, con líneas despojadas y fabricado en fibra de piedra gris de cemento.

Su apariencia recuerda a la de un mineral, con un aspecto liviano. Sin florituras, es un banco de diseño muy resistente. Fácil de transportar para ponerlo a cubierto cuando hace mal tiempo.

Su diseño sencillo lo hace perfecto para ser un mueble de jardín. Excelente calidad y con un precio tan barato que podrás comprar varios para cuando invites a muchos amigos a comer.

Algo más sencillo, para el dormitorio

¿Para qué quieres mirar bancos Habitat? ¿Para encontrar uno para los pies de tu cama? ¿Quizás para la entrada? ¿La habitación de tus hijos? La mejor solución es buscar bancos modernos, como el modelo Asteroid 2.

Diseñado con los materiales más resistentes, es una de tus mejores opciones si quieres ahorrar algo de dinero. Primero de todo cuenta con un diseño minimalista, lo que hace que encaje en cualquier tipo de decoración.

Es un mueble muy útil, que podrás ubicar a los pies de tu cama o en la entrada. Bajo este hay bastante espacio para apilar las cajas de tus zapatos. Podrás cambiarte de calzado sentado cómodamente en él. ¿O tienes un zapatero en la entrada?

¡En ese caso ponlo en el recibidor! No está diseñado para exteriores, pero en verano puedes sacarlo al balcón para comer con los amigos o la familia. No te decepcionará y durará muchos años, no importa lo mucho que lo uses.